Amor Filial | Grandes Relatos | 68.969 lecturas | 26:00

Mi experiencia en el incesto (madre e hijo)

Mi experiencia en el incesto (madre e hijo) 2

Quiero iniciar diciendo que este relato no es para animar a que practiquen el incesto, simplemente quiero compartir mi experiencia.

Mi nombre es Gustavo, actualmente tengo 28 años y tengo una relación con mi madre desde hace 8 años, tengo sentimientos encontrados con el incesto, primero diría que yo no lo recomiendo, es algo muy difícil de sobrellevar pero también tengo que decir que el sexo con tu propia madre es una de las mejores experiencias que jamás vas a vivir, por lo que en mi experiencia solo recomendaría el incesto si en verdad quieren una relación con su madre porque una vez consumado el incesto trae demasiadas consecuencias.😂😘

Todo inicio cuando tenia 19 años, estaba en primer año de la universidad, sinceramente hasta ese punto jamás había visto a mi madre con otros ojos, en ese tiempo vivía con mi hermana, mi padre y mi madre, mi padre 52 y mi madre 41, en mi casa todos nos llevábamos relativamente bien menos mis padres.

En los últimos meses estaban peleando demasiado pero dejando eso de lado, mi vida era bastante normal, como dije nunca había visto a mi madre con ojos de deseo hasta una noche, yo llegue muy tarde a mi casa y encontré a mi hermana llorando en la puerta de la casa, cuando entre mis padres estaban peleando muy fuerte, fui a su habitación y  vi a mi mama sentada en la cama y claramente había sido golpeada por mi padre, me moleste mucho y estaba a punto de entrar en una pelea a puños con mi padre pero mi mama se levanto y me llevo afuera para calmarme.

Eentonces mi padre salió y bajamos a la sala para calmar a mi hermana, entonces mi madre se fue con ella y yo me fui a mi habitación, hasta que llego mi mama, hablamos de lo sucedido y me confeso que mi padre la golpea en las noches en la cama, le daba patadas y golpes donde no se le veían marcas, yo me moleste mucho y ella se puso a llorar, entonces después de todo eso yo le dije que se quede a dormir en mi cuarto y ya no vuelva a dormir con el, que yo me iría a la sala pero ella me dijo que me quede y dormimos los dos en la misma cama.

Puede que no parezca pero ahí fue cuando inicio nuestra relación, ella ya no volvía a su cuarto y se quedo a dormir en el mio, pasábamos las noches hablando, contando historias, viendo películas, hasta le enseñaba a jugar en la computadora y yo comencé a fijarme en su cuerpo, sus pechos enormes, su trasero era increíble y sus piernas me volvían loco, pero lo que mas me gustaba era su rostro, nunca me había dado cuenta de lo bonita que era.

Al inicio trataba de alejar esos pensamientos, yo mismo me daba asco por ver a mi propia madre de esa manera  pero no podía mas, en las noches dormíamos uno junto al otro y su olor me fascinaba, tenia unas erecciones enormes y no podía dormir, iba a hacerme una paja para calmarme pero siempre buscaba videos pero la imagen de mi madre siempre se me cruzaba y las pajas que me hacia no me satisfacían para nada, hasta que en una noche estaba en mi cuarto haciendo tarea en la computadora y entro ella.

Se acosto en la cama a ver una película y me dio la espalda, desde donde estaba podía ver ese trasero y esas piernas que me encantaban, no pude mas y sali corriendo al baño y me hice una paja monumental pensando en ella, fue la mejor de toda mi vida pero después tuve un remordimiento horrible, regrese a mi cuarto y seguía mi mama en la misma posición.

Tuve que regresar al baño a hacerme otra paja, después de eso poco a poco ya no senti remordimiento y comencé a masturbarme pensando en mi madre a diario, mi momento favorito del dia eran las mañanas cuando ella se levantaba a preparar el desayuno para mi hermana, yo me desnudaba en la cama, cogía su ropa interior y la frotaba en mi pene mientras olía su almohada.

