Mi fantasía de esposa

📋 Lecturas: ️4700
⏰ Tiempo estimado de lectura: 6 min.

No voy a entra en detalle de mi físico ni similares, tengo 40 años y voy peleando con mi edad y fantasías, soy mujer de familia y no he tenido más allá de un par de parejas sexuales, pero la rutina siempre está presente y al pasar de los años, ya lo diferente se vuelve común.

Voy a relatar mi fantasía personal, y en detalle como si realmente la viviera, el contarla me calienta y hace que se vuelva real en mi mente.

Siempre entre amigas hablamos muchas cosas salidas de tono y más aun con tragos encima, y me sorprende saber que la mayoría de nosotras coincidimos en que la fantasía más común es estar con más de un hombre a la vez, y como a ellas, cada vez hablábamos de como seria el ser tocadas y besadas por varias personas.

No sé si era la bebida, pero de regreso a casa empiezo a subir mi falda y mostrar un poco de mi ropa interior al taxista, quien en realidad no se da cuenta de lo que hago, pero yo estaba caliente intentando mostrarme, y al hacer eso, algo se prendió en mi estaba muy caliente y excitada por eso.

Llego a casa y encuentro a mi esposo dormido, reviso mi celular y me salen casa de alquiler en una zona cálida a una hora de la ciudad, inmediatamente cruzo por mi mente el reservar un lugar y ver que pasa entre amigas.

Reservé el lugar y les comenté para ir el fin de semana, grande fue mi sorpresa que ninguna de ellas puede ir, decepcionada y molesta iba a cancelar al reserva perdiendo el anticipo entregado, pero entre sueños y almohada se me ocurrió dar rienda suelta a mis deseos.

Ya en la madrugada hice una publicación dirigida a encontrar hombres disponibles para el fin de semana (ni yo creía lo que estaba haciendo), deje mi mail creado para el momento, donde daba instrucciones de que íbamos a hacer y donde estaba el lugar reservado.

Recibí como 30 mail de interesados en ir el fin de semana, sin embargo, máximo unos 5 o 6 estaban a mi gusto. Les indique donde y a qué hora llegar.

Ya el sábado, le comenté a mi esposo que teníamos un encuentro en la casa alquilada con mis amigas y que me voy temprano.

La casa era preciosa, tenía dos dormitorios, piscina, amplio espacio verde y el clima estaba delicioso.

Alfonso llego primero, me saludo y charlamos un momento sobre cuales eran mis planes reales, le comenté a breves rasgos cual era mi intención:

Alfonso: ¿Es en serio lo que publicaste en internet?, quieres pasar conmigo el fin de semana?, si no me conoces.

Luna: esa es la idea, que no nos conozcamos, que vivamos el momento y nada más, y no vamos a estar solos

Alfonso: ¿Entonces cuantas personas más van a llegar?

Luna: Yo y unos amigos más, pero tranquilo, los atenderé a todos-

Alfonso estaba sorprendido de lo que estaba pasando, y llegaron tres amigos más; Luis, Andrés y Danilo, igual de sorprendidos por mi disposición.

Empezamos a beber algo, pero yo no quería exagerar, quería vivir el momento, poco a poco se rompe el hielo y cada vez los veo más decididos y con ganas de jugar un poco, Luis propone un juego de tragos de celular , con retos y penitencias y al ser la única mujer me tocaba cada momento el cumplir penitencias, algunas subidas de tono, hasta que todos medio ebrios, me pidieron que cada vez que pierda, debo quitarme un prenda de ropa, yo estaba de blue jean y buso…pero poco a poco me fui quedando desnuda hasta que Danilo con mucha decisión, en su turno me pidió un beso, yo ya mojada y excitada obviamente accedí y empezamos un beso largo y apasionado, mientras tanto siento más manos en mi cuerpo y me quitan la poca ropa que tengo.

Sigo besándome con Danilo completamente desnuda y los demás empiezan a tocarme y besar mi cuerpo, como loca empiezo a buscar sus vergas con mis manos mientras sigo con la lengua de Danilo dentro, me sentía acorrala por los cuatro hombres que me tenían a su disposición, ya no hay vuelta atrás, bajo mi cabeza y empiezo a mamar la verga de Danilo y masturbar a mis acompañantes he iban intercambiando lugares, todos estaba erectos y duros, no aguante más, me aleje a sorpresa de todos, pero era para ponerme en posición, me puse en cuatro patas a ver quién es el que se decide primero, y fue Luis quien primero me monto, se puso el condón y empezó a darme duro y rápido mientras los demás miraban, no duro  mucho y es comprensible ante la situación , los tres siguientes se aceraron y se iban turnado, les pedí que cuando vayan a terminar se quiten los condones y se corran en mi boca, estaba tan excitada y complacida, y recién empezada el sábado, tenía la noche y el domingo para vivir lo que yo quisiera.

Estuvimos un par de horas de la misma manera, hasta que estaban cansados y hambrientos…nunca había sentido tan dilatada mi vagina, mis labios vaginales estaban caídos de tanto sexo y mi vagina inflamada, pero no había tenido algo así en mi vida y estaba muy contenta por ello.

Transcurría el fin de semana, comíamos y me tiraban en la mesa, me iba a bañar y había alguien conmigo dándome verga de nuevo, yo parecía un puta en realidad, en la piscina de nuevo se turnaron conmigo y en la noche a la hora de dormir se turnaban conmigo mientras bebían, cada vez que les daba ganas, entraban a mi cuarto y yo los atendía y así toda la noche…. tal era la excitación, que ya los condones no fueron necesarios, se corrieron directo en mi vagina las veces que quisieron, y me tuvieron desnuda en todo momento, me paseaba por la casa y el patio a disposición y mirada de ellos yo era la mujer de esos cuatro, era mi fin de semana, era el centro de atención, mientras no estábamos tirando eran considerados conmigo, me sentaban en su piernas, me besaban con cariño, me tomaban de la mano como si fuera su novia, me sentí como una jovencita y yo sabía que al momento de coger yo no era más que una zorra para ellos…imagínense que paso el domingo, si el sábado estuve atendiendo machos todo el día y toda la noche.

Mi cuerpo lo desea, pero mi pudor todavía no me deja.

Compartir en tu redes !!
lunayyo2000
lunayyo2000

Somos pareja hetero, con fantasias y curiosidad.

Artículos: 1