Un comentario fuera de tono

📋 Lecturas: ️9402
⏰ Tiempo estimado de lectura: 23:00 min.

Soy una mujer de 45 años casada con un hombre de 50 soy madre de dos hijos los cuales ya se independizaron. Hoy vivimos una vida tranquila aunque un poco tediosa pues aunque compartimos mucho, paseamos disfrutamos de buenos restaurantes y muy de vez en cuando bebemos algo de licor si es una reunión familiar. Pero en lo que tiene que ver las relaciones íntimas están casi olvidadas pues no se si es que mi esposo tiene problemas de erección o tal vez ya no le inspiro el sexo de otros tiempos; sin embargo no podemos estar el uno sin el otro.

Paseábamos por el centro de la ciudad pues mi marido ya es pensionado mirando una vitrina acá y otra allá mientras llegaba la hora de almorzar pues ya prácticamente todo nos parecía aburrido y mucho más si nos estábamos en casa pero aunque mi marido es de pocos amigos pues había sido policía y como todos sabemos a la policía poco la quieren sin embargo habiendo dejado el servicio hacia nuevos amigos de saludo y un poco de conversa; por mi parte el machismo de mi esposo no me permitía mirar con detenimiento a los hombres y en verdad tampoco me interesaba pues ya no tengo la belleza de la juventud perdí mucho peso al enfermar de tiroides y los medicamentos me habían secado por lo tanto ya mis curvas habían desaparecido.

Un día al pasar por el parque central de mi ciudad mientras yo iba tomada de su brazo un hombre se quedó mirándome con insistencia era como si me conociera pero jamás lo había visto y no sé porque se me soltó un comentario que no debí haber dicho: “uyyy pero casi me come con la mirada” mi esposo se volteó y me pregunto quién? ese tipo que paso no te diste cuenta? No sé qué pretendía yo pues conociendo a mi marido había podido provocar un incidente bochornoso; pero no fue así mi esposo le dio risa y me dijo es un amigo mío. yo lo mire pues jamás le conocí a ese amigo y le dije en serio? Si claro contesto. Pero eso no le da derecho.. con más veras ha debido ser más prudente. Debe ser que hoy estás más bonita que nunca entonces le di un codazo para que no se burlara de mí y tema olvidado.

Casi no permanecíamos en casa y mi esposo al no tener muchos amigos me invita a dar vueltas por el pueblo y de paso nos tomamos un refresco un café y miramos vitrinas; cuando de repente lo saludo un amigo y mi esposo me presento mire ella es mi esposa, el se quedó mirándome y con una sonrisa le dijo a mi esposo vea debe estar orgulloso de ella lo felicito. Mi esposo le contesto si muchas gracias lo que se me hizo extraño, mi esposo no es así, lo normal sería que lo hubiese insultado sin embargo nos invitó a tomar algo a la cafetería y ahí supe que era viudo que vivía solo y que no tenía hijos; era un hombre robusto un poco velludo de brazos gruesos sin panza parecía ser deportista y tal vez menor que yo un poquito.

En medio de la charla le dijo a mi marido que estaba bregando a comprar un lote en tierra caliente pues no le gustaba el clima frio. Había sufrido un accidente de trabajo en una empresa de aviación y había sido indemnizado y pensionado. Según el lo habían considerado no apto para volar o maniobrar aviones por lo que no necesitaba trabajar y quería irse para tierra caliente.

Entre más lo escuchaba más me parecía encantador y no perdía palabra ni oportunidad para hacerle preguntas. y el muy amablemente me contestaba haciendo a un lado totalmente a mi marido que se suponía era su amigo y pretendían recordar viejos tiempos.

Mi esposo estaba feliz y no sabia porque

El tiempo se nos pasó y el amigo de mi esposo pago la cuenta y le dio las gracias a mi esposo por el rato de charla que habíamos pasado; en cuanto salió mi esposo reía y yo no sabía porque? Al preguntarle me dijo: ese es el hijo de puta que casi te come con la mirada en el parque pero parece que ahora es al revés eras tu la que parcia querer comérselo jajajajajaj

Yo quede avergonzada sin saber que decir hasta ese momento caí en cuenta que mi esposo estuvo en silencio todo el tiempo y yo me apodere de su dialogo y no los deje cruzar palabra. Era obvio que mi marido noto la atracción que sentí hacia el pero lo que no encajaba era por qué mi marido no se comportaba como normalmente lo hacía machista posesivo grotesco celoso. Para no acabar de embarrarla preferí quedarme callada y sin comentarios.

