Mi esposa se cogió a su cuñado

📋 Lecturas: ️6667
⏰ Tiempo estimado de lectura: 5 min.

Después del maravilloso viaje a San Salvador, seguí disfrutando del hermoso cuerpo de mi hija, de sus senos preciosos que terminan en 2 puntiagudos pezones y de su vagina rasurada, apenas cubierta con una tirita de pelo.

Una mañana de sábado, tras una noche de sexo con mi hija, mi esposa me dijo que teníamos que hablar. Empezó por decirme que hacía meses que no la tocaba. Es cierto, pensé, me la paso cogiendo con Dianita.

Si rodeos, mi esposa me dijo que estaba enterada que había desvirgado a mi hija y que ya nos había visto cogiendo. No te preocupes, me da gusto que le des placer a nuestra hija, sobre todo porque te llevaste su virginidad y no fue con cualquier vago que solo buscaba encularla, pero no me abandones, soy tu esposa, quiero disfrutar de tu hermosa verga y de tragarme toda tu leche.

También, me dijo: “Quiero confesarte que durante nuestra estancia en casa de mi hermana, cogí con mi cuñado Pablo, no lo tenía planeado, surgió una noche que hacía demasiado calor. Cuando salí al patio, mi hermana le estaba mamando su enorme rabo. Mi hermana estaba un poco ebria y me invitó a unirme a la fiesta. Le mamé la verga a mi cuñado, se vino en mi boca, me tragué hasta la última gota de semen. Después me volteó y me dio una rica cogida, primero me la metió por el culo, me la sacó y me la dejó ir de un solo golpe en mi vagina, lo disfruté y cuando se estaba viniendo volví a tener otro orgasmo, estaba extasiada”.

Mientras yo estaba tratando de procesar la información ella siguió contando: “La última noche mi cuñado me dio una cogida, mientras penetraba mi vagina con su enorme rabo, me metía hasta dos dedos en mi culito, lo cual me tenía a mil. Mi hermana también me metía un dildo en mi culito y aprovechaba a mamarme los pezones, la muy zorra también me mamó la vagina y el clítoris, las dos tuvimos varios orgasmos y el que más disfruté fue cuando mi cuñado me la metió por el culo y me dejó su leche”.

Y remató: “Te aviso que vendrán a pasar unos días de vacaciones a la ciudad, mi cuñado llega mañana, mi hermana en dos días por su trabajo. Desde mañana nos quedaremos en nuestra recámara, tu te vas con Dianita. Él no sabe que te la andas cogiendo, se lo voy a comentar y lo más seguro es que se la va a querer coger también”.

Le dije que estaba de acuerdo que empezaran a coger para aprovechar el tiempo, en lo que no estuve de acuerdo fue que mi concuño se quisiera coger a mi Dianita. Le dije a mi esposa que cuando él traiga a su hija Alina, que es un bomboncito y que por cierto ya me cogí y se los platicaré en otro relato, sí dejaré que se coja a mi hijita, mientras no. Ellos no saben que disfruté de Alina y de la abuela.

Hablé con mi hija sobre la llegada de sus tíos y de lo que iba a pasar. También le dije que su tío se la quería coger y que yo no estaba de acuerdo, pero si ella lo deseaba no me iba a oponer porque es su cuerpo. Me dijo que por el momento no apetecía otra verga, que estaba de acuerdo conmigo, que probablemente si lo haría cuando su tío trajera a Alina o nosotros volviéramos a visitarlos, para que fuera un intercambio parejo.

Desde que llegó mi concuño se encerraron a coger con mi mujer, quien me platicó que disfrutaba del enorme rabo, ella es multiorgásmica, igual que mi Dianita. Desde la sala la escuchábamos cuando se estaba viniendo y le pedía más verga. Obviamente todo eso nos calentó y también nos fuimos a coger.

Mi mujer se la pasó de maravillas con su cuñado. Me platicó que disfrutó de su verga, a ella le gusta mamar y que uno termine en su boca, se toma hasta la última gota de semen.

Me contó que su cuñado le metió un vibrador en el culo, mientras que él se la cogía por la vagina, eso le encantó y me pidió que hiciéramos un trío para disfrutar de dos penes al mismo tiempo. Las dos semanas que mi concuño estuvo en casa, no hubo día que no se cogiera a mi mujer, muchas veces preferían estar encerrados haciendo el amor en lugar de comer. Se tomó varias fotos donde le escurre semen de la vagina y del culo. La muy guarra también se tomó videos mamando y tragando el semen o cuando Pablo se lo echaba en la cara.

Una noche antes que se fueran, cogimos los cuatro, fue algo sensacional, se los recomiendo. Mi mujer disfrutó de dos vergas al mismo tiempo, una en la vagina y otra en el culo, mientras su hermana la besaba en la boca y le mamaba los pezones, mi esposa gritaba de placer. Me platicó días después que la despedida fue maravillosa, tener dos rabos a su disposición, además el que su hermana le mamara los senos y el clítoris, era lo mejor que le había ocurrido. Mi cuñada se sentó en la cara de mi mujer para que le mamara el clitoris y venirse varias veces. Las hermanitas también hicieron el 69, además de mamarnos la verga al mismo tiempo. Los 4 disfrutamos.

En la mañana que los llevamos al aeropuerto, mi concuño me dijo que esperaba que no me molestara, pero también deseó cogerse a mi hija, que además estaba enterado que fui yo quien la desvirgó. Le respondí que no me molestaba y que estaba dispuesto a compartirla, cuando él me comparta a su hija Alina, que lo planearemos y con gusto, además debemos tener el consentimiento de mi hija para disfrutar de su chochito.

Compartir en tu redes !!