Voyerismo | 3.461 lecturas |

Mis queridos vecinos adoran ver mi cuerpo desnudo

Estaba sola en mi apartamento, piso 16 eran como las 2 de la tarde y saben que a esa hora pega el ocio, no tenía nada que hacer a pesar de que ya había buscado algo con que entretenerme, estaba aburrida no quería que este fuera un día como todos los demás, que mas puedo hacer yo, de 18 años viviendo sola y en descanso de la universidad se me ocurrían muchas cosas, decidí llamar a un amigo el que siempre me entretiene muy bien pero al contestar y hacerle mi propuesta me dice:

– “Vanesa amor lo siento de verdad esa propuesta es muy tentadora pero estoy en una reunión familiar”.

Hago otras llamadas y no hay nadie que me satisfaga disponible, lo que me faltaba, ociosa, excitadísima y no tenia ningún amiguito disponible… bueno ya resignada a que no iba a conseguir acción me dirijo a la ventana para agarrar un poquito de aire porque este calor que tenía no era normal, me quería distraer y vaya mi sorpresa si que conseguí una distracción.

Yo vivo en un conjunto de edificios unos al lado de los otros, apartamentos con grandes ventanales puedes ver fácilmente de un apartamento a otro y todos los vecinos nos conocemos por eso la mayoría anda con las cortinas cerradas, pero esta vez no, vi a la parejita recién mudada y recién casada postrados los dos en un gran mueble que se veía muy cómodo, negro de cuero, estaban besándose apasionadamente, había unas cuantas revistas tiradas en el piso como a medio leer, ya no podía dejar de ver, ese tipo me causaba mucho morbo cuando lo veía, con el cabello largo y negro no era muy musculoso pero si estaba definido y por lo que veía en ese momento tenía en su gran espalda un tatuaje de un dragón que iba desde su grueso cuello hasta casi donde empezaba ese culote que tenía uuuy… cómo me provocaba pegarle un mordisco y luego la veo a ella todavía vestida pero siempre admiré su cuerpo, una pelirroja despampanante aunque no muy alta tenia unas tetotas que siempre estaban erguidas, no se porque debe ser que la pobre siempre tenía frío, tenía un cabello largo y ondulado, la pareja rondaba entre los 25 años, lo que veía me gustaba mucho y esperaba que siguieran esto de ver a otras parejas me tenía a mil y sobre todo ellos dos que estaban tan ricos.

El estaba inclinado sobre ella besándola mientras que ella pasaba sus manos por ese tatuaje lo recorría completo, el le besaba el cuello y ella abría la boca, no podía escucharlos pero estoy segura de que ella estaba respirando fuerte, lo alejó un momento y puso una cara de mala que me excitó mucho me vinieron muchos pensamientos a la mente, cosas para hacerle a ella. La pelirroja lo agarró por el cuello y lo tiró al piso, ella se sentó sobre el, lo sometió entre sus piernas, se quitó la camisa y entendí porque sus pezones siempre estaban erguidos, ella tenía piercings en esas tetas grandes duritas blanquitas y sus pezones rosaditos, Diooss! Que mujer y que curvas!!! Una cinturita y unas caderotas y para rematar una cara de perversa que no se la quitaba nadie, yo ya estaba mojadísima nunca me había excitado tanto viendo a una mujer, ella quería ir al grano, quería que se la cogieran porque en menos de 10 segundos ya le había quitado el pantalón al novio rico, vi debajo de ese bóxer una erección enorme, no lo podía creer esto tenía que verlo.

La mujer se levanta y se baja sus pantaloncitos pegados y cuando veo la muy putita tenía un hilo negro, que rico vale lo que se me aproximaba a ver, ella se empieza a bajar ese hilo y mmm… yo estaba ya sin nada, que piernotas tenía esa mujer y su rica cuquita tan cuidadita, afeitadita con una línea delgadita antes de que empezaran los labios, cuando veo un piercing en su clítoris Diosss!!! Ella sin quitarle la vista al novio se toca, se moja el dedo en sus labios, ella también estaba mojadísima como yo, la ricura esa se tocó y se empapó dos dedos de sus mismos jugos y se los llevó a la boca, los saboreó y se relamió, como me gustaría hacerle lo mismo a ella, todo sin dejar de verlo fijamente, que espectáculo estaba teniendo y fue mayor cuando ella le quitó el bóxer que estaba por estallar, a ese hombre yo lo veía perfecto tenía tremendo pene de unos 20 cm. calculo yo, paradísimo muy grande y sin dejar de verlo ella se inclina sobre él y le pasa la lengua desde el cuello hasta la punta de ese pene que al verlo se me hacía agua la boca, la pelirroja era toda una veterana, se metió los 20 cm. completitos en la boca.