Ella solo se quedo dos semanas durmiendo conmigo y regreso a su cuarto pero en ese tiempo que estábamos juntos ella y yo teníamos mas confianza y la verdad es que llegue a enamorarme de ella, odiaba que ella regrese a dormir con otro hombre y mas uno que la golpeaba, muchas veces le dije que regrese a mi habitación porque no quería que la golpeen pero ella me decía siempre que mi padre ya estaba mas calmado.

Yo sabia que ella ya no quería a mi papa y solo estaba con el por costumbre, y como ya teníamos mas confianza entre los dos, decidí ir a por todas y tratar de conquistarla, sabia que ella no me veía de otra forma, asi que comencé a tratarla de forma diferente para que ella me vea como un hombre.

Comencé a levantarme muy temprano para ayudarle a hacer el desayuno, yo mismo limpiaba la casa, le decía que ella no tenia que hacer nada, comencé a hacerle cumplidos, al inicio pequeños pero después me atreví a mas, le daba masajes, y comencé a llevarle regalos, había ahorrado durante años para comprar un auto pero todo eso lo gaste en regalos pequeños para ella, la llevaba a comer fuera.

Todo eso lo hice en un lapso de 3 meses, y en una ocasión mientras estábamos en la cocina ella me dijo.

  • Ay mijo gracias por ayudarme tanto
  • No digas eso mami, sabes que te quiero mucho y quiero que estes bien
  • Yo también te quiero mi chiquito, pero ya me siento mal de que hagas todo
  • Tranquila, tu descansa, una mujer como tu no debe pasar mal
  • Jaja mijito esas cosas que me dices, ya pareces mi esposo
  • No tengo tanta suerte
  • Ay mi chiquito que haría sin ti

Despues de eso ella se acerco y me dio un beso en la mejilla, en ese momento supe que todo lo que había hecho estaba funcionando, entonces cuando llego su cumpleaños mi hermana y mi padre se olvidaron por completo de ella pero eso para mi fue lo mejor porque yo le había comprado unos zapatos bastante caros y un pastel, entonces al dia siguiente de su cumpleaños cuando sabia que ella estaba sola en la casa, me sali de clases y fui a darle sus regalos, cuando llegue ella se emociono y se puso a llorar.

Me sentí mal porque ella estaba llorando pero yo estaba muy feliz porque ella estaba muy vulnerable y sabia que ella ya estaba viéndome de otra forma y tarde o temprano por fin podría estar con ella, con la mujer que llevaba meses deseando y amando en secreto.

Entonces me acerque mientras ella lloraba y la abrace por detrás.

  • Tranquila mami no llores
  • Gracias mijo, es que nadie se acordó de mi, ya ni amigas tengo
  • No se preocupe por eso, siempre me va a tener a mi
  • Ay mijito eres tan lindo conmigo, ojalá tu papa fuera asi

Recuerdo muy bien ese momento, cuando ella me dijo eso me arriesgue a algo que no tenia planeado y me aleje de ella y fingí estar celoso, fue una jugada muy peligrosa, pero al final resulto porque así ella se dio cuenta de lo que yo sentía por ella.

  • Mi chiquito porque te pones así
  • Mami es que estamos bien juntos y ya habla de otro hombre
  • ¿de tu papa?
  • Si, mejor olvídese de el y pasemos bien los dos
  • Ya mi chiquito no te pongas así

Entonces ella se acerco a mi y me abrazo de frente, un abrazo que duro casi 2 minutos, fue muy largo y yo olía su cabello y ella tenía su cara en mi pecho, el ambiente estaba bien raro porque estaba seguro de que ella se dio cuenta de mis sentimientos, pero no dijo nada, y desde ese momento las cosas iniciaron, antes yo solo me acercaba y le daba un beso y ya pero desde ese momento cada vez iba y la abrazaba por la espalda y le besaba en la cabeza, le agarraba la cintura, le daba besos en el cuello, ella se dejaba y en lugar de molestarle solo se reía.

