Me encanto follar con el gordito de facebook

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: 03:00 min.

Los recuerdos de los compañeros de clases que tuve hace 8 años en el tercer ciclo no me dejaba pegar el ojo. Me llenó de melancolía y comencé a buscarlos en Facebook; pero no los encontré y en mi búsqueda encontré a un tipo gordito pero de buen perfil físico.

Me metí a su perfil a husmear sus fotografías, su información y aparte de atractivo me resulto un tipo muy interesante y le envié la solicitud de amistad y me dormí ya en la mañana solo me encontré un mensaje del dónde me preguntaba cortantemente si quien era pero no me acepto la solicitud.

Le respondí que me gustaría conocerlo solo si él lo permitía y al rato respondió que sí. Y me pregunto de donde era y entonces nos dimos cuenta de que vivíamos muy cerca y así seguimos platicando unos días hasta que tocamos el tema más esperado por mí. (el sexo).

Tenía muchas ganas que me comiera y yo comerme entero ese bombón; pero me hacia la dura no quería ser tan aventada y pensara que yo era una mujerzuela aunque las ganas me consumían cada día desde hace dos años no cogía cuando termine mi relación solo me dedique a mi estudio y a mí.

Pero este tipo había logrado encender la lujuria y el morbo en mí. Tanto así que me metí en la mente que costara lo que costara iba ser mío. 

Generalmente solo chateábamos por las noches y le dije que me encantaría verlo algún día y quedamos en vernos después de la cuarentena las semanas pasaron volando y cada día me sentía muy nerviosa hasta que por fin se nos llegó el día de vernos.

Y quedamos de vernos en un parque, me recogió y nos fuimos directo a un motel cercano. Parecíamos dos locos desesperados y ansiosos, él se sentó en la cama y yo me senté encima de él y me quito la camisa y admiro mis senos un rato.

Me desabrocha el sostén mientras hundía su cara en medio de mis firmes pechos era todo un hombre con experiencia. Con cada lengüetazo me elevaba hasta el cielo ya mis pezones estaban durísimos y el los chupaba.

Hasta que me quite encima de él y le desabroche el pantalón y le saque su verga de tamaño normal pero bien gruesa y dura y no dude en meterla a la boca me mojaba escuchar el sonido de mis labios en su pene lo chupaba como una paleta y me lo metía casi todo a la boca y él lo disfrutaba.

Y luego me puso de perrito y me la metió me sentí en la gloria y unos gritos se me escapaban. La tenía deliciosa y me la metía rico y rápido mientras le mordía su brazo que estaba por mis hombros luego me acostó debajo de él y la metía rico.

La sentía toda dentro mi vagina estaba hambrienta de verga; pero me dolía y a la vez no quería que la sacara se movía con una fuerza brutal al parecer gozaba al verme suplicar “me duela ya” “ya para por favor”.

Más parecía una follada violenta; pero me encantaba y me calentaba que me diera fuerte como a una puta, hasta que me hizo venir rico y al rato me la saco y me la puso en mi boca para que me tragara su espesa leche.

Hasta su leche caliente me gusto el sabor. Lo disfrute tanto aquella follada que la única vez. Ya no lo veo; pero en algún momento me viene las ganas de volverlo a follar y les cuento.

By: Andrea

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236