No vale enamorarse me dijo y fallo

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Comenzaré diciendo que está historia es real, punto y letra por letra.

Me llamo Luis y laburo en una empresa. Soy un tipo normal soltero y sin ataduras, nadie sabe que me gustan muchos los tipos, o trato de disimularlo muy bien, en cierta ocasión inventaron en la empresa unas jornadas de recreación y viajamos a córdoba iban gente de todo el país.

Juan era el típico macho que se cogió según él a toda mina de la empresa, yo me le reía; pero jamás supe de alguna de verdad. Nos conocíamos hace años, yo lo jodía en el laburo, no nos veíamos muy seguido pero charlábamos todos los días por el chat del laburo. Éramos muy amigos y pegamos viaje esa vez no se había prendido mucha gente; pero ahí estábamos. 🥰

Salimos temprano a la tarde para llegar al otro día al mediodía, obvio que Juan se sentó a mi lado y nos cagábamos de risa de todo. Empezamos a tomar desde temprano, y la verdad que nos había pegado bastante, yo estaba sentado al lado de la ventanilla y brindis tras brindis, apoyaba mi mano en su pierna.

Cada vez que iba al baño le ponía mi cola muy cerquita de él

Juan no decía nada, bajamos a cenar y para colmo pedimos birra en la cena, más en pedo estábamos, al terminar salimos a fumar y pasamos al baño, allí se dio una charla donde él y yo nos soltamos por completo, Juan sin tapujos me dice amigo, mira como la tengo; eso porque me tocabas la pierna, y me ponías la cola cerca hdp. Obvio que se la vi y mi carita de puto dio una sonrisa. ¡Que pija tenes boludo, es hermosa! 😁

Juan termina y se la empieza a sacudir de una manera divina, mire alrededor y estire mi mano para tocársela, al simple contacto su pija empieza a crecer y se puso dura, durísima. Juan me dice – chúpamela un ratito Lucho, dale un besito dale. Juro que tenía unas ganas inmensas de hacerlo. La solté justo cuando entran compañeros al baño, como pudo el pobre de mi amigo se la mete adentro del lompa, salimos y nos reíamos.

Subió al cole y al ratito subí yo, el cole estaba con las luces apagadas, crucé el micro y fui a mi lugar, pensé que Juan dormía y al pasar por arriba de él, siento que su mano se pierde en mi cola, como pude me senté y Juan me muestra su pija a todo dar. 😵

Me toma de mi mano y me hace agarrársela¡¡ para – Estás loco? ¡No lucho por favor pajeame un ratito! todo esto en voz baja, al lado nuestro no viajaba nadie, pero delante sí, no sé cómo no me le senté arriba, no sé cómo no se la comí. Agarrándosela le dije¡¡ acá no papi, después si querés te hago lo que me pidas!.

Me levante y fui en busca de otro asiento, si llegábamos hacer algo nos echaban hasta de la empresa, me acomode en unos asientos en la parte baja del micro, al lado del baño y se me ocurrió una guachada, espere unas horas y me metí al baño, desde allí me saqué unas fotos de mi cola, y de mi agujerito, y le empecé a mandar a Juan esas fotos hot. 😲

Juan aullaba de que vaya que se estaba pajeando con las fotos, que no sea malo, que nadie se iba a dar cuenta, que suba, las ganas que tenia de hacerlo pero no lo hice.

Al otro día llegamos a destino y Juan estaba alzadisimo conmigo, desayunamos y por bajito me decía que quería mi cola, que no daba más, que estaba recaliente, yo me reía.

Fuimos los últimos en anotarnos en las habitaciones y por obra del destino obviamente nos tocó juntos, subimos al ascensor hasta el piso 8, y la verdad es que se notaba la calentura que traíamos los dos, puse la tarjeta en la puerta y Juan la cerró. 😛

Dejamos nuestras cosas y al darme vuelta juan me dice¡ por favor lucho chúpamela, chúpame la pujas pija estaba ahí, toda dura, toda caliente, me arrodillé y me la tragué toda.

Teníamos 5 minutos nada más ya que teníamos que bajar rápido, lamí, succione, y la bese toda, juan suspiraba de placer, y yo ni hablar, cada centímetro que chupaba su pija se ponía más dura, mientras lo hacía lo miraba fijamente a sus ojos. 😆

Juan me quería coger ahí, ya, me levante y le dije vamos que si no, nos van a matar, abrí la puerta y el pobre de juan me putiaba, me maldecía, yo solo me reía..

