Mi esposa recibe leche en la boca del Uber

📋 Lecturas: ️3511
⏰ Tiempo estimado de lectura: 05:00 min.

Ese día mi esposa y yo regresamos de una fiesta en la ciudad de puebla, decidí dejar el auto en el hotel y pedir Uber ya que como es costumbre esas bodas terminan siempre con mucho alcohol y es mejor viajar seguro.

La fiesta no estuvo tan divertida como pensamos, la mesa que nos asignaron no era tan divertida como otras y la verdad a las 12 de la noche decidimos regresar al hotel, mi esposa tiene unas piernas deliciosas, senos grandes, trasero delicioso, cintura pequeña ya sus 29 años su cara de ángel pero de esas que te dan mucho morbo, es muy coqueta y sabe que la miran y eso hace que moje su tanga muy rápido.

Habíamos tomado y ella con el alcohol se pone más caliente de lo normal, su vestido era largo pero con una abertura del lado derecho que llegaba hasta sus muslos, era un vestido negro solo con una pequeña tanga del mismo color y de hilo dental, sus pezones sutilmente marcados la hacían ver más rica aún.

Al llegar el Uber me percaté que era un tipo guapo, joven de unos 26 años, se notaba su trabajo en el Gym, desde que entramos me sentí caliente ya que las piernas de mi esposa estaban a su disposición, un descuido y se podía ver su tanga transparente tapando su panochita rasuradita.

El trayecto marcaba una hora y diez minutos, empezamos a platicar con el chofer y empecé a sugerir que estaba muy cansado y me recosté, empece a fingir un sueño profundo, quería ver qué sucedía con su charla, los primeros minutos normales pero luego empezaron hablar de ejercicio y parecía que había afinidad, a los pocos minutos se notaba claramente la coquetería de ambos, sus preguntas o comentar eran cada vez más subidas como, y qué haces para estar tan guapa? .. se nota que haces mucha pierna… o apoco tus senos son naturales… ella parecía sentirse cómoda porque respondía a detalle, mi verga estaba muy dura y es que saber que tu esposa está de coquetita siempre es sexy.

Yo sé que el alcohol la pone caliente y que sea el centro de atención hace que no pueda detenerse y quiera verga dura, el chico empezó a coquetear más y mis ronquidos ficticios eran más notorios, quería darles seguridad.

Su charla era más personal y mi esposa hablaba de los pocos beneficios de tener unas tetas tan grandes al dormir o al correr, en un momento él le dijo que estaban deliciosa su que seguro yo se las chipaba delicioso, ella agregaba que sentir la mamada en ellas la hacía venirse rápido… al llegar seguía en mi papel y amablemente él se ofreció a ayudarla a subir al hotel, Uff sabía que seguiría… me llevaron a la cama y salieron de la habitación… los escuché quererse en la salita platicando…

Los espié y claramente mi esposa caliente y el chico estaban a punto de dejarse llevar, en algún momento ella le dijo, cómo puedo pagarte la ayuda… el de dijo; puedo ver tus tetas? Ella sonrió, y sin poner pretexto se bajo el vestido mostrando sus tetas blandas y con pezones rosados duros, se acercó y pidió permiso para tocar, ella cerró los ojos y empezó a recibir una manada deliciosa en las tetas… a los pocos segundos ella ya gemía y su manos acariciaban la verga dura del amigo, con el alcohol y el morbo, se hincó y empezó a frotar su verga, de la sacó y estaba muy grande, empezó q mamar como niña tímida solo la punta y luego toda hasta la garganta, el estaba en el cielo y yo jalándomela, ella gemía mientras mamaba y el la tomaba de cabeza y metía más su Vergon….

Al mamar durante unos minutos ella se puso de pie y se empinó para el dejando su culo con su tanga frente a nuestro amigo para luego bajarla un poco a la mitad de sus muslos… sin decir nada empezó a desearse frente a él y a lamer sus dedos… el solo acercó su verga abriendo sus nalgas empezó a metérsela hasta el fondo, sus huevos sonaban al chocar, era una sensación increíble, yo mirando y masturbándome frente al espectáculo por no más delicioso…

mi esposa gemía como puta y pedía que le diera más duro, ella misma decía lo zorra y adicta que era a las vergas desconocidas…

Le dio todas las nalgadas que pudo, en un momento ella se sentó y él empezó a mamar su panochita, ella estaba como loca recibiendo una mamada deliciosa, finalmente ella pidió montarse poniendo sus tetas en la cara…

La verga del taxista fue acomodada por mi esposa al montarse, yo veía su culo abierto ante mi subiendo y bajando, después de unos segundos pedía leche… gemía que quería probar leche… el gemía y casi a punto de venirse como si de una película por no se tratara, se hincó para recibir la mequeada de su vida, se vino en la boca, en la cara y en las tetas… no obstante ella limpió cada gota de semen con la lengua dejando limpio la verga y los huevos de su nuevo novio.. el le agradeció con un beso, se vistió y se fue… se llevó la tanga húmeda de mi esposa… yo al igual que ellos terminé derramando mi leche detrás de la puerta de la recámarag…

A los minutos ella se acostó a mi lado y nos quedamos dormidos… fue delicioso…

Compartir en tu redes !!
ESPOSOMORBOSO
ESPOSOMORBOSO
Relatos: 4