Me acosté con mis dos hijos, ahora los veo como maridos

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Desde que me acosté con mis dos hijos, ahora los veo como mis dos maridos

Me llamo Noemí tengo 35 años, y tuve hijos muy joven. A veces pienso que mi vida no encaja en lo que es un hogar, mas sin embargo tengo dos hijos y a parte son mi vida, son mis maridos los dos.

Antes de tener hijos yo era una chava, que le gustaba la farra, pasarla bien y chido. En lo personal, me considero una persona adicta al sexo, me encanta coger, y coger y me gusta llevarme a cualquier chavo a la acama, mas sin embargo me he acostado no solo con chavitos que podrían ser mis hijos, sino en mis tiempos de juventud me acostaba con gente sumamente mayor. 😍

Hace mucho cometí incesto, pues tuve relaciones con mi padre. Lo admito y reconozco que fue una época muy desatada para mí pues de solo recordar que fui amante de mi padre, y las tardes tan fogosas que teníamos cuando mama no estaba.

Aún recuerdo cuando hacíamos el amor, y la pelvis de mi padre se movía en un rico vaivén y entraba y salía de mi cosita estrecha y apretada ¡oh yes! Enserio me excito cada vez que recuerdo aquellas épocas.

Fueron momentos  muy ricos pues llegue en muchas ocasiones hacer un trio con mi padre y mi tío. Esa sensación de tener dos miembros adentro de uno al mismo tiempo, era dolorosa pero a la vez excitante. Oh si enserio mi culito y vagina se hinchaban de tan enormes penes de mi padre y mi tío.

Repito, fue una época bonita pero tuve dos hijos de dos diferentes compromisos, diego y Nicolás, y mi relación con mis hijos no es para nada apegada a una relación de madre e hijos sino de sexo y lujuria. Pues mis dos hijos son mis dos maridos, y convivo con los dos. 😵

Como mencione, no me hayo en el rol de madre. Al contrario siempre le he dejado al libre albedrio a mis hijos. Ellos fueron criados por sus respectivos padres, y tienen actitudes que me agradan pues no los veo como hijos, sino como hombres. A los dos siempre les ha gustado ser fitness, acuden al gym, tienen un cuerpo increíble, y pese a que son mis hijos, los deseo como hombre, inclusive los he visto bañarse a escondidas.

El año pasado fue la primera vez que tuve un acercamiento con los dos a nivel trio. Pues desde que les permití ciertas cosas, las hacen pero con moderación. Por ejemplo ellos empezaron a beber cerveza pero con moderación. A veces en los cumpleaños o eventos de algún familiar somos los tres un trio de madre e hijos que la pasan chido, conversando sobre muchos temas. 😋

Pero hubo un día en las muchas situaciones mi hijo Diego se pasó de lanza y me beso frente a mi hijo Nicolás, a principio me incomodo pero le correspondí al beso, por el momento solo fue un beso, pero estábamos tan chido en tragos que mi otro hijo Nicolás, se puso alado mío y mientras mi hijo diego se entregaba a un lujurioso beso muy candente, me succiono los labios de mi boca. Me sentía tan mojada tener a mis hijos uno alado izquierdo y el otro a mi derecha, sentados los tres en una cálida noche en el mueble de mi casa después de pegarnos una botella de wishky.

Fue el momento más excitante de mi vida, sabía que estaba mal, sabía que era un monstruo pero me sentía tan mojada que en ese momento me olvide que eran mis hijos y me entregue en cuerpo y alma a ellos. Me sentía presa en sus brazos, eran como tentáculos que me aprisionaban en el mueble, y me despojaban de mi brazier, dejando al descubierto mis senos, donde un día los amamante, los dos prendieron sus bocas y me chuparon mis pezones, y me las sobaban tan delicadamente. 💥

  • Mama tienes unas tetas enormes – me zurro mi hijo diego mientras me besaba atrás de mi oreja. Mientras yo estaba tumbada como una potra a la espera de lo que venga. Mas sin embargo mi hijo Nico, me despojo de mi licra, y con los dientes pude sentir a mi hijo Nico como mordía mis piernas y sentía como me despojaba de mi hilo. Mis ojos estaban cerrados, solo sentí y solo gemí cuando sentí la lengua de mi hijo Nicolás hacerme sexo oral en mi vagina mojada.

¡Mmm que rico! – solo gemí suave, pues me sentía en las nubes.

Mis dos hijos se despojaron de sus pantalones, y sentada yo en el mueble. Se colocaron ellos frente a mí, y agarre sus enormes pizas que están más tieso que el mazo de Thor. Se las chupe todita, por ese lado me considero una experta succionando, pues mis hijos solo gemían uno seguido al otro. 😁

– ¡Mama como la chupas!

– Que rico, mama.

Exclamaban uno al otro, enserio me sentía como una remolino succionadora.

Me deje tumbar nuevamente en el mueble de la casa, y en la lúgubre de la noche, aquel departamento fue testigo como en el mueble, tendida yo encima de mis hijos, unimos un pacto que seriamos más que madre e hijo, seriamos maridos y yo su mujer. Pues esa noche yo era el san duche, y las piezas de mis hijos eran dos mazos de chorizos entrando por delante y atrás de su madre. 😆

Yo solo me tumbaba más y más hacia abajo, mi hijo Diego estaba abajo mío y mi hijo Nico encima mío, sentía sus movimientos de pieza dentro en un movimiento de furia que me dolía y me excitaba, esa noche fui la mujer más feliz de mi vida.

Desde aquí lujuriosa noche de febrero de del 2020, mis hijos y yo ante la familia somos madre e hijo, Pero en nuestro nido de amor, somos tres personas hambrientas de sexo, lujuria y pasión. 😵

By: Noemibabby

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236