SEGUNDA PARTE

Ese día terminó la primera parte de la reunión tipo 20.30hs de la tarde noche, para colmo no estuvimos juntos con Juan en todo el día, al bajar a un gran salón estaba preparado para que cenemos y se dé terminada la primera parte del encuentro, allí si nos encontramos con Juan, cenamos y partimos al hotel estábamos destruidos por la jornada, pero en mi boca quedaba el sabor de la pija de mi amigo.

Todos se preparaban para cambiarse y salir a la noche, nosotros con Juan también, al llegar a la habitación tenía unas ganas tremendas de comerlo crudo a Juancito, me fui al baño y pensé que el iría por atrás mío, pero no, salí del baño y no estaba, al bajar estaba fumándose un puchito. 😵

Subimos al micro y partimos al centro de córdoba, nos dieron vía libre y con juan y un par más terminamos en un bar donde nos reímos de muchas cosas, nos fuimos yendo tipo 2 de la mañana todos juntos al hotel.

Al llegar a la habitación cerré la puerta y Juancho me larga¡ ahora lucho no te podes escapar! ¡Todo el día al palo estuve por vos, mira!! su pija estaba hermosa, todo ese pedazote de carne, lleno de venas marcadas y su cabeza enorme, lo mire, sonreí y se la apreté muy suavemente¡ vamos a la cama papi! ya estábamos los dos en pelotas, cuando entramos a la pieza, la cama de dos plazas nos esperaba.

Juan se tiró en ella y yo me le fui con mi boca ya dispuesta a comérsela toda, que pija por diosssss, me decía a mí mismo cuando comencé a chupársela, el me dejaba hacer, mi boca succionaba con delicadeza y mucho amor, besaba su glande y jugaba con mi lengua sobre su agujerito de pija, mientras lo hacía mis ojos se clavaban en los suyos, y él me acariciaba la cabeza, como podía trataba de que mi boca la cubriera toda, que rica pija me decía para mí, juro que era la primera pija de ese tamaño y grosor que me tocaba en suerte. 😍

Mi cola pedía a gritos ser penetrada por ella, pero quería seguir disfrutando con mi boca, estuve mucho pero mucho tiempo chupándosela, juan gemía de placer, me decía cosas hermosas y yo más me la comía¡ me querés coger la cola Juancho ¡ quiero que me cojas, por favor! Así como estaba subí arriba de él, y su pijota se sentía mojada, caliente, el muy guacho me pegaba en toda la raya de mi colita con su hermosaaaaaaaaa pija sentís toda te la vas a comer con tu culito!!me decía muy excitado.

Puse mi cola a la altura de su cabecita, y mi ano lo recibió con mucho placer y gusto, mordía mis labios pero de placer, mis manos se apoyaron en su pecho y comencé a cabalgar en pija, por dios, por dios como la sentía, y más cuando él me subía y bajaba con sus manos en mis nalgas haciendo fuerza para que me entre más y más.

Juan me repetía cosas que se dicen cuando se garcha, me puse en sentadillas y me la clavaba toda dándonos un goce perfecto, movía mi cola en círculos y delibera de placer juan¡ agárrame de atrás papito, entéramela toda de atrás! salte de esa posición y eleve mi cola en pompa, me acariciaba mi agujerito y no podía creer de lo grande que estaba, pero quería más, juan escupió su pija y de un envión me la metió, sus entradas y salidas me hicieron aullar de placer. 😲

Gozaba como nunca antes lo había hecho, para colmo juan era una ametralladora con su pija en mi ano, estuvo fácil 5 minutos dándome duro y parejo, lo goce y mucho, me aviso que estaba por acabar y sentí un chorrito de su semen en mí, salí y lo recibí en mi boca.

Mi garganta recibió la dulzura de si rica leche, la cual trague y disguste con placer, exprimí hasta tomarme la última gota, me toque la cola, mi ano estaba inmenso, me acomode de espaldas a mi amiguito poniéndole toda la colita en su pijota, y como todo un putito le apoyaba mi culito. 🤩

Juan no se quedó atrás y pujaba por penetrarme de nuevo, no lo podía creer yo ¡mi amor, ya querés de nuevo Juan me cogió de nuevo y me regalo su segundo polvo…

Seguirá….

By: Lucho 💖

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236