Chiquiteando a la Edecan

📋 Lecturas: ️2273
⏰ Tiempo estimado de lectura: 16 min.

Corría el Año 2005 en Ciudad de México en ese entonces Distrito Federal, Aline es una bella joven universitaria de 20 años que le gusta el reggaeton, un genero musical erótico y vulgar que llevaba poco tiempo en popularizarse.

Aline tiene un cuerpo espectacular, unas tetas firmes de ensueño, unas nalgas grandes y bien trabajadas, unas piernas muy bien torneadas y un vientre plano y por supuesto una carita angelical que hