Engañe a mi esposo con su primo (real)

📋 Lecturas: ️17913
⏰ Tiempo estimado de lectura: 08:00 min.

Buenas a todos es la primera vez que me animo a confesar mi infidelidad, me llamo Patricia tengo 38 años estoy casada hace 23 años con mi esposo que hasta ese momento era mi único hombre con el había tenido sexo, me junté muy jovencita a los 16 años, tengo dos hijos una nena y un varón, la nena de 21 años y el varón de 19… Yo soy bajita de 1,58 de estatura y de piel blanca…

Bueno les cuento como sucedió todo., ésto fue hace más o menos entre 9 y diez años… Mi hijo el más chico cayó internado por un problema de salud en el hospital de Quilmes, cómo no había especialistas en ese hospital lo derivaron a la plata al hospital de niño, ahí vivía el primo de mi marido ( soltero) y ahí nos conocimos me lo presento mi marido Gastón se llama el primo, todo iba muy bien a mi la verdad que no me llamó para nada la atención el primo de mi marido, el todo lo contrario me miraba de pies a cabeza y con mirada insinuante… Yo en aquel entonces no tenía teléfono hacia una semana lo había perdido.

Cuando el médico lo vio a mi hijo nos dijo que teníamos que quedarse internado una semana mínimo con nuestro hijo, y la verdad que no sabíamos que hacer por qué una semana era mucho y plata no teníamos para un hotel o algo parecido, entonces Gastón el primo de mi marido nos ofreció quedarnos en su departamento, que la verdad no esperábamos eso con mi marido.

Todo iba muy bien el departamento de Gastón quedaba a cinco cuadras del hospital y solo lo utilizamos para irnos a bañar y para dormir, va en realidad mi marido iba a dormir yo me quedaba con mi hijo por las noches, y cuando el se iba a bañar me quedaba en el hospital y cuando yo me iba a bañar mi marido se quedaba en el hospital con nuestro hijo… Un día Gastón me preguntó si yo tenía celular y le dije que no que hacía una semana lo perdí, y el se ofreció amablemente a prestarme uno que tenía y que no usaba y bueno yo acepte gustosamente.

Un día aburrida me pongo a ver qué habían en las carpetas que tenía el celular que me prestó Gastón, eran todas fotos de el con amigos ect ect ect, en eso veo uno videos y entro para ver y me encuentro con filmaciones de el teniendo relaciones sexuales con mujeres, sexo oral y todo eso, pero no fue lo que más me llamo la atención, lo que realmente me llamó la atención fue el tamaño de la herramienta de Gastón, que le calculaba unos 22 centímetros y bastante gruesa calculo unos seis centímetros de grosor, a comparación de la de mi marido que solo le media 13 centímetros por cuatro de ancho como mucho.

Y desde entonces comencé a mirar de otra manera a Gastón, no podía sacar la imagen de esa chota de mi cabeza, me ponía re caliente y cada que podía miraba una y otra vez esos vídeos… Un día que me fui a bañar al departamento de Gastón, casualmente me lo encontré, el casi no paraba por qué estaba todo el día trabajando, casualmente ese día estaba de franco.

Se sorprendió cuando me vió, estaba tomando unos mates solo y me ofreció y yo acepte, nos pusimos a hablar me preguntó por mi hijo que como iban las cosas y todo eso, y yo le contestaba que todo iba bien por suerte. El estaba sin remera y shorts y claramente se le marcaba el paquete, me prendí fuego en ese momento… Se fue al cuarto y trajo unas tangas mías y unos bóxer de mi esposo y me dijo los levanté de la soga por qué estaba lloviendo, yo muy vergonzosamente agarré mis tangas y los boxer de mi marido.

Así seguimos charlando el me contaba que estaba solo , que la última novia lo había engañado con su amigo y en eso se puso mal y yo me arrimé para consolarlo y en eso me dió un beso en la boca, yo me quedé mirándolo y me dijo perdón no se por qué hice eso y al ver qué yo no decía nada se hacerco y me dio otro beso y ahí si lo correspindi, me empezó a tocar las tetas y me metía la lengua muy apasionadamente, yo estaba en las nubes, en eso agarró unas de mis manos y se la llevó a su verga por encima del pantalón, no podia creer que estaba tocando y lo que yo estaba haciendo, en un momento le dije que pare por qué yo nunca había engañado antes a mi esposo y que no se merecia ésto, la verdad no sé por qué dije eso si en ese momento no me importaba nada, y entonces seguimos, en eso me saco la remera el corpiño y jugaba con mis tetas las chupaba las mordía, no son muy grandes pero tienen un tamaño justo, después me saco el jean y me empezó a meter los dedos, yo le baje el pantalón y empece a jalarle esa hermosa verga que en eso le digo por qué no nos bañamos juntos, y nos fuimos directo a la ducha, ahi continuamos con los manoseos pero no pasó nada…

Salimos de la ducha y nos fuimos directamente a su cuarto, ahí me tiró a su cama y se metió entre mis piernas y me empezó a mamar mi concha y con mucha locura, estaba en el cielo y la verdad que no queria que pare, en un momemto se detuvo me saco de la cama y me hizo arrodillar para que le mamara la verga, era impresionte el tamaño de esa pija, casi el doble que la de mi marido, me costaba meterme esa verga en la boca, hacia acardas a cada rato.

Una vez que se le puso bien dura me tiró de nuevo a la cama, se puso encima mío, agarró verga y la empezó a meter de a poquito, sentía que las paredes de mi vagina se empezaban a abrir y en eso me la metió de un solo empujón, yo pegue un grito y no podia creer que me habia entrado todo ese pedazo de carne, en eso empezó el mete y saca frenéticamente, por momentos pensaba que me iba a desvanecer, asi estuvo unos 10 minutos, despues me dio vueltas y me puso de perrrito, me miro el culo y me dijo “que acaso mi primo no te hizo el culo nunca?” A lo que yo le dije que un par de veces intento pero yo no lo dejaba por qué me dolía mucho, y en eso me empezó a chupar el culo, que hermosa sensación nunca había sentido algo igual, mi esposo en trece años que llevábamos juntos nunca me había chupado el culo.

En eso me empezó a meter un dedo al principio me dolió y luego pasó el dolor y empecé a gozar, cuando ya me estaba acostumbrado a ese dedo, me metió otro dedo y otra vez sentí dolor que luego fue sediento.

En eso me dijo bueno prima ahora te voy hacer el culo, yo le dije no por favor me vas a matar con esa verga tan grande que tenés, y me dijo, que acaso vos viste que se murió alguna de las mujeres que están en los videos del celular que te presté, yo me quedé sin palabras y entendí que yo caí en su juego, en eso saco un frasco de su mesita de luz que era vaselina, se unto en los dedos y me empezó a untar en el ano, yo todavía estaba aturdida por lo que me confesó, sentia cómo me metia sus dedos, en eso se empezo a untar vaselina en la verga, puso su glande contra mi ano y empezó a meterla despacito, yo empezaba a sentir como se dilataba mi virgen ano, y cuando menos lo espere tenía toda su verga dentro mío, se quedó quieto por un rato y luego comenzó el mete y saca, primero lento y luego empezó a acelerar.

Yo seguía pensando en lo bien que me hizo caer en su trampa, no se cuanto tiempo estuvo dandome bomba, lo único que sentí fue cuando me inundó el culo con su leche, fui al baño me igienice me vestí y me fui al hospital de nuevo, mi marido me preguntó si estaba bien por qué me veia muy colorada, yo le dije que estaba bien y que no me pasaba nada, tenía miedo que se diera cuenta que mis piernas no me paraban de temblar, al rato me llego un mensaje de Gastón diciéndome lo bien que la pasó y me invitó a que en la noche me fuera a dormir con el, no le contesté nada, le deje en visto el mensaje… No podía dejar de sentirme una tonta, cómo pude haber caído en su juego, estaba encantada y furiosa a la vez.

Nunca le conté nada a mi marido, a los días le dieron el alta a mi hijo y nos volvimos a Quilmes, le di el celular a mi marido para que se lo entregará a su primo. Nunca más supe nada de el, hoy en día llevamos 23 años juntos con mi marido y gracias a su primo disfrutamos del sexo anal.

Espero les haya gustado mi historia, saludos

Compartir en tu redes !!
Patriciaxxx
Patriciaxxx
Relatos: 1