La hermosa dentista de mi hija

Mi mujer me abandono con mi hija. A las semanas decidí mudarme a otra ciudad. Donde me hice cargo del cuidado y su educación.

Recibí una llamada del profesor y me comentó que mi hija estaba llorando mucho. Le dolía una muela. Me partió el corazón ver tan mal. Nos fuimos a buscar una clínica dental. Tuvimos que ir a otra ciudad a 45 minutos de la mía.

Salió la odontóloga muy amable. Me preguntó que se me ofrecía, le comenté la situación de mi hija.

Me quedé cautivado cuando vi sus curvas. Tenía una hermosa carita, unos ojitos algo a chinados colores grises. Normal de estatura, unos pechos normales parados y un trasero redondo grande. Era una hermosa gordibuena. Pensé que rica esta.

Después de que la atendió, llegué a mi casa, con mi hija dormida. Por dios no sacaba a esa hembra de mi cabeza, pero creí que me pasaría con los días.

A los cinco días me cayó un mensaje a mi WhatsApp. Era ella, me preguntó como seguía mi hija. Me pareció extraña, pero creo que solo eran excusas.

La excusa con los mensajes de whatsapp

A las 2 semanas de charlar y charlar por las noches, la invite a cenar a mí casa. Pase por su consultorio a las 5 de la tarde, ya estaba oscureciendo. Platicamos un poco en el auto mientras nos dirigíamos a mi apartamento. Comimos, bebimos y cada vez me acercaba más a ella. Le acariciaba la pierna ella solo se alejaba.

Fui descarado al pedirle un beso pues me dijo que no; porque apenas nos conocíamos. Que iba a pensar que era una mujerzuela. Le dije que no se preocupara, no iba a pensar eso. Enseguida nos dimos un beso de lengua corto, pero al separarse la jale de nuevo y la bese fue un beso de lengua largo, eso me éxito más.

Solo quería follar.

Luego me acosté en ella, le desabotone la camisa quedando al descubierto sus hermosas tetas. Empece a besárselas y a pasar mi lengua. Mi pene lo tenía más duro que una roca, se lo coloque en medio de sus piernas. Sentía que mi verga me hormigueaba de las ganas.

Así con todo y ropa empecé a moverme encima de ella. Le quite el brass, pasaba mi lengua en medio de sus paradas tetas. Tenía unos pezoncitos largos y erectos. Mi pene estaba muy mojado, empecé hacer el mete y saca en sus pechos. Sentía como deslizaba en medio de sus tetas. De inmediato se quitó todo, poniéndose de perrito. Por un momento quede observando su abierta, rosada y mojada vagina.

Dijo métela que esperas, así que la complací metiéndole mi gran verga gorda y larga. Ella solo gritaba y le decía calla pero no me hacía caso. Tal fueron las ganas que no me importo que todos los vecinos la escucharan gritar. En muchos años no había tocado un culo tan rico como ese tan grande y suave. Era tan hermoso y perfecto.

Disfrutando de las tetas mas lindas y perfectas

Luego empecé a mamarle las tetas. Baje hasta su vagina a pasarle la lengua por unos segundos, sabia saladito. Le dije que se subiera, se la metió toda con cuidado y empezó a moverse. Sus tetas se movían de un lado a otro. Se movía tan rico como una diosa, me sentía en la gloria cacheteando sus tetas.

Me acosté encima de ella, la agarré del cuello como ahorcándola. Se la metía duro hasta que grite. De inmediato se le puso la cara roja y sus ojos llorosos; pero a ella eso le gusta. Me apretaba la verga con su vagina, cuando la tenía toda adentro.

Sentí que cogía con una puta. Por lo que le daba aún más fuerte. Quería traspasarla con mi verga, mientras ella gritaba y gemía. Empezó a venirse pues sentí más mojada mi verga, sus gemidos lo decían todo. La puta que era jajaja.

Se quedó agotada, pero yo estaba por acabar. Aun seguía encima, no logre sacarla a tiempo, sentí que le termine un poquito dentro. Lo saque para terminarle en su boca. Se la metí casi todo y se tragó toda mi leche caliente. Luego me fui a lavar la verga a la bañera. Ella se quedó exhausta acostada.

Después de eso cambie con ella, pues solo la quería para una noche. Lastimosamente no fui claro desde un principio, por lo que a toda hora me escribe. Me dice que es la mejor cogida que le han dado, que siente que me desea y me ama.

Pero afortunadamente ella tiene hogar, está casada con un abogado y tiene 2 hijos Ahora ella dice estar embarazada de mí, pero yo no quiero saber de ella ni del bebé.

Solo quiero ahorrarme broncas con el esposo de ella y con mi novia pues estoy por casarme y traérmela a vivir a mi apartamento. Mi hija la quiere mucho y ella también. Y eso es lo importante la felicidad de mi hija.

By: Felix David