Mi mujer me engaña en mi propia casa con su compañero de trabajo

📋 Lecturas: ️9969
⏰ Tiempo estimado de lectura: 16:00 min.

De cómo saqué lo más putita de mi mujer desde el primer día que le metí en la cabeza de quererla compartir con otro hombre y que ella me concediera aquella fantasía, incluso de confesarme que en un viaje de trabajo se follo a uno de sus compañeros, pero lo que hace una semana hizo fue algo que no lo tenía pensado.

Esto pasó el viernes pasado, cuando ella si buen es cierto me llamó para avisarme que llegaría con unos compañeros de trabajo a tomar a mi casa, de lo más normal le dije que si, cuando ellos llegaron ya andaban algo tomados, llegaron un grupo de dos chicas y dos hombres, todos muy buena onda y todo, y eso que yo estaba ya estaba por dormir, entre ellas Maria, Rosa, Luis y Miguel, me uní a su grupo por la insistencia de mi mujer pero de por si me sentía cansado pero por comolacer a mi mujer los acompañé.

Cervezas iban y venían, y yo ya andaba muy mareado, pero a decir verdad el único que notaba algo raro era Miguel, porque todos bailaban entre todos pero el era el único que no bailaba con mi mujer, hasta se le notaba algo incomodo ya que mi mujer mientras bailaba conmigo empecé a notar la incomodidad de el, y bueno mi mujer tampoco se le acercaba a bailar ni animarlo, por el trajín del baile hacia demasiado calor, es cuando mi mujer se va y se pone un vestido muy corto que la verdad no dejaba nada a la imaginación.

Cuando ya las cervezas estaban por acabarse mi mujer me oído que llame a una vecina que nos vende cervezas para que traiga más, pero al no responderme mi mujer me pide que vaya a comprar a un deposito que está a unas cuadras de mi casa, y así lo hice, cuando me voy a comprarlas y paso por la casa de mi vecina justo me envía un mensaje diciéndome que si aún quería las cervezas y bueno de todas maneras me salía más cómodo que me las venda para ya no ir muy lejos.

No demoré mucho y cuando me iba a mi casa y abro la puerta, la sorpresa que me di, la luz estaba apagada y solo iluminaba la tv y el sonido del equipo de sonido era tremendo, mi sorpresa fue de ver como Miguel aquel tipo que estaba todo apagado, mi mujer le estaba bailando mientras el estaba sentado en el mueble, ella tenía sus nalgas rosándole por encima de su verga.

Mi mujer tenia tomada sus manos de él dirigidas a sus nalgas, la verdad que mi reacción fue nula, cuando mi mujer se quiso poner de pie, peor aún cayó encima de él, sus amigos se quedaron mirándose, pero yo hice de lo más normal, entre deje las cervezas a que sigan enfriando más, y mi mujer al rato se me acerca, y me empieza a besar muy apasionadamente, yo la seguí y trate de disimular de que no pasaba nada

Seguimos bailando y tomando, yo ya me sentía demasiado cansado, por mi mente pasaban miles de cosas después de ver aquella situación, me sentía muy excitado pero a la vez con algo de celos, en mi presencia no se acercaban, y se me hacia raro después de a ver visto lo que vi, es cuando le digo a mi mujer me voy comprar cigarros, y si querían que les comprara algo, no dijeron nada y me fui.

Fui a comprar los cigarros, pero de mi mente no se me salía aquella imagen de Miguel con mi mujer, allí mismo le envié un mensaje a mi mujer diciéndole que me demoraría ya que no había cigarros cerca, me responde a los minutos y me dice, que tenga cuidado por la hora, allí mismo me fui a mi casa esperando encontrarme alguno otra sorpresa, al llegar y abrir la puerta muy despacio, veo a Rosa y Luis besándose en el mueble ella sentada encima de él, hasta vi como Luis le estaba chupando las tetas a rosa, pero mi mujer ni Miguel estaban, y ellos ni percatamos de mi presencia, eso se mi hizo más raro aún, lo único que hice fue salir despacio, y esperé unos cinco minutos cuando entró la escena de Luis y Rosa era la misma, es cuando veo que Miguel y mi mujer vienen de adentro.

Mi mujer muy muy fresca empieza a gritar, ooyyeee que hacen a oye oye, jajajaja mi mujer trataba de disimular muy bien, mi mujer se me acerca y me dice, amor, nos escondimos para ver que hacían y miramos, jajaja, ella pensó que no sospechaba nada, pero mis sospechas ya dejaron de ser sospechas de que estaba pasando algo allí, no había duda alguna, mi mujer se pone a bailar conmigo y me llena el vaso de cerveza, y el de ella también, ya estaba muy borracha, muy alegre yo llamo a Miguel y le digo, Miguel baila, voy al baño, me voy hacia allá y como del baño a la sala hay un pasadizo oscuro me metí al baño dejando la puerta entre abierta y sin prender la luz.