El la agarraba por el cabello y la halaba fuerte, ella pareciera que se fuera ahogar, el la movía cada vez más rápido, su pene estaba lleno de la saliva de ella y de fluidos de él, ella apretaba sus labios, lo agarraba con la mano, jugueteaba con la lengua y la punta de el pene, se notaba que la chica lo estaba disfrutando y él ni se diga! Hasta que ella no aguantó mas, dejó de mamárselo y se subió, se sentó sobre esa erección poco a poco metiéndolo lentamente hasta que él la agarró por la cintura y la haló hacia él metiéndoselo todo de un golpe, ella miró hacia arriba y abrió la boca, supongo que gemía porque eso no estaba fácil era muy grueso, a este punto yo me estaba masturbando y me empecé a meter dos dedos, me daba como nunca, muy fuerte, quisiera tener los dedos mas largos o tener a ese pene dentro de mi, rompiéndome por dentro, llegándome muy profundo, muy adentro, yo si me lo meto sin quejarme, soy muy golosa.

Ella empezó a moverse hacia delante y hacia atrás, yo ya llevaba cuatro dedos dentro de mi y con la otra mano me tocaba los senos duritos por la excitación, el la tomaba por las caderas y ella se meneaba en muchas formas, como se movía esa pelirroja, esa mujer brincaba, miraba hacia arriba, abría la boca, aruñaba al novio por el pecho, se inclinaba hacia atrás y veía ese piercing en su clítoris brincando y desde mi punto de vista veía la penetración completa, quería imitarla con mis dedos dentro de mí, el le apretaba las tetas, jugaba con los piercings de los pezones, empezaron a moverse cada vez mas rápido y ella apretó el mueble junto a ellos, subió la mirada y abrió la boca muy grande, su vientre le palpitaba, su primer orgasmo, yo estaba también cerrando los ojos masturbándome cada vez mas rápido, mas duro y me fui mas o menos al mismo tiempo que ella, el le sacó el pene y la agarró a la fuerza, pero a ella le gustaba, la volteó y la puso en cuatro, empezó a meterle un dedito suavecito por el culo, decidí imitarlo lubricándome con mis propios jugos que gracias al orgasmo era bastante, el le metió el segundo dedo y yo me metí otro dedito, ella como lo disfrutaba hasta que él sin previo aviso le saco los 2 dedos y le metió ese pene completito, ella gritó, se notaba, se le salieron unas lagrimas y el le dio unas nalgadas en ese culote sabroso, la sometía, la halaba por el cabello, le aruñaba la espalda y esa mezcla de dolor y placer la volvía loca, yo ya no sabía que hacer, quería tener adentro a ese hombre en mi culo, no mis dedos, así que me dedique a tomarles fotos.

Él le apretaba las nalgas, la nalgueaba, ella gritaba y sonreía, se movían cada vez más rápido, veía como el pene de él entraba todito en ese huequito apretadito, le agarraba las nalgas y las juntaba ahí fue cuando él le arremetía con más fuerza quería meter lo que tenía y lo que no, se empujaba contra ella y la halaba, muy rápido, ella apretó la alfombra entre sus mano y con la otra empezó a jugar con su piercing del clítoris, esta vez ella estaba muy roja gritaba sin descanso y se movía muy rápido, el vientre le palpitaba de nuevo y el le haló el cabello muy fuerte metiéndoselo todo ella tuvo su segundo orgasmo y él acabo pero antes de acabarlo todo sacó su pene y le bañó las nalgas y la espalda de semen apetitoso y calientito, se fueron caminando a lo que yo creo el baño y los perdí de vista.

Pero que polvazo el de esa pareja y que rico fue verlos, me excitó muchísimo, yo también me fui al baño y me bañé, me masturbé con la ducha y me acosté a dormir un ratito a soñar con esa pelirroja que tenía que tener, que tenía que jugar con cada uno de sus piercings y con ese pene tan rico de él.

Luego les contaré cuando los esperé en el edificio de ellos y les mostré las fotos y me invitaron a su apartamento, fue mucho mejor.

Scroll al inicio