Ya en casa mi esposo se comportó extraño pues empezó a manosearme y a acariciarme pidiendo sexo y pues ya era hora, hacía mucho rato no lo hacíamos. Lo cual me pareció excitante pero cuando ya estábamos a punto del clímax mi marido me dijo que le excitaba mucho ver que en verdad ese amigo casi me comía con la mirada que lo había hecho caer en cuenta lo hermosa que aún era yo. y entro en orgasmo se volvió como loco y me vine con el porque le soy sincera el comentario me dio morbo.

Un día el señor golpeo en la puerta yo quede petrificada: ¿cómo sabia donde vivíamos? y pregunto por mi marido entro se sentó y se pusieron a hablar de unos lotes que tiene mi marido en tierra caliente solo los teníamos como lotes de engorde no para ningún proyecto y hablaron del precio y programaron viaje para ir a verlos.

Ese día llego el señor en carro propio ni idea de que tuviera carro pero desafortunadamente mi marido le dijo que había amanecido muy mal que parecía tener fiebre y dolor de cuerpo que así no viajaría el señor frustrado le dijo a mi marido que programáramos otro día entonces mi marido le dijo que yo podía mostrárselos que no había problema. Quede muda pues como me iba a ir sola con un desconocido y le dije a mi esposo en secreto que yo no iria por allá con un desconocido además los lotes quedan en las afueras del pueblito. Y mi marido me dijo no te preocupes es mi amigo y si no vendemos ahora entonces cuando. Y me pidió a manera de favor que se los mostrara.

Yo me arregle me maquille me perfume era como si no fuera a mostrar los lotes no se por qué pero parecía más una cita de amor que un negocio. Cuando me despedí de mi marido me hizo un comentario fuera de tono: diviértete y me dio una palmada en la cola y Salí.

Durante todo el camino yo no paraba de hablar y preguntar y el solo sonreía y me contestaba y decía todo lo que yo quería escuchar: que no tenía novia que por el momento no le importaba tener otra mujer pues aun recordaba su difunta esposa que la extrañaba pero que la vida seguía y no descartaba una amiga íntima y tal vez con el tiempo hasta volverse a casar pero que no era su prioridad.

Entre más lo escuchaba más lo admiraba. Llegamos al pueblo le mostré los lotes le encantaron y luego me llevo a almorzar y al venir de regreso había una piscina en una de las fincas el calor era insoportable y se me ocurrió decir ahah que rico un piscicnazo con este calor y paro el carro y se fue metiendo a la portería y pregunto si alquilaban la piscina entonces le dije que yo no tenía traje de baño que solo era por molestar y le dijo al mayordomo de la finca si vendría mucha gente y dijo no acá no vienen los dueños sino por allá de vez en cuando y le pregunto si podíamos bañarnos en ropa interior: yo me puse colorada de la vergüenza pero no dije nada y el mayordomo de la finca le dio el precio que para mí era exagerado por un baño pero el lo pago y así fue nos metimos a la piscina en ropa interior yo con mi sostén y mis calzones y el en bóxer.

Me acerque y le dije muy seria no se le ocurra ni por chiste comentarle a mi marido esto porque nos mata. Y el solo sonrió y dijo no soy ningún estúpido además solo es bañarnos yo se que ud es una mujer casada y yo respeto a mis amigos y así fue nos bañamos pero fue incomodo porque al humedecer la ropa interior todo se traslucía a el se le veía prácticamente el pene y a mi se me pegaba en todo el cuerpo como si estuviera desnuda se notaba mi vello púbico y mis pezones sin embargo estuvimos una hora: el mayordomo nos vendió unas cervezas y hablamos un poco de cosas más íntimas como las relaciones con su esposa y de las mías con mi esposo y cuantas veces lo hacíamos y hasta de las posiciones favoritas pero sin propasarse ni hacer comentarios vulgares lo que me hipnotizaba y me permitía hablar sin tapujos.

