Gays | 4.544 lecturas | 05:00

Regalo de cumpleaños

Hola, soy un hombre de 40 años casado hace tres años con una mujer de 30.

En mis años de adolescencia tuve una aventura homosexual con un amigo del barrio que duró por varios años, esta situación solo la sabíamos el y yo, nunca se lo conté a nadie.

El sexo con mi esposa es bastante caliente y excitante, a tal punto que no nos reservamos nada en la cama, en el guna ocasión ella lamió y mi ano y me introdujo su dedo, situación que trajo a mi mente los recuerdos de la adolescencia, luego siguió subiendo la calentura y también empezó a utilizar un consolador, cierto día me preguntó si había estado con otro hombre y decidí contarle, con el riesgo de que mi relación terminara, pero lo tomó bastante bien o se escandalizó.

Muchas veces teniendo sexo, decíamos cosas y fantaseábamos mucho, y una de esas fantasías era un trio con un ex novio de mi esposa, de quien vi fotos desnudo en una vieja computadora que tenía mi esposa y que se la reparé. Ella me contaba lo bueno que era el sexo con su ex situación que nos calentaba mucho.

Cierto día ella me preguntó que si en verdad quería un trio con el ex de ella a lo que mi respuesta fue que si.

Para el día de mi cumpleaños disfrutamos un almuerzo en familia y luego nos encerramos a ver películas y básicamente descansar, estando acostado me dice que te parece si nos depilamos, situación que era común, lo empezamos a hacer y ella tuvo mayor énfasis en dejar mi culo sin ningún pelo, quedamos bastante bien, incluso me hizo algunas fotos situación que me puso muy caliente, quise hacerle el amor pero me dijo que tenía hambre que vayamos a comer y a nuestro retorno lo haríamos.

Fuimos a un restaurante, estando ahí ella recibe una llamada y me dice que va al baño, situación de lo más normal, al regresar a la mesa ella llega acompañada de su ex, y me dice amor mira tu regalo de cumpleaños, me quedé sorprendido y me imaginaba de lo que iba todo.

Comimos tomamos algo y nos fuimos, ella pidió conducir y fuimos a uno de los moteles que solíamos ir juntos, en un silencio algo incómodo, cuando llegamos a la habitación, ella me besa muy rico y me dice feliz cumpleaños, toma de la mano a su ex y se la pone en mi culo a lo que el respondió con un beso de tres.

Nos empezamos a desnudar y besar y acariciar a mi esposa, baje a tocar su vagina y estaba muy mojada.

Ya desnudos los tres ella se arrodilló a chupar nuestras vergas, nos miramos a los ojos con el y empezamos a besarnos.

Actos seguido llevamos a mi esposa a la cama y mientras le chupaba la verga al ex yo la penetraba, situación que habíamos imaginado muchas veces, no tardó en correrse, luego el ex se acostó en la cama y ella empezó a cabalgarle, mientras me chupaba mi verga, vaya que se sentía bien, mi esposa disfrutaba de ello hasta que se volvió a correr.

Nos recostamos los tres en la cama y mi esposa empezó a jugar con nuestras vergas nos masturbaba, luego se acerca me da un beso y me dice llegó el día, pidiéndome que me de la vuelta, la obedezco y quedo acostado boca abajo y siento que ella empieza a besarme la espalda, bajando hasta mi culo que lo lame y le mete su lengua, dejándolo todo mojado, mientras ella se dedicó a mi culo veo delante de mi la verga de su ex, quien me la mete en la boca y se la empiezo a chupar.

Mi esposa me pone en cuatro para mejorar la posición y alternaba entre mi culo y mi verga con su boca mientras mamaba la verga de su ex, luego mi esposa se puso delante de mi para que le lama la vagina, mientras su ex empezaba a explorar mis nalgas y mi ano con su lengua, me mordía y apretaba las nalgas, en momento sentí que me escupió el culo y puso su verga a la entrada y empezó a intentar penetrarme con su verga, mientras yo lamia la vagina húmeda de mi esposa, antes de metérmela la cogió a mi esposa y la penetró, la puso en varas posiciones mientras yo veía una vez que se la cogió bien cogida le dice ya te culié a ti ahora me toca comerme el culo de tu marido.

Luego acercándose a mi levantando mi culo con mi cabeza en la cama y diciéndome que me a hacer su putita, poniendo su verga húmeda por os jugos de mi esposa en la entrada de mi culo empezando a empujar de apoco e ir partiendo mi culo con su verga mientras mi esposa veía como me sometían, empezó a meter y sacar su verga de mi culo, luego me dio la vuelta levantando mis piernas y poniéndolas en sus hombros logrando llegar hasta lo más profundo de mi, gritándome que era una puta, situación que me calentaba muchísimo hasta correrme sin tocarme la verga, enseguida de mi corrida el saca la verga de mi culo se quita el condón y se corre en mi cara, y me hace que le limpie la verga con la lengua, vaya cantidad de leche, tanta la mía como la de el.

Mi esposa se había vuelto a correr viendo todo lo que me hicieron.

Mi esposa se acerca lamió la leche de mi cara y me dio un beso y me dijo FELIZ CUMPLEAÑOS MI AMOR

Después de ello hemos decidido que su ex sea nuestro amante permanente, a veces se queda en casa y la pasamos muy bien, pero eso les contaré en otro relato.

Scroll al inicio