Prueba de confianza y mucho morbo. Si, he caído y ahora lo relato

📋 Lecturas: ️3691
⏰ Tiempo estimado de lectura: 06:00 min.

Está es una historia real, en la que fui víctima pero a la vez beneficiada. Ahí voy a los hechos.

Mi nombre es Mika, tengo 37 años, soy morena y chaparrita, senos pequeños pero a la vez premiada con unas nalgas bien pronunciadas que son mi principal atractivo desde muy joven, estoy casada con Carlos, un hombre de 47 años y con una contextura delgada, alto pero bien normalito en cuanto a físico y dotación.

Una noches luego de una buena y placentera sesión de sexo nos pusimos a conversar sobre experiencias y fantasías. Cabe resaltar que somos una pareja liberal y llevamos años realizando intercambios, tríos, etc.

Me dijo que era momento de ir planeando algo nuevo, y que quería que yo elija que hacer y con quién, me dijo que quería que sea sincera y que le cuente algo que tenía ganas y que por alguna razón no lo hemos realizado.

Entonces fui sincera y le confesé que le tenía ganas a un amigo suyo, muy cercano y de hace muchos años. Si nombre es Daniel y es unos tres años mayor que mi marido, en una ocasión ya habíamos pactado traerlos a nuestra cama ya que Carlos me había comentado que cuando jóvenes ya habían hecho unos tríos HMH con sus chicas y que el era muy buen amante y además gozaba de una dotación envidiable. A mí me parecía muy atractivo y además contando con todas esas características la verdad que me atraía bastante, pero no lo invitod nunca por ser muy cercano a nosotros y también a nuestras familias.

Entonces mi marido me propone lo siguiente: ya que el te atrae bastante, y la verdad que en más de una ocasión el por la confianza que nos tenemos que confesó las ganas que te tenía. Pero todo quedaba ahí ya que por lo antes citado sería muy riesgoso hacer un trío con el.

Entonces Carlos me cuenta si plan, que era poner a prueba a su amigo, a ver cuan fuel era a la amistad que tienen y me pidió que yo lo vaya seduciendo y dando posibilidades de que el me comiera, pero con la condición de que si yo lograba que el lo traicionar podría dejarme cojer por el, y todo quedaría en secreto.

En fin, para no alargar mucho comencé a actuar, como nos frecuentar amos mucho comencé a exponerme en su presencia con ropas cortas y comportamientos permisivos o comentarios poco comunes. Aprovechaba las veces que notaba que me miraba las nalgas y dejaba ver qué me daba cuenta pero a la vez lo respondía con una mirada cómplice.

Asi fue pasando y el no le comentaba nada a Carlos, entonces decidimos ir más allá, y en una ocasión que que estábamos en nuestra piscina solo los tres en pleno domingo decidí ponerme un traje de baño mucho más expuesto que el que acostumbraba usar, notaba como me miraba con deseo y yo siempre siguiendo el juego. Hasta que en un momento cuando decido tomar sol Carlos (como lo hemos planeado) se retira y se dirige a la casa con la excusa de hacer una llamada y nos deja solos. Entonces le pido que me pase protector solar ya que Carlos iba demorar y ya quería aprovechar el sol.

El muy educadamente me dice que no estaba seguro de que eso sería correcto ya que no sabemos cómo Carlos lo tomaría. Entonces le dije que por lo menos me pase en la espalda y que ella se haría cargo si Carlos reaccionaba mal. El acepto y fue pasando el protector en mis espaldas y me di cuenta que fue bajando más de la cuenta, ya casi tocando mis nalgas me dice que irá al aguagua, se levanta y se dirige a la pisina pero pude notar que estaba con una erección impresionante, y entonces le dije, ya tan grande y no piedes controlarte? De que hablas me dijo y en eso se lanza al agua y yo hago lo mismo, quedó frente a el, tomo su bulto y le digo de esto estoy hablando, lo tenía entre mis manos, lo aprete, me di vuelta lo solté y al retirarme acerque mis nalgas a ese bulto.

El se quedó estático y le pregunté que pasaba, y entonces me dice con mucha calma, mira Mika, Carlos es muy amigo mio, no quiero faltarle y esto se me pone dificil porque confieso que desde siempre sentí una gran atracción hacia ti, pero no quiero faltar con el.

Entonces le conté que también yo siempre sentí atracción por el, pero que comprendo la amistad que tienen y por eso nunca di señales.

En eso Carlos llega a la piscina y dice que tendrá que ir un momento a resolver algo con un cliente y se demora como una hora y nos pide que mientras disfrutemos la fresca piscina.

En ese momento entre en conflicto, era elomento que podía aprovechar y realizar mi fantasía con el y a la vez contarle el plan de Carlos y hacernos cómplices y darnos ese placer. Entonces decidí contarle que Carlos me había pedido ponerlo a prueba para saber si eran realmente amigos. Cuando escucho eso quedó perplejo, algooledto y me dijo que el no tenía el derecho de ponerlo a prueba, mucho menos por el hecho de que el sabía las ganas que me tenía. Entonces me di cuenta que había cometido un error, me quedé callada y sali de la piscina y me diriji al interior de la casa para ducharme y descansar.

Cuando me estaba sacando el traje de baño Daniel entra a mi cuarto, me cubru con la toalla y el se acercó y me dijo que Carlos también tenía un plan, y era ponerme a prueba a ver si es que pasaba algo yo no lo informaría, Carlos le dijo a Daniel sobre el plan y le dijo que aprovechará para cojerme, y así saber si yo le contaba o no.

Entonces me propone que cojamos pero que tanto yo como el digamos a Carlos que no ha pasado nada, fue tentador, pero antes que le de una repuesta tomo mi toalla y la arrebato, se retiró su traje de baño y expuso todo su pene enorme, largo y grueso, lo tomé y me puse de rodillas e inicie una chupada epica. Luego de dos minutos me toma del cabello y me hace apoyar la cara en una pequeña mesa, tenía mis nalgas expuestas, con sus pies seoara mis piernas y siento como la punta de su pene se posiciona en la entrada mojada de mi bajina, entonces siento que me va penetrando lentamente, cuando llega a laitad inicia un frenético va y ven, suelto unos gemidos y le pido que me lo meta todo, el responde con fuerza, sentía como me penetraban con fuerza y tuve el orgasmo más rápido de mi vida, se me doblaron las rodillas y casi me caigo.

Me doy vuelta y le pido que baya a la cama, se acuesta dejando para arriba todo ese pene, me posicionó sobre el, lo meto de un golpe y comienzo una infernal cabalgada, nuevamente fue rápido, tuve un segundo orgasmo pero está vez con un chorro de leche rebozando. Habíamos gozado los dos.

Nos repusimos y regresamos a la piscina.

No termino ahí, pero esa parte será para la parte 2.

Compartir en tu redes !!
Mika
Mika

Mujer casada, 37 años y aficionada al seinguer, tríos y cuckold.
Somos una pareja librral

Relatos: 2