Todo escalaba cada día mas, ya descaradamente le agarraba la cintura, le  besaba el cuello y le decía al oído lo hermosa que estaba y ella solo me decía gracias, hasta que un día mientras cocinábamos, estábamos riendo y molestándonos, y mi hermana nos vio y nos dijo – Ustedes dos ya parecen novios con tantas risas – Yo me reí y le dije que se callara, pero vi a mi madre y estaba muy nerviosa, estaba completamente seguro de que ella ya sabia lo que yo sentía pero yo no sabia que quería ella.

Decidí ser mas atrevido con ella y comencé a abrazarla de frente, a darle mas besos y ya no le decía mama sino que le decía bonita, hasta que una mañana cuando acabe de lavar los platos ella vino por detrás, me abrazo como de costumbre pero sus manos estaban en mi pecho, entonces me beso en el hombro y me dijo ?Como quisiera tener 20 años menos? Se separo y se fue a sentar a la sala, yo me quede helado, era mi oportunidad así que la seguí.

  • ¿bonita estas bien?
  • ¿porque sigues diciéndome así?
  • ¿así cómo?
  • No me digas bonita
  • Porque no
  • Es incomodo
  • Pero si eres bien bonita, eres mi bonita
  • Soy tu mama
  • Y eso que tiene que ver, eres mi mama, pero también estas bien bonita
  • Ay mi chiquito como eres
  • Como soy de que, no te entiendo
  • Ya no me trates asi, sal de la casa y búscate una novia
  • Eso que tiene que ver
  • Es que me estas tratando como si fuera tu novia
  • Te estoy tratando como si fueras mi esposa
  • Pero soy tu mama
  • Ya se pero quiero que me trates como un esposo
  • No digas eso
  • No me quieres
  • Te amo mucho mi chiquito, eres lo que mas amo en este mundo
  • Y entonces porque te pones asi
  • Me siento rara
  • Puedes intentar tratarme como si fuera tu esposo
  • Mi chiquito te amo mucho

Yo me acerque y la abrace, comencé a besarle el cuello y ella se dio vuelta, nos quedamos mirando y ella me dio un beso en la boca, nos quedamos unos minutos mirándonos sin decir nada y yo me acerque y la bese, no puedo describir la sensación de ese beso, dicen que lo prohibido sabe mejor pero ese beso fue algo casi indescriptible, fue lo mejor que había sentido en mi vida, comencé a besarla al inicio suave y después estaba como loco, ella estaba igual, sentía su lengua, su olor, una experiencia simplemente increíble, pero ella se separo, cuando la segui ella me dijo.

  • Anda a cambiarte, ya debes ir a clases
  • Que rico besas
  • Mi chiquito te amo mucho
  • Yo también te amo mi bonita
  • Nada a clases
  • No quieres que me quede
  • Jaja ya después podremos seguir
  • Pero yo quiero ahora
  • Tengo que ir a bañarme
  • No importa, te acompaño
  • Ya no digas tonterías

Me acerque a ella para abrazarla, pero ella me empujo, entonces no dije nada mas y me fui a mi cuarto, estaba feliz de lo que había pasado, pero a la vez cabreado, quería más y sentía que ella no quería nada pero justo ahí ella vino a mi cuarto.

  • ¿estas bravo?
  • No
  • Gustavo dime la verdad
  • Que paso
  • Que te está pasando
  • Mire mami, le voy a ser sincero
  • ¿y ahora porque me tratas así, ya no soy tu bonita?
  • Mami yo la amo mucho y mi papa no la merece, deme una oportunidad de hacerla feliz
  • Como dices esas cosas
  • Yo me voy a graduar y voy a mantenerla, pero déjeme estar con usted
  • Ya cálmate que no sabes lo que dices
  • ¿no me quiere?

Ella se quedo callada sin decirme nada, fue un silencio largo, entonces me fui a mi cuarto, estaba desecho, y confundido, primero me beso y luego nada, me cambie y me fui a la universidad sin decir nada, estaba con vergüenza de regresar a la casa y me quede por ahí perdiendo el tiempo, llegue a media noche y a la mañana siguiente ya no me levante a ayudarla como siempre.

