Sueños de una Sissy – I, II

📋 Lecturas: ️1710
⏰ Tiempo estimado de lectura: 7 min.

Por las noches tengo un sueño recurrente. Soy una chica voluptuosa, con amplios pechos, cola bien formada y piernas perfectas. Ya no tengo ahí abajo mi pequeña polla, fue reemplazada por el coño rasurado. En este caso, estoy en la cama, aunque en otros sueños, puedo estar en la ducha, o en un ambiente que no llego a distinguir bien que es…

De repente entra un hombre (algunas veces es mas de uno). Enorme! Casi un troll, grande, musculoso, gordo en algunos casos. Está desnudo. Sus manos son del tamaño de mi cara. Sus brazos parecen troncos de un árbol.  Sus muslos, anchos, que no alcanzo a abrazar con mis brazos. ¡Y una polla descomunal! Grande, cabezuda, ¡y con unas bolas enormes! Su cara varía según el sueño.

El hombre me levanta de la cama, agarrándome del cuello. Me pone contra la pared de espaldas a él y me arranca el camisón y las braguitas, dejándome desnuda. Comienza a manosearme con sus manazas, me aprieta las tetas, recorre mi espalda y mis nalgas. Se aprieta contra mí y siento su verga, todavía flácida por encima de mis nalgas

Yo no digo nada, estoy excitada, porque, a pesar de estar en ese cuerpo, tengo la conciencia de mi ser de sissy y estoy esperando ansiosa lo que seguro vendrá.

Me da vuelta y comienza a chuparme las tetas, me las mordisquea… mientras me mete un dedo en la vagina, que esta super lubricada, porque estoy mojada. Me hace arrodillar y me refriega la polla contra los labios y me obliga a chuparla. Es tan gruesa que apenas entra en mi boca bien abierta. Al cabo de un rato se descarga, su semen entra en mi boca, llenándola con una cantidad y un torrente increíble, casi me ahogo.

  • Traga… Traga, dice, son sus primeras palabras que pronuncia. Trague a medida que la cosa entraba en mi boca.

Luego me lleva de nuevo a la cama, me abre las piernas y comienza a follarme. Me va a partir en dos, pienso… pero el dolor, da paso enseguida a un placer inusitado, como si me inyectara una droga que inhibe el dolor y causa solo placer y deseo sexual.

Tengo su verga enorme metida dentro, y todo su cuerpo aplastándome, mientras me besa metiendo su lengua casi hasta mi garganta. Finalmente, Acaba, dando un grito gutural, y mientras el torrente de semen entra en mi cuerpo.

En la mayoría de los sueños, luego de esto, entra uno o dos hombres más… grandes igual que él. Y me dan por el culo y me penetran dos a la vez, mientras chupo al tercero. Para finalmente acaben y se descarguen sobre mí.

Me despierto…. Volví a ser un chico. Estoy sudado por el esfuerzo, mi pequeño pene encerrado me provoca dolor al querer ponerse duro. Pero lo más increíble, y esto sucede en cada sueño, es que estoy cubierto por todo el cuerpo, incluso la cara, de un líquido espeso y blanco.

Lo pruebo, y si, no hay dudas… es semen…y seguro que no es mío…

PARTE II

Sueños de Sissy II

Por varias noches he tenido un sueño recurrente. Soy una chica voluptuosa, con amplios pechos, cola bien formada y piernas perfectas. Pelo oscuro y corto hasta el cuello. Ya no tengo ahí abajo mi pequeña polla encerrada, y en cambio, tengo un coño rasurado.

Acabo de levantarme, hace mucho calor y voy directa a la ducha. Abro la canilla, y el agua fría moja todo mi cuerpo bien formado. Y de repente, me doy vuelta y veo a un hombre en el baño observándome. ¡Está desnudo y es Enorme! Casi un troll, grande, voluminoso, espalda ancha y con panza. Sus muslos parecen troncos de un árbol, Sus manos son del tamaño de mi cara. Es feo de cara, pelo cortado al ras y debe tener más de cincuenta años.

Su polla grande y gruesa le cuelga flácida mientras me observa. Me sobresalto y tapo mis partes. Partes nuevas que no tenia antes, los pechos y el coño…

El hombre avanza, me toma del cuello y me saca de la ducha. Me pone contra la pared, me hace arrodillar y con mis brazos en alto, literalmente me aplasta su pelvis contra mi cara. Su polla comienza a ponerse dura, y me obliga a metérmela en la boca. Es tan gruesa que apenas entra en mi boca bien abierta.

Luego me levanta, me pone contra la pared y recorre con su manaza toda mi espalda hasta mis nalgas, que manosea con fruición. Me mete uno de sus dedos en el coño y casi me levanta del piso, al presionar. Tiene una fuerza enorme, no puedo resistirme… y en este punto, no sé si quiero resistirme.

Finalmente me penetra. Siento su verga entrar en mi coño hasta las bolas. Hace fuerza como si quisiera meter las bolas mismas y su panza me aplasta contra la pared. Comienza a moverse rítmicamente y con sus manos en mi cabeza me hace lamer los azulejos del baño.

Me va haciendo girar y siento su cara contra la mía. Un cierto olor a alcohol, emana de su boca cuando su lengua recorre mi cara. Ahora, parada contra la pared, me levanta una pierna y me penetra de frente, mientras me estampa un beso en la boca, y su lengua, tan grande como su cuerpo, me llega casi hasta la garganta.

Ya no me resisto y la verdad que me esta gustando, estoy mojada y caliente. Le acepto el beso y le rodeo el cuello con mis brazos.

Al cabo de un rato, esta por acabar. La saca de mi coño, me hace arrodillar y me mete la verga en la boca, nuevamente. Me toma de la cabeza y mete y saca la polla, follándome la boca. Finalmente,  comienza a descargarse y  un torrente de semen me llena la boca…

Y en eso…, ¡Me despierto! Volví a ser un chico, con su polla encerrada… siento que me ahogo… Tengo la boca llena…es un líquido viscoso y salado… me incorporo en la cama para no ahogarme. ¿Como llegó esto a mi boca?

No lo pienso y trago…

Compartir en tu redes !!