Anécdotas de Mary mi esposa: Un jovencillo chavalo

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Hola a todos; No sé si éste será el último relato que escriba acerca de las vivencias mías y de mi esposa Mary porque lo ocurrido hace ya mucho tiempo pues se olvidan al paso de los años. Para los que han leído los anteriores, les refresco de manera breve lo que antes compartí con ustedes.

Mary y yo, Héctor somos un matrimonio que con el correr del tiempo formamos una familia que en el tiempo que empiezo a relatar nuestras aventuras, éramos jóvenes; ella de 28 y yo de 32 con dos hijos pequeños, el niño de 7 y la nena de 3. Y, tal como lo relato, llevábamos una vida normal, ambos trabajando, los niños al cuidado de una muchacha y sin problemas mayores. 😂

Es en éste ambiente que de mutuo acuerdo es que yo le permito a mi esposa que tenga novio, pero como lo narré antes, el muchacho éste era un jovencillo chavalo que apenas estaba llegando a sus dieciocho años y, el acuerdo era que como él era amigo mío (lo conocí en un curso que estaba yo tomando por las tardes).

Empecé a llevarlo a mi casa y, de ahí nació la amistad y el acercamiento, Panchito no debería por ningún motivo saber que ella tenía mi consentimiento para andar con él. En mis relatos anteriores describo cómo fué que mi esposa le empezó a coquetear y a insinuarse a espaldas mías hasta que Panchito dió el primer paso y cayó. 👍🏼 Anécdotas de Mary mi esposa

Después que mi esposa le dió las nalgas, el cuate éste se entusiasmó con ella tanto que el pretexto que había para visitarme a mí y practicar lo que estábamos aprendiendo en el curso se hizo a un lado. Ahora, el motivo principal era Mary, pero como estaba muy inexperto no sabía disimular, entonces yo tenía que hacerme el pendejo y de la vista gorda.

Aquí, cabe mencionarles que yo siempre fuí muy morboso, me excitaba mucho con revistas, literatura erótica, películas, etc. De ahí que cuando mi esposa me descubre ésta afición mía, al principio me dice que estoy mal de la cabeza pero con el tiempo me llega a entender, y es cuando después de mucho hablar la convenzo de que yo estaría feliz de verla algún día coger con otro.

Entonces, cuando llegamos al punto de que si se iba a hacer que ella tuviera un amante pues una vez seleccionado el candidato, la dejé que ella misma tomara la iniciativa con Pancho, osea que ella misma lo conquistó. Y, esta aventura duró poquito más de dos años.

Mary resultó embarazada

Al final, como les contaba, Mary resultó embarazada. Sucede que ella siempre, después de que nació la nena, nosotros usábamos el método del ritmo o, a veces, yo terminaba afuera, así le hacíamos nuestra vida sexual.

Al llegar Pancho, Él acababa adentro de ella y para fortuna nuestra no pasó nada. Es cuando yo le recomiendo que le diga que se pusiera condón, pero él batallaba para conseguirlos, le daba vergüenza ir a la farmacia a comprarlos, entonces los compraba yo y mi vieja le decía que los agarraba de mi buró, Pero, pasa que a veces no le quedaban bien, su verga era más grande de lo normal y, se le zafaban en el mete y saca, y otra cosa, decía que no sentía igual, que ya no se iba a poner éso.

Así que él quería echar palo a riata pelona y acabar adentro. Es cuando mi esposa va a la clinica y allí le recetan la píldora, así que ya no habrá problemas y Panchito y yo nos convertimos en hermanitos de leche.

Dos años duró Mary con la píldora hasta que se la suspendieron porque ya era mucho y tenía que dejarla un tiempo. es cuando una ocasión me dice mi esposa que no le había bajado. Y es cuando los dos empezamos a sudar frío y a preocuparnos, más angustiado y preocupado estaba yo. Ella, no tanto. Y empezamos a hacer memoria de qué, cuándo y cómo habíamos estado el último mes. Y, quedamos igual. Ella había echado palo con los dos.

No había nada que hacer. Sobra decir que los nueve meses que siguieron fueron de una angustia constante.

Cuando mi esposa le dijo a Pancho que estaba embarazada, ella aprovechó para decirle que allí terminaba todo entre ellos, pero él no quiso. le dijo que no podía hacerle eso, que qué tal si la criatura era de él, mi esposa le dice; y si acaso fuera, qué le voy a decir yo a Héctor, no mejor ya vete.

Pues no quiso: Al contrario, se apegó más y más, Yo batallaba para hacerme el loco y fingir que no me daba cuenta. Resignada Mary dejó así las cosas, y Panchito seguía viniendo a la casa como siempre. Desde luego que ya que mi esposa empezó a notarse la barriga, pues me felicitó y me dijo que qué bueno que vas a ser papá otra vez.

Todo el transcurso del embarazo, igual mi esposa y yo seguíamos echando palo y, cuando Panchito venía a la casa los fines de semana y, yo por alguna razón me salía de la casa, ellos aprovechaban y cogían, nunca dejaron de coger ellos tampoco cada vez que se podía. Me decía Mary, que le preguntaba qué iba a pasar si resultaba que él era el papá.

Ella le decía que, de seguro Héctor me va a correr con todo y niño., porque ya para entonces sabíamos que era niño. LLegado el tiempo, el niño nació, y para fortuna de todos, a Dios las gracias, salió parecido a mí.

Así que, tiene sus riesgos ser cornudo. Ya después de la cuarentena y, la incapacidad de mi esposa, el chavo éste empezó a ausentarse hasta, que mi esposa me dice que ya lo va a cortar, que ya no se puede, que hasta ahí llegaron y, resignado le contesta que, bueno, pues ni modo, pero que quiere la despedida.

  • Mira que Jijo. Y, tú que le dijiste?
  • Pues, le dije que sí, deja que termine la cuarentena y, yo te digo cuando puedas venir.

Así que, el día señalado, una tarde de fin de semana me llevé a los niños a un parque de atracciones y dejé a mi esposa y al bebé solos en casa para que recibiera por última vez a su novio y le diera su despedida.

By: Anónimo 😂

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236