Confesiones | 2.201 lecturas |

El primo de mi mujer, mi primera mamada

Con Laura,mi mujer,somos un matrimonio muy abierto al sexo a pesar de tener 50 años. Yo siempre Tube la fantasía de tener sexo con otro hombre y se lo hice saber a mi mujer. De la misma manera ella me confió que le gustaría traer un tercero a nuestra cama para gozar con otra pija. Pero nunca lo concretamos.

Un dia estando solo en el Dpto porque mi mujer tubo que viajar por una enfermedad de su padre,me disponía a dormir en horas del mediodía, debido que trabajaba por la noche,cuando golpean la puerta. Yo ya estaba en calzoncillos a punto de acostarme . Abro con cuidado para ver quien golpeaba. Era Daniel,el primo de Laura que venía siempre a visitarnos,a decir verdad creo que venía sobre todo a mirarle el culo a mi esposa. La desnudaba con la vista e incluso una vez me comentó mi mujer que le dijo estando solos “que hermosa cola tenés prima” pero todo quedó ahí.

Como tenía mucho sueño y quería dormir le dije como para que se vaya que Laura no estaba. Entonces me pidió si podía quedarse hasta las 15 porque tenía un turno con el médico y el consultorio estaba cerca de acá. Le dije que no tenía problemas pero que yo me acostaba a descansar. En tono irónico me contestó “no te preocupes no te voy a hacer nada” . Nos sonreimos falsamente y me fui al dormitorio.

Me acosté encima del cubrecamas , me acomode de costado a una orilla de la cama y me quedé dormido en el acto. Habrá pasado una hora más o menos y me desperté. Giro la cabeza y me doy con la sorpresa que Daniel estaba dormido boca arriba en el medio de la cama y me llamó la atención que tenía una erección considerable.

Volví a acomodarme para seguir durmiendo pero la imagen de su miembro semierecto no me dejaba conciliar el sueño. No sé porqué motivó mi curiosidad me llevó a volver a mirar su bulto. No podía sacarle la vista. Muy despacio como para que no se despertará me dí vuelta para ponerme de frente y poder apreciarlo más de cerca.

No podía creer que está situación me estaba exitando sin proponermelo, a tal punto que Tube una erección instantánea. Sin darme cuenta estaba deseando la pija del primo de mi mujer. Estaba confundido pero muy ansioso,no sabía que hacer. Daniel dormía sin imaginarse lo que me estaba pasando. Deseaba esa pija pero no quería quedar como un putito.

Sin pensar demasiado se me ocurrió una idea. Hacerme el dormido y pegado a su cuerpo pasarle un brazo a la altura del vientre como lo hacia con mi esposa,si se molestaba le pedía disculpas con la excusa que dormido creí que era Laura.

Así lo hice. Puse mi brazo a la altura de su vientre alcanzando a rozar con mi mano la punta de su miembro.

Esperando su reacción me quedé inmóvil y “dormido”. Sentí que se movió e inmediatamente se enderezó. Yo hice como que su movimiento me despertó y haciéndome el sorprendido retiré mi brazo de su vientre y me senté a su lado. Su pija permanecía dura y la mía también.

Cuando quise disculparme me lo impidió diciéndome con doble intención “con la mujer que tenés es imposible dormir sin tenerla abrazada ” Yo le contesté como para salir del lio que me había metido “la verdad que tu prima tiene un culo espectacular y sabe usarlo” y muy descaradamente me retruco “antes de dormirme te estuve mirando y vos tenés lo tuyo” y miraba mi culo sin disimulo acariciandose la pija que ya tenía una brutal erección.

Me quedé mudo pense mil cosas,quise desistir de mi idea pero el deseo era más fuerte. Clavé la mirada en ese enorme bulto que pedía libertad debajo del calzoncillo . Él se dio cuenta de lo que me estaba pasando y aprovechando mis dudas y mi pasividad sacó su verga afuera con una mano y mostrandomela me dijo “te gusta?” Yo no le contesté “la querés? ” volvió a preguntarme. Yo agache la cabeza por unos segundos de vergüenza y como para convencerme me dijo “quedate tranquilo,esto queda entre nosotros nadies se va a enterar”. Yo lo único que alcancé a decirle fué que no estaba seguro de lo que quería pero no me lo creyó y como para no dar lugar a que me arrepienta,se colocó de rodillas a la altura de mi cara y bajandose completamente su slip, me ofreció su enorme pija para que se la chupada.

Yo estaba muy asustado por lo que estaba viviendo a pesar de que era lo que tanto deseaba desde hacia mucho tiempo. Daniel se percató de mi nerviosismo y me tranquilizó. “relajate que todo está bien” me dijo.

Con una mano me acariciaba el cabello y con la otra tenía su pija que ya estaba que explotaba. Me la apoyó en mis labios “abrí la boquita y chupamela ” “quiero que me la chupes como lo hace tu mujercita” me dijo. Y no aguanté más. Dejé todos los miedos y los prejuicios de un lado y cerrando los ojos abrí la boca sin hablar. Él entendió el mensaje y me la metió un poco. Tube que esforzarme para poder chuparsela porque era muy gruesa. Se la agarré con una mano y lo pajeaba mientras le chupaba la cabeza hinchada de su miembro.

Me relaje y comencé a gozar esa enorme pija en mi boca. Estaba tan exitado que no quería sacarmela de la boca. Saboree su líquido preeyeculatorio y no me desagradó. Daniel también estaba muy exitado. Con sus manos agarraba mi cara y hacia movimientos de pelvis,me estaba culiando por la boca. “Que bien la chupas ” “seguí que me gusta mucho tu boquita ”

Yo estaba a pleno,se la chupaba con dedicación y deseos.” Me estás haciendo gozar mucho ” me decía mientras continuaba moviéndose en mi boca. Sus palabras me volvían loco. Yo estaba de espaldas en la cama entonces Daniel apurado por su calentura se arrodilló a la altura de mi pecho con sus piernas a los costados comenzó a pajearse él “querés mi leche ?” “Te la vas a tragar ?” Me decía. Yo no aguanté más y pajeandome acabé sobre mi vientre y le salpique su espalda.

Abrí grande la boca “dame toda tu leche ” ” la quiero probar ” le dije.

Mi primo aceleró su paja y cuando estaba a punto de estallar metió su cabeza adentro de mi ya dolorida boca. Un largo “aaaaahhhhhhhh” anunció su descarga. Sentí un chorro de leche pegar en mi garganta que me hizo hacer arcadas pero no me dio tiempo a nada porque inmediatamente otro chorro me inundó la boca haciéndome tragar casi todo. Alcancé a sacarmela de la boca porque me ahogaba,cuando otro chorro cayó sobre mi cara y mi pecho. Continuó pajeandose hasta que descargó todo sobre mi pecho y se quedó inmóvil unos segundos con la pija todavía dura apoyada en mis labios. Abrí la boca y se la chupé hasta sacarle la última gota y dejarsela limpita.

Exhausto se acostó a mi lado. “Te gustó?” Me preguntó. Mucho,le respondí. Sólo te pido que seas muy reservado. No te preocupes “esto muere acá “afirmó.

Cuando nos recuperamos le confesé que era el primer hombre a quien le chupaba la pija.Entonces me preguntó “y la cola no te la hicieron?”. No,le contesté “la tengo virgen” agregué. Me miró a los ojos y dijo ” quiero desvirgarte” y bajé mi mirada hacia su pija y ví que ya la tenía dura otra vez.

Le dije que era lo que más deseaba.

Pero en otro relato les cuento como me desvirgó el primo de mi esposa.

Michel

Scroll al inicio