Al poco momento veo que mi mujer empieza a ver hacia el baño donde estaba yo, observando y observando es cuando Miguel se la acerca por detrás de ella, sin notar que los estaba viendo, la abraza por detrás y la empieza a manosear, no había alguna duda ahora si con lo que estaba viendo, mi mujer al parecer le decía que tenga cuidado, y que se vaya, nuevamente el se le acerca y a lo lejos oigo que le dice, parece que se fue a dormir, y se fueron, salí del baño y me dirijo a la sala, pero mi sorpresa mayor y la imagen que vi fue esta, ellos mientras bailaban, al parecer se estaban besando y el la tenia agarrada de sus nalgas, mi mujer al darse cuenta lo soltó rápido pero muy rápido.

Me hice el disimulado nuevamente, y ella se me acerca y me dice, amor, pensé que te habías ido a dormir, no amor, solo me recosté un rato, pero ya en un momento me voy, tengo que trabajar más rato amor, seguí un momento más mientras mi mujer ahora bailaba bailaba Luis y Miguel con Rosa, sentía que estaba de sobra así que me fui, pero no podía estar tranquilo, sabia lo que mi mujer hacía en mi propia casa, me fui a mi habitación y los deje, me tire a mi cama, solo escucha la bulla de ellos, los gritos de goce por el momento que pasaban.

Mujer borracha e infiel

Al rato siento que mi mujer se me acerca y sin encender la luz me mueve, amor, amor, amor, viendo que no me movía, me saca los zapatos, es cuando alguien más se acerca, y le dice, se durmió? Era rosa, y mi mujer le dice, si parece que si, y le rosa le dice, ya no se despierta no? Y mi mujer le dice, no ya no, esta borracho y cansado, el cuando está así ya no reacciona, y a decir verdad siempre a sido así, pero con todo lo que vi, no podía, y quería ver que tanto mujer se atrevería hacer en mi casa, y fue así, cuando mi mujer la oigo sorprendía y dice, oye no acá no, Miguel acá no, estas loco, no podía ver nada, solo escuchaba lo que ella decía, no Miguel, aaahh Rosa me dijo que tu marido duerme como una piedra y más así borracho.

Vamos a la sala Miguel acá no, pero escuchaba como se estaban besando, aaahhh no miguel estas loco aaahh uummm, la verdad que toda la borrachera se me quito al saber lo que mi mujer se atrevió hacer, pero eso no fue todo, es cuando Miguel le dice a mi mujer, sácate ese vestido, y al parecer mi mujer mi mujer lo hizo, cuando el le dice, así, mierda que ricas tetas tienes, el sonido que hacia su boca al chuparle las tetas a mi mujer, mi verga estaba dura, tiesa, pero ellos seguían en lo suyo.

Cuando siento que mi mujer se apoya en la cama, y me arrima un poco mis piernas, cuando veo algo de luz el había encendido la luz de su celular, y mi mujer le dice oye estas grabando, y el le dice, no es para alumbrar, quiero ver ese culote que tienes, ahora tenía algo de visión, con los ojos entre abiertos veo como mi mujer estaba casi desnuda y casi desnuda porque ya mMguel le estaba quitando esa diminuta tanguita que tenia, wow que culote tienes, le decía el, mmmm que rico culo tienes, me vuelve loco.

Mi mujer gemia muy despacio, ya miguel vamos a fuera, y el le dice, afuera Luis y Rosa están follando, yo quiero metértela acá delante de tu marido, y mi mujer muy puta ella le dice, eres un loco, eso quieres?? Mmmm sigue, que rico me lo chupas, mi mujer susurraba, allí el la puso contra la pared y ahora tenía una mejor visión mientras ella estaba apoyada en la pared, el no dejaba de chuparle el culo a mi mujer, yo estaba apunto de correrme y creo que una de mis fantasías era esa.

Era algo muy fuerte pero lo disfrutaba, mi mujer le dice, ya Miguel vamos afuera, no espera, solo chúpamela acá y nos vamos afuera, no esperaba de menos que no lo haga, pero la muy puta, apenas Miguel saco su verga que a decir verdad creo que la tenia del mismo tamaño que el mío, la veía que era más gruesa, mmmm ella susurraba, que rica la tienes, podía ver y oír como mi mujer se la chupaba como quería atracársela toda, no dejaba de chupar ni un solo milímetro, pasaba su lengua hasta por sus huevos, pasaba y pasaba su lengua por toda la verga de el, y mi mujer si quiera con algo de dignidad.

Coge el celular y le dice vamos, mi mujer le dice, me voy a poner el vestido, no voy a salir así desnuda, y así se fueron, a penas se fueron, me levante pero los veo a los dos mirando, de seguro Rosa y Luis seguían follando en el mueble, se quedaron viendo cuando noto que mi mujer tenía su mano en la verga de el, y el Sobaba el culo de mi mujer Miguel si estaba desnudo, mientras que mi mujer estaba con su vestido, es allí que Miguel la pone de rodillas a mi mujer para que le chupe la verga, y es cuando ella se la empieza a mamar.

