Primera Vez | 1.625 lecturas |

Mordí su boca para que no gritara en Su primer orgasmo

Estábamos aún en el cole, y como ya conté en mi relato anterior, no habíamos iniciado vida sexual.

Alguna tarde, a escapadas, ella dijo que se iba a reunir con sus compañeras de clase, pero decidimos vernos y fuimos a cine.

Era una película que no era muy concurrida, se llamaba ?El quinto elemento?, de Bruce Willis.

Nos hicimos en la parte de atrás del cine, hacia una esquina donde nos sentamos juntos.

Ambos llevábamos maletín de cole, ambos íbamos con la sudadera de educación física del colegio y queríamos besarnos, y yo por supuesto, quería algo más.

A medida que iniciaba la película fuimos comiendo algo que compramos de tomar y palomitas de maíz, típico del cine.

Los besos empezaron y la excitación poco a poco nos iba invadiendo.

Como pude metí mi mano por entre su blusa y logré desabrochar su sostén, así que lo quitamos por dentro de su blusa y fue a dar al maletín. Así que mi verga se puso dura al sentir sus pezones. Ya éramos novios varios meses antes, y sentíamos que éramos el primer amor, así que a medida que nos acariciábamos nos decíamos Te amo.

-Te amo, Johan -Me decía ella, mientras su cara de excitación hacía que mi verga se parara cada vez más.

-Yo a ti -Lo sentía de verdad, así que esas caricias llevaban algo más que sexo, era amor en realidad.

Luego decidí empezar a bajar mi mano, y logré entrar a sus cuquitos, peleando con el caucho de su pantalón y de su ropa interior, que sabía yo que era blanca de encaje, logré llegar a su botón, su clítoris, que estaba duro.

-Estás mojada -Le dije al oído, con voz susurrante.

-Me encanta su dedo -Me respondió ella.

Cogí su mano y la llevé a mi verga, que ella sacó del pantalón con borde de caucho y empezó a agitarla.

Era algo torpe, era la primera vez que cogía una verga, y a pesar de que no la podía ver, ella la disfrutaba en la mano.

La empezó a agitar de arriba a abajo, y rápidamente se mojó la punta y pronto toda su mano.

Yo mientras tanto, jugaba con mi dedo, y pronto fui viendo como sus ojos se blanqueaba, y gemía a bajo volumen y vi, como con mi dedo adentro tuvo su primer orgasmo. Mordí su boca para que no gritara, pues, aunque había poca gente, no quería que nos vieran o escucharan.

Casi al tiempo mientras ella temblaba con mi dedo adentro, me vine, salieron varios chorros que ella dice haber “escuchado” mientras ella sentía el calor del semen en su mano y yo feliz de venirme por alguien más.

Esperamos un ratito, nos enfriamos poco a poco.

Y luego cada uno fue al baño.

Salimos juntos tomados de la mano del cine, la película aún no acababa, pero ella debía regresar a su casa, pues allá creían que estaba estudiando.

Así fue mi primer orgasmo compartido, y su primera masturbada en conjunto, su primer orgasmo, con mis dedos y mi verga vaciada en su mano.

Fuimos felices.

Scroll al inicio