Sexo con mi ex-novia la mas puta (II)

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Como ustedes recuerdan queridos lectores, sobre todo tu gata caliente, yo escuche que tocaban la puerta y salí a ver quien era mientras mi ex-novia dormía placenteramente; quien tocaba era la vecina y parecía bastante excitada por el olor que transpiraba, entonces ella me dijo:

-¿Puedo entrar?.

Yo le respondí:

– Si mi ex-novia se despierta y nos ve platicando adentro se va a enojar.

– No importa.

Y entro de un solo golpe, tenia una bata transparente y sin brasier, solamente un hilo dental blanco y precioso, se veía full bonita, se sentó en el sofá y yo mientras tanto trataba de ocultarle mi tamaña erección, mi pene se quería salir del boxer blanco que tenia puesto; ella me miro y me dijo:

– Todavía no he podido olvidar lo que vi anoche cuando estabas culeando con tu novia en la azotea.

Me confeso que ella habia llegado mas temprano anoche a su apartamento pero cuando se disponía a abrir la puerta escucho unos gemidos que provenían de la azotea, decidió subir y observo todo lo que hacíamos mi ex-novia y yo a esa hora, me confeso que le encanto el tamaño de mi verga y como culeaba de sabroso, que estaba muy ardiente y que quería follar conmigo en ese instante; Ella en ese instante se quito la bata y el hilo dental mostrándome su concha totalmente depilada y húmeda, yo no pude contenerme y me arrodille a donde ella estaba sentada en el sofá y le abrí las piernas muy tiernamente hasta tener frente a mi esa concha preciosa.

De paso les confieso queridas lectoras que me fascina tener sexo con una mujer que este totalmente depilada, me excita muchísimo.

Pero como les decía de inmediato empecé a lamerle su concha húmeda y deliciosa, me considero un experto mamando conchas depiladas hasta hacer que se vengan de placer por lo mínimo 10 veces las mujeres, es decir 10 orgasmos de placer; me encanta dejarlas contentas y con ganas de que otro día me las vuelva a cojer; entonces la vecina me decía:

– Que rico papito, sigue, sigue…, dale mas, maaas, aaahhhiiiiiii, aaahhh, aassiiiiii, me vengo.

Yo la volteé y le metí mis 20 a 22 centímetros de verga por esa rajita preciosa; esa mujer gozaba de lo máximo, me decía:

– Papi que culeada mas rica me estas pegando, la quiero toda bien adentro.

Yo acariciaba sus tetas y pellizcaba sus pezones y tocaba de vez en cuando su clítoris y le arrancaba unos gemidos más de placer hasta cuando no pudo mas y se vino a grandes chorros mientras gritaba y decía;

– Que rico, que sabroso, que culeada, que verga.

Fue cuando sentí unos pasos que venían de la habitación de mi ex-novia, como pude la escondí detrás del sofá y le tire su bata e hilo dental, acomode los cojines y el sofá pero no me pude vestir, mi novia me vio desnudo y me dijo:

– Que haces asi desnudo, con la verga erecta, mojada y con ese olor a semen por todos lados, que hacías, dímelo por favor.

Se me ocurrió decirle;

– Estaba muy excitado por lo que hicimos anoche… y al verte tan dormida no quise despertarte, entonces me masturbe pensando en ti, en tu concha y en lo rico que culeabas anoche.

Fue asi como se tranquilizo y me dijo:

– Eso a mi me gusta muchísimo y la próxima vez me despiertas. Vamos a ducharnos juntos?.

Yo le dije:

– Ves tu primero, ya te alcanzo mientras ordeno todo aquí en la sala.

Cuando se fue me dispuse a decirle a mi vecina que estaba escondida detrás del sofá que se fuera pero para mi sorpresa se estaba masturbando porque aun estaba excitada, y le dije:

– Vete para tu apartamento que yo después te sabré recompensar.

Ella accedió y se fue.

Queridos lectores esta historia es real y si no es por mi oportuna intervención me hubiese cogido mi ex-novia con su vecina y se hubiese armado troya.

Sugerencias o cualquier inquietud: [email protected]

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236