Infidelidades

Relatos porno de Infidelidades,¬†encontrar√°s historias donde el adulterio o infidelidad, los cuernos, el enga√Īo y la traici√≥n son el pan nuestro de cada d√≠a.

Mis primeros cuernos como yo los pedí

Hola a todos, leyendo algunos buenos relatos de este magn√≠fico sitio TopRelatos.Com, me vinieron a mi mente aquellos meses en que me naci√≥ la curiosidad y excitaci√≥n de convertirme en un cornudo m√°s. Casado con Silvia, una mujer bonita de cara, blanca, bajita de 1.60 mts pero con muy buen cuerpo, piernas bien torneadas, nalgas …

Mis primeros cuernos como yo los pedí

Cómo me hicieron cornudo e iniciamos en el swinger

C√≥mo me hicieron cornudo Les voy a contar como me hicieron cornudo y de como entramos a este maravilloso mundo de swinger. Mi nombre es Eduardo, tengo 32 a√Īos y mi esposa se llama teresa de 29. Somos del estado de M√©xico, llevamos 12 a√Īos de casados. Todo comenz√≥ cuando ten√≠amos 4 a√Īos de casados, …

Cómo me hicieron cornudo e iniciamos en el swinger

Un fugaz romance con la tía de mi esposa

Para m√≠ fue un poco dif√≠cil decidir en qu√© categor√≠a poner este relato. No lo considero como incesto porque para m√≠ eso solo aplica con la familia de sangre, no con la pol√≠tica. Hab√≠a pensado en sexo con maduras, pero aunque es ya madre de dos j√≥venes, cuando pas√≥ esto no era ella tan grande. …

Un fugaz romance con la tía de mi esposa

La vecina joven necesitada hasta quedar agotada

Este relato es ver√≠dico, este relato es la continuaci√≥n de la vecina ardiente, corr√≠a el a√Īo 83, estaba en concubinato, ella trabajaba en una f√°brica textil, yo hab√≠a d√≠as que quedaba solo, enfrente de la casa viv√≠a una chica que en ese tiempo ten√≠a 20 a√Īos, estaba casada con un alba√Īil y aparte hacia boxeo, …

La vecina joven necesitada hasta quedar agotada

Me pre√Ī√© de otro y mi esposo no lo sabe

Hola soy Nayeli Ivette, bueno mi historia comienza desde que empec√© mi relaci√≥n con mi ahora esposo Christian, era muy lindo, atento y rom√°ntico pero en lo sexual era horrible, su pene era del tama√Īo de mi dedo me√Īique y nunca lograba satisfacerme. Es m√°s hasta despu√©s se volvi√≥ impotente. Todo eso me frustraba horrible …

Me pre√Ī√© de otro y mi esposo no lo sabe

Scroll al inicio