Tenia la esperanza de que ella venga a mi cuarto después de que todos se fueran y vino.

  • Que paso mami
  • No estes bravo mi chiquito

Se me acerco y estaba con una pijama tan sexy, se le veían esas piernas hermosas y sus pechos casi salían de ahí, yo no pude mas, me levante y la bese, estábamos como dos locos, tocándonos y besándonos, yo la tire a la cama y fui directo a sus piernas, las besaba como un loco, pase meses pensando en como eran y ni en mis mejores fantasias pensé que estarían tan ricas, eran muy suaves, las besaba como loco, luego fui a sus pechos y los chupe lo mas duro que pude, le saque la tanga y me baje los pantalones,  y sin pensarlo la penetre, nos pusimos a besarnos, ella gemía muy fuerte pero tenia siempre sus ojos cerrados, no decía nada, solo gemía, me abrazo y me besaba, me metia su lengua hasta el fondo, me engancho con sus piernas y yo seguía penetrándola, la sensación mas hermosa de esta vida, tener sexo con tu propia madre es fuera de este mundo, creo que hay una conexión especial y por eso el sexo es tan increíble, me vine adentro de ella y nos quedamos abrazados besándonos.

Esta es la primera parte de tres que hare contando mi experiencia hasta el dia de hoy donde tuvimos varios problemas y nos mudamos a otra ciudad pero aun somos felices.

Mi experiencia en el incesto parte 2

Esta es la segunda y ultima parte de mi experiencia en el incesto

Por fin había tenido sexo con mi madre, fue una experiencia increíble, cuando me vine dentro de ella fue lo mejor que había sentido en toda mi vida pero después de lo que habíamos hecho todo se volvió bastante incomodo, muchos cuentan que después de tener sexo con su madre ella se vuelve una especie de ninfómana y se la pasan teniendo sexo todo el día y en parte es verdad, pero no llega tan fácil.

Habíamos acabado de tener sexo y yo estaba encima de ella, pero en ese momento me recorrido un sentimiento extraño, me dio asco lo que había hecho e incluso me desagrado el estar tocando a mi propia madre, ella sintió lo mismo por lo que se levantó y se quedó sentada en el filo de la cama sin decirme nada, yo no sabía que hacer, me quede sentado pensando en lo que había hecho y escuche como mi madre se puso a llorar, me sentía fatal, pasamos como 10 minutos así en completo silencio, estaba pensando en lo que había hecho y comencé a recordar lo que le hice a mi propia madre, me voltee a verla y vi esos pechos hermosos, esas piernas que me volvían loco y comencé a excitarme como loco otra vez.

Ya se que para muchos esto es desagradable, el desear a tu madre es algo reprochable, y los entiendo, en ese momento sentado ahí semidesnudo en la cama con tu madre llorando es una situación que llega a ser incluso traumática, pero ya llevábamos demasiado tiempo así y me decidí a hacer algo, y con lo caliente que me había puesto otra vez dije cosas sin pensar.

  • –    Mami estas bien …
  • –    No llores, perdón por todo esto
  • –    No te preocupes
  • –    ¿Tu te arrepientes de esto?
  • –    Esto es lo que querías
  • –    Pero dime si te arrepientes
  • –    No se
  • –    ¿Te gustó?
  • –    No se
  • –    ¿Te gustaron mis besos?
  • –    Deja de preguntarme tonterías
  • –    No son tonterías, quiero que seas mi mujer, ya te dije que estoy enamorado de ti
  • –    Sigues con eso
  • –    Yo se que tu también me quieres, sino porque vendrías a mi cuarto
  • –    Ayer pasé toda la noche pensando en esto y por eso vine
  • –    Entonces que vas a hacer
  • –    No se
  • –    Se mi mujer
  • –    Porque me haces esto
  • –    Porque estoy enamorado de ti
  • –    Deja esas tonterias y báñate, no quiero que se vuelva a hablar de esto

Entonces se levanto y se fue, me quede helado, en serio estaba seguro de que ella se daría la vuelta y me diría que también me ama y tendríamos sexo pero no paso.