Al llegar a la casa ya mi ropa había secado y mi esposo ni noto a pesar de llevar mi cabello revuelto no hizo preguntas solo me dijo: y que te divertiste? Y pues con seriedad conteste: porque me iba a divertir yo iba a lo que iba y no fue más, le mostré los lotes y le gustaron me dio almuerzo muy atento y nos regresamos. No sé porque mostro una cara de decepción: si por lo de los lotes, o porque no me había divertido.

Ese fin de semana se cerró el negocio hicimos papeles y nos invitó a una cerveza y después mi marido ya con dinero lo invito a la casa llevamos whisky hablamos del proyecto de construcción le dimos consejos la idea que más le gustaba eran las mías y eso me alagaba y decía que en cuanto estuviera la casa habitable nos llevaría para que nos quedáramos unos días y luego más copas nos emborrachamos un poco y puse música y luego pido algo bailable y me invito a bailar mi marido me empujo para que le llevara la idea estaba contento porque había sido un buen negocio.

De repente mi marido se quedó fundido de sueño y el señor siguió invitándome a bailar y yo ya no tenía desconfianza bailamos pegados pues mi marido estaba tan borracho que me descare y más copas y de repente me pidió permiso para decir algo que no estaba correcto pero que tenía que decirlo, me dijo: me parece usted la mujer más encantadora y sexi que haya conocido de verdad que envidio a su esposo.

Eso viniendo de un hombre tan atractivo me llevo al cielo y volví en segundos

Luego me pego a su mejilla mientras bailamos me dio un beso en el cuello luego en mi oreja y por último en la boca yo sentía desmayarme de felicidad es algo que yo pensaba jamás volvería a sentir nos besamos manoseo mis senos mis nalgas y yo solo vigilaba que mi marido no despertara no sé qué me hacía sentir tanto morbo si sus caricias o ver a mi marido dormido con cara de estúpido mientras su mujer era manoseada por otro hombre. Siempre he amado a mi marido pero no se si me entiendan el placer que se siente ser infiel en sus propias narices, después de tantos años de fidelidad bajo el yugo de un hombre tan machista como mi esposo.

De repente mi esposo empezó a moverse y se levantó al baño y el amigo de mi esposo se puso nervioso y empezó a buscar la salida decía que ya era tarde y que tenía que madrugar. De verdad que eso si me puso de mal genio no sé si era el que mi marido inoportunamente hubiese despertado o que aquel estúpido me hubiese dejado tan caliente.

Cuando mi marido salió estrecho su mano y le agradeció la velada y apenas si se despidió de mi lo que aumento mi ira, pero ni modos mi marido me abrazo y trastabillando un poco apagamos la luz no me dejo siquiera recoger el reguero y nos fuimos a la cama y empezó a meter sus narices entre mis piernas cosa que hacía mucho tiempo no hacia pero la verdad fue como un bálsamo; lamió mi vagina hasta que ya se hizo difícil obtener un orgasmo más; se subió sobre mi respiraba como cerdo penetrándome y en cuestión de segundos eyaculo, dejándome completamente relajada.

No se volvió a mencionar el amigo de mi esposo y mucho menos yo iba a demostrarle a mi marido el interés que había provocado en mi por lo tanto me resigne a no volverlo a ver sin embargo recordarlo hacia que instintivamente buscara a mi marido para sexo lo que lo ponía a mil pues era como si hubiera un acuerdo que nos hacía tener sexo como adolecentes.

Nos había quedado un lote por vender y teníamos que ir a pagar los impuestos por lo tanto mi esposo me pidió el favor que fuera yo sola porque el tenía que hacer otra vuelta pero no sé que vueltas tenía que hacer sin embargo no pregunte porque en el fondo yo seguía intrigada con la idea de volver a ver al amigo de mi esposo.

