Mi mujer cogió con su amigo

📋 Lecturas: ️8098
⏰ Tiempo estimado de lectura: 04:00 min.

No sé cuándo empezó, pero empecé a imaginar a mi esposa cogiendo con otro y me excitaba, al principio no quería, pero al notar que me ponía loco y la cogía más rico, empezó a ceder, contando como se la habían cogido la primera vez, el esposo de una prima, después todos sus 5 novios anteriores y un primo.

Eran historias que me prendían y la cogía mejor, eso me decía ella.

También empezó a inventar otras cogidas, con amigos, con el compadre, que por cierto le platique que tenía la verga muy grande y eso la emocionaba.

La cosa fue subiendo de nivel y ahora fueron mi hermano y mi papá quienes aparecieron en la fantasía cogiendosela, hasta que llegamos a su hermano y su papá.

Yo cada vez estaba más loco y le pedía que cogiera con alguien, ella me decía que si, pero no lo hacía.

Total un día me dijo que si, que trajera a alguien y ella se dejaría, tuve un orgasmo riquísimo esa vez

Lo volvimos a platicar y me dijo, si, cuando quieras, solo trae a alguien.

A quien te gustaría?

Me dijo a tu compadre, el de la verga gigante, solo que no sepa que soy yo, lo hacemos en un motel y él con los ojos vendados.

Yo estaba emocionado, busqué a mi compadre , fuimos a un bar y al calor de las copas hablamos de sexo y le dije que tenía una amiga con la que cogía, que ella tenía la fantasía de sentir una verga muy grande, yo lo había visto a él en el vapor y le dije que si se animaba.

Me preguntó que tal está esa mujer, le dije, tiene las mejores nalgas del mundo, la pongo de perrito y es la mejor visión que puedas tener

El aceptó, quedamos de vernos en el motel Olimpo, ese día llevé a mi mujer, nos besamos y cuando llegó el compadre, le tapé muy bien los ojos, dejamos un poco a oscuras, el se quitó la ropa, mi mujer estaba desnuda sentada en la cama.

Al ver el tamaño de la verga me miró y asintió, acerque a mi compadre a la cama, ella empezó a acariciar y besar la verga, rápidamente creció a sus 20 cm, gorda y gruesa, con muchas venas, mi esposa puso cara de asustada, era enorme en realidad.

Después se puso de perrito en la esquina de la cama, yo guíe a mi compadre, le puse sus manos en las nalgas de mi esposa y me retiré un poco.

El se agachó, beso y chupo las nalgas, las acaricio y se la acercó, al principio no cabía, mi mujer pujaba y gemía, poco a poco esa vergota se fue abriendo camino entre las nalgas hasta entrar toda, mi esposa sufría y gozaba al mismo tiempo, el compadre agarro ritmo de meter y sacar y en un rato mi mujer tuvo un orgasmo y mi compadre también, echando chorros de mecos dentro de mi mujer.

Llevé a mi compadre a otro cuarto para que se bañara y se vistiera, después se fue.

Yo estaba excitadisimo y me puse a besar y chupar todo el cuerpo de mi mujer, nos cogimos rico y fuimos felices.

Después, en la tina, le pregunté a mi mujer qué le había parecido y me dijo que lo sufrió al principio, pero luego fue un enorme placer, que ella lo iba a buscar pero ahora como comadre, para que se la cogiera completamente y que me daría gusto con cuánto hombre le llevará.

Poco tiempo después mi mujer me platicó que ya había cogido con el compadre.

Amo a mi esposa por putita

Compartir en tu redes !!
Coluesano1
Coluesano1
Relatos: 2