No sabia que hacer, me sentía muy mal, al fin pude tener a la mujer de mis sueños pero me había rechazado, comencé a pensar de todo, como que no le gusto tener sexo conmigo, que soy un mal amante hasta que ella se dejo solo porque era mi madre, pensé muchas cosas pero después ella entro a mi cuarto cerro la puerta y se sento en mi cama, estaba increíblemente hermosa, me miro y sonrio y me dijo:

  • –    Hablemos claro
  • –    Que paso
  • –    Si tu de verdad estas enamorado de mi y me quieres como tu mujer yo te acepto, pero si no es así, hasta aquí lo dejamos.

Cuando me dijo eso mi pene se levanto de inmediato es que solo la miraba ahí sentada en mi cama, se veía espectacular, sus pechos enormes y esas piernas tan bellas, me desnude, la tumbe en la cama y comencé a devorarla, ella comenzó a reírse y me beso, me metia su lengua en mi boca, yo baje y le comi esos pechos, estaba como un loco, y ella me empujo y se levantó de la cama, se desnudó completa.

Vino y comenzamos a besarnos como dos locos, la penetre hasta el fondo, ella gemia igual que yo, ya no pude mas y acabe dentro de ella otra vez, y de nuevo volvió a pasar, una vez que se acabo comencé a tener un sentimiento de arrepentimiento y vi que ella tenia lo mismo, entonces se levanto y se sento otra vez en el filo de la cama, pero ya no, ya estaba todo dicho, esa mujer era mía y no la iba a perder, me acerque a ella y me senté a su lado-

Le acaricie su rostro y comencé a besarla y le decía que era mi bonita y que la amaba, ella me correspondió y me acariciaba el cuello y el cabello mientras me decía que me amaba y que era su chiquito, nos besamos durante largo tiempo, fue un beso bastante romántico, nos decíamos que nos amábamos, que nunca nos íbamos a separar, ella estaba completamente enamorada de mi y yo de ella, la experiencia de besar a tu madre es diferente, es algo bastante romántico pero también esta cargada de erotismo, de esa sensación de que estamos haciendo algo malo, es una experiencia bastante difícil de describir.

Pasamos alrededor de media hora asi, besándonos, declarando nuestro amor, le decía que era la mujer mas perfecta de este mundo y naturalmente ya no pudimos mas y comenzamos a hacer el amor, no quería romper la atmosfera asi que comenzamos suavemente, le besaba el cuello, y me plante en sus pechos, unos pechos enormes y los besaba a voluntad, no pude mas y la penetre, comenzamos a besarnos y sentía como mi pene se derretía dentro de ella, hasta que me corri dentro y otra vez esa misma sensación volvió.

Esa sensación de asco me volvió pero ella aun estaba mirándome y no quería que pensara que me estaba arrepintiendo entonces la comencé a besar y poco a poco iba desapareciendo ese sentimiento y volvía la excitación, mi pene volvió a levantarse y me volvi loco con ella, comencé a lamerle por todo su cuerpo, le mordía sus pechos, ella gritaba, le di vuelta y la penetre por detrás, ella solo decía “que rico” y volvi a eyacular dentro de ella, sabía que ella también estaba luchando con ese sentimiento de asco por la cara que ponía después de que me venia dentro de ella, pero ya estaba todo hecho, ya no había vuelta atrás y yo tome la iniciativa y le decía que la amaba, que yo la voy a mantener, que ya no piense en nada malo, que ahora ella es mi mujer.

Pasamos hasta medio día haciéndolo una y otra vez, el sentimiento de asco y el remordimiento se habían ido y ya no nos importaba, al final terminamos siendo dos amantes, ya no era incomodo, nos besábamos, nos acariciábamos y nos decíamos que nos amábamos con naturalidad, pero ya era medio día y ella tenia que ir a traer a mi hermana y se levantó.