Que manera de mamar verga de mi mujer, no se cansaba de chuparla, cuando ella se pone de pie y al parecer ella le pide que se la meta, mi mujer se pone de espaldas hacia el, y mientras el va acomodando su verga en la concha de mi mujer, ella con apuro tona su verga y se la coloca y se la mete, mi mujer empezó a mover esas caderas mientras sentía como cada centímetro de verga le entraba.

La manera como miguel la penetraba a mi mujer era riquísimo, le agarraba las tetas mi mujer en esa posición puso sus manos hacia atrás queriendo que Miguel la penetre más profundo, mi mujer había perdido el descaro sabiendo que yo estaba allí, pero con la seguridad que no despertaría, mi mujer se voltea de frente a él, así ella coloca nuevamente su verga en su concha y se la empieza a follar, mientras se besaban con una pasión única.

Miguel le chupaba las tetas, podía oír a lo lejos los gemidos de mi mujer, veía como el cuerpo de mi mujer temblaba y sus piernas se debilitaban, el seguía estrujándole las tetas a mi mujer, mi mujer estaba totalmente entregada, luego ambos se dirigen a la sala, ya no podía verlos, me arriesgue para no quedarme con las ganas, pero por mi mente no muy lejana hasta pensé que hasta Luis se estaba follando a mi mujer y Rosa a Miguel.

Cuando me acerco muy despacio Luis y Rosa estaban en el mueble grande, ella echada en el y Luis sentado mientras que ella le mamaba la verga, mientras Miguel y mujer estaban en el mueble media mi mujer bien montada encima de él, que manera de moverse de mi mujer, parecía que nunca había comido una verga, subía y bajaba sintiendo la verga de el, hasta se oía la humedad de su concha, pero esto no me lo esperaba, y es que mi mujer sacó la verga de su concha y si, se la piso en la entrada de su culo.

Ella sola coloco la verga de Miguel en su culo, no se si cuando se la estaba follando en algún momento se la había metido por el culo, pero con la facilidad que le entró en el culo, mi mujer empezó a moverse como una loca, y aprovechando la bulla de la música los gemidos que daba eran fuertes, y hasta le decía, así así lléname el culo de leche, lléname el culo de leche.

Miguel le abría más las nalgas para enterrársela toda, eso la puso mas puta que hasta todo el mueble se movía, mi mujer cabalgaba y cabalgaba a Miguel, es cuando mi mujer empezó a gritar, aaaahhhh así así que rico, llenármela de leche, que rica verga aaaahhh, que rico Miguel, mi mujer medio satisfecha, se sentó al lado del mueble, pero al rato toma la verga de Miguel y se la mete a la boca, tragándose los restos de leche.

Luis y Rosa seguían follando, mi mujer se puso de pie, y se acercó donde ellos entre risas de mi mujer, se sentó a lado de ellos, lo llama a Miguel, pero el con la verga ya toda flácida mi mujer lo empieza a masturbar al parecer ella quería seguir, pero Rosa empezó a moverse como licuadora y se baja de la verga de Luis y se la empieza a mamar, hasta hacerlo correr se, ella si empezó a tomarse la leche de Luis, pero mi mujer de como se antojo de ver a Rosa tomarse la leche de Luis.

Luis con la cabeza tirada hacia atrás mientras que Rosa le sacaba hasta la última gota de leche, la muy puta de Rosa la invita a mi mujer, a probar la verga de Luis, mi mujer lo mira a Miguel, y se va a la verga de Luis, pero solo le da una pequeña mamada y se pone de pie, y sin darme cuenta ya estaba amaneciendo, mi verga estaba aun dura, así me fui a mi habitación después de ver a mi mujer siendo una verdadera puta infiel y en mi propia casa.

Me sentía agotado, y lo peor de todo me tenía que ir a trabajar, me recosté en la cama y me quedé dormido, cuando siento que mi mujer me despierta para ir a trabajar, amor ni vas a ir al trabajo, ella estaba bien bañada peor estaba muy caliente, y más después de ver a mi mujer lo puta que había sido, así que no me quede con las ganas, y quería comerme a mi mujer, y ella como si no hubiera estado follando toda esa parte de la noche, empezamos a follar de lo más rico, nos quedamos follando toda esa mañana duro y parejo.

Podía ver como el culo lo tenía dilatado, pero me hice el loco y como si no hubiera visto nada, la folle con mas ganas, la verdad que nunca imagine estar en esa postura, pero disfrute mucho de ver como mi mujer me puso los cuernos en mi propia casa…

Compartir en tu redes !!
YusepFavio
YusepFavio
Relatos: 4