Llegue al pueblito y pague los impuestos y aproveche para dar un vistazo al lote y de paso ver si sabía algo de nuestro amigo y efectivamente en cuestión de 3 meses sin verlo había construido una casa tal cual como yo la había imaginado lo que me alagaba profundamente pues había tenido en cuenta mis ideas. No aguante y golpee para saludarlo allí estaba y se llevó tamaña sorpresa me abrazo y medio un beso en la boca como si fuera mi novio. Lo que me hizo sentir un corrientazo por toda mis vertebras hasta contraer mi vagina.

Estaba preparando el almuerzo y me dijo que rico que viniste estoy preparando mi plato preferido te invito a almorzar. Asi fue me espere almorzamos y me dijo que sentía mucho haberse propasado pero que esa noche no pudo aguantarse y que no dejaba de pensar en mi me puse de pie y reconocí que me pasaba lo mismo nos besamos y empezó a tocar mis pechos metió su mano entre mis piernas y yo ya estaba decidida a todo en ese momento y me dijo espera un momento. Y se fue a su cuarto yo pensé que se trataba de un preservativo imagine cosas así pero no fue así tomo un vaso con agua y se tomó una pastilla diciendo que se había olvidado el medicamento.

Yo manoseaba buscando su pene pero note que no había erección sin embargo unos minutos más tarde me encontré con un pene que hacía ver ridículo el de mi esposo me puse de rodillas y como desesperada lo chupe esperando se pusiese más duro pero no era así era grande grueso pero no tenia consistencia sin embargo pensé que se endurecería mas cuando viera mi cuerpo desnudo me quite la ropa y lo incite para que me penetrara lo hizo pero casi no podía mantenerlo dentro de mi vagina sin embargo el morbo de ser infiel hizo que hubiese varios orgasmos pero no dejaba de ser frustrante ver que o no estaba excitado o yo no le gustaba como decía.

Sindenafil para mi esposo?

Cuando terminamos nos sentamos de nuevo en el comedor y me di cuenta que había olvidado el empaque de la pasta que había tomado reconocí que era sindenafil yo la conocía porque mi esposo alguna vez lo uso porque perdió el apetito sexual. Pero no volvimos a usarlo por temor a que le causara problemas de tensión o infarto; y por eso nuestras relaciones se redujeron pero jamás vi a mi marido con una erección tan falsa lo que me frustro y me hizo bajar de la nube. Ya no lo vi tan atractivo como el primer día.

Ese día nos encontramos al anochecer y mi marido no dejaba de preguntar cómo me había ido y yo le decía que bien que había pagado y que había ido hasta el lote y todo lo de la casa que construyo su amigo. Y me dijo te gustaría que construyésemos y nos fuésemos a vivir por allá? De no haber sido por la frustración que tenia de mil amores le hubiese dicho que si. Pero le conteste no ya no me llama la atención el construyo en la misma forma que yo quería que alguna vez lo hiciésemos y ya perdió la gracia.

Entonces me dijo en serio o paso algo con mi amigo? Te dijo algo o disgustaron o fue grosero con tigo dime la verdad? Entonces no me aguante y hable más fuerte y le dije como así que es lo que estás pensando? Me dijo no pues como la última vez que estuvo acá los vi tan acaramelados. Lo mire inquisitivamente y le dije como así: acaramelados? Me dijo si note que se estaba propasando con tigo yo estaba entre gallos y medianoche pero lo note por eso preferí irme a dormir. Te vi muy contenta y la verdad no me molesto quería dejarlos solos. Pero el decidió irse.

Yo casi vomito al saber que mi marido se había dado cuenta de todo y le dije como así lo hiciste apropósito? Le dije no pero la verdad me éxito ver lo que él te hacía, era una mezcla de celos alegría y morbo pero te vi tan feliz que no me importo y preferí dejarlos solos. En serio eres tan cabrón no me lo puedo creer toda una vida celándome y ahora eres tan condescendiente que te traes entre manos?

Me hizo sentar en la sala y me conto todo me dijo que él no era su amigo que la primera vez que lo vio fue en el parque cuando casi me come con la mirada. Entonces vio que se metió a la gobernación y volví a pasar por ahí hasta que lo encontró y le propuso que te sedujera. Porque me éxito mucho ver que aun estas viva y que los hombres te inspiran sexo y a pesar de todo lo mal esposo que he sido no me has dejado. El no es de por acá y no pensaba quedarse por eso me pareció mas fácil porque no lo volveríamos a ver pero las cosas salieron de maravillas porque pude vender ese lote y gane una buena plata y tu cada día más amable y complaciente en el sexo con migo.

Mi única respuesta fue abofetearlo y decirle que me había utilizado para hacer su negocio que no tenía nada que ver con sexo y que si ya no quería estar con migo pues nos dejáramos y listo, y los dos perdemos si alguna vez se sabe de esto será nuestro secreto y se acabó.

Me puse de pie me fui al cuarto de huéspedes a llorar desconsolada. Después de un rato mi marido llego al cuarto y golpeo en la puerta pidiendo que por favor le abriera yo no quería verlo, entonces me dijo que no quería perderme que pensara lo que quisiera pensar de él pero que por favor no lo dejara que ya no podía vivir sin mí. Entonces abrí la puerta me abrazo y me beso todo el cuerpo como desesperado y tuvimos un sexo gratificante en cuanto terminamos le dije que no quería volver a saber de ese tipo, me pregunto porque? y le conté lo de que habíamos estado haciendo el amor no se porque se lo dije si por venganza o por no quedarme con un secreto para toda la vida que tarde o temprano reventaría en algo peor; me pregunto porque la frustración? Le dije que era frustrante ver que no le gusto a un hombre y para que tenga erección use pastillas eso es tan falso.

Quería que yo pasaras un buen rato de sexo

Entonces me dijo que el no sabía de eso pero que en realidad el quería que yo pasaras un buen rato de sexo. Sin compromisos porque tampoco estoy dispuesto a perderte sabes como soy, por ti sería capaz de matar.

Entonces le dije pues te lo agradezco lo mejor es olvidar ese tema y seguir con lo nuestro la verdad aprendí una lección nadie como tu. Con o sin erección eres mi esposo y todo lo bueno que vivimos, nuestros hijos y la vida que llevo te la debo a ti. Perdóname si me pase de puta no volverá a pasar y nos abrazamos y me dijo vendrán tiempos mejores. Que quieres decir ya habrá un buen amigo que sin compromiso y una buena erección le ponga salsa a nuestra relación. Entonces lo abrace y le pregunte estarías dispuesto a compartirme nuevamente? y me contesto que cuantas veces quisiera mientras sea en complicidad. Le conteste la verdad no me hayo escogiendo hombres en complicidad para mí; solo has lo que sabes hacer lo hiciste bien y valió la pena estamos aprendiendo juntos.

Las cosas parecían haberse olvidado y aunque yo era aséptica me daba morbo ver cómo le excitaba preguntar sobre el sexo que tuve con ese desconocido sin embargo yo nunca le daba detalles solo le decía que era sexo común y corriente pero el insistía hasta que un día me dijo que porque no hablábamos con él y lo visitábamos porque él quería ver como lo hacíamos con su amigo, así tuviéramos que comprarle el Biagra. Esas palabras fueron la tapa de todo el morbo que había acumulado desde que supe que mi esposo era todo un cornudo. Y acepte volver a estar con él solo por el morbo de verme hacerlo con otro hombre y la verdad la idea de tenerlo de espectador mientras otro hombre me follaba me volvía loca. Y aunque no le di una respuesta tampoco le dije que no por lo cual mi marido puso una cara de felicidad.

No paso mucho tiempo para que mi marido víctima del morbo llamara a su amigo. Déjeme decirles si alguna vez sentir morbo en mi vida fue el día que vi la cara de idiota de mi marido observando como intentaba mantener el pene de su amigo dentro de mi vagina; pues a pesar de su gran tamaño le era difícil penetrarme ya que no lograba una consistencia a tal punto que mi mismo marido mientras yo cabalgaba al invitado metía sus manos para mantener su pene dentro de mi vagina eso fue increíble. Más aun ver desnudo a mi marido con tremenda erección tomando videos con su celular para llevar para el recuerdo.

By: Longevo 😍

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4237