  • –    No te vayas bonita, quédate
  • –    No tuviste suficiente
  • –    Es que me encantas
  • –    Tu también mi chiquito
  • –    Entonces quedate
  • –    Tengo que ir a traer a tu hermana
  • –    Vamos a bañarnos juntos que te quiero hacer el amor una vez mas
  • –    Ay mi chiquito que lindo eres
  • –    Ya somos marido y mujer, mejor dime mi amor
  • –    Siempre vas a ser mi chiquito
  • –    Y tu siempre vas a ser mi bonita
  • –    No me veas asi
  • –    Asi como
  • –    Con esos ojos de amor

Ella se acerco donde estaba, me beso y como vio que yo estaba con una erección, se agacho y me la chupo, y lo vuelvo a decir, que tu propia madre te la chupe es increíble, me vine en dos segundos, ella se puso a reír y se fue, escuche que entro al baño y unos minutos después a la ducha, no quería que ella se arrepienta o se sienta mal asi que fui tras ella y me metí a la ducha, otra gran experiencia, frotarle sus pechos mojados, ponerla en cuatro en la ducha, lo mejor de este mundo.

Después de eso se volvió común nuestros encuentros en la mañana, pero también nuestras largas charlas, siempre hablábamos de que lo que estábamos haciendo no estaba bien visto, de que nadie se debía enterar de lo nuestro, nos confesábamos de cuando fue que nos llegamos a enamorar, yo le conte todo lo que había pasado y que la vi como mujer desde que ella durmió en mi cuarto pero también le tuve que mentir y decirle que desde mucho antes ya me había fijado en lo bonita que era, hablábamos de todo, sobretodo de si somos los únicos o si hay mas parejas como nosotros.

Ella me confeso dos cosas bastante interesantes que talvez le pueda servir a alguien que también quiere tener una relación con su madre.

Primero que las madres también son mujeres y también necesitan atención, que es muy fácil que en una relación tan larga se sientan ignoradas y con los años feas y gordas, por lo que si llega alguien y le da la atención que necesitan se enamoraran de ellos.

Y segundo y mas importante, que el amor de madre es muy grande y si juegas bien tus cartas puedes hacer que ese amor se convierta en deseo y fue lo que le sucedió conmigo.

Ella me decía que me veía como su hijo y que nunca pensó en nada malo, pero cuando yo comencé a comportarme mejor ella sintió mucha seguridad al estar a mi lado y poco a poco fue sintiendo cosas por mi, hasta el punto que se llegó a enamorar.

Después de eso pasamos casi dos años en luna de miel, teníamos casi la misma rutina, en las mañanas éramos madre e hijo hasta que se vaya mi hermana y mi padre, después de eso subíamos a mi cuarto y hacíamos el amor, yo cambie mis horarios de la universidad a la noche y tenía las mañanas libres para estar con ella, los fines de semana eran difíciles porque mi hermana y mi padre estaban ahí, asi que no podíamos hacer nada, a veces ella decía que vayamos a comer fuera con toda la familia pero era un plan que teníamos porque mi padre nunca iba y mi hermana prefería ir con sus amigas, así que los dos salíamos a un motel.

Después tuvimos varios problemas, mi hermana se entero de lo nuestro y hubieron muchos obstáculos, así que tuvimos que decidir si dejar nuestra relación o seguir juntos.

Decidimos seguir juntos, yo me gradué de la universidad, mi madre se divorcio de mi padre y vendieron la casa, con la mitad de mi madre nos fuimos a otra ciudad, conseguí un trabajo y desde ese día vivimos como una pareja lejos de todos.

Se lo que muchos pensaran de esto y créanme que los entiendo pero no pueden juzgar algo si no lo han probado, y créanme cuando les digo que el tener una relación con tu propia madre es algo de otro mundo, incluso ahora que ya pasaron casi 10 años desde que estamos juntos sigue siendo increíble, yo la amo y deseo como mujer pero también la quiero como madre, hemos tenido problemas pero siempre nos la arreglamos, actualmente tengo 29 años y ella 50 y para mi sigue siendo la mujer mas sexy de este mundo y cuando le hago el amor la sensación sigue siendo increíble.

Espero que les haya gustado y ojala les sirva mi experiencia.

By: GG 😊👉

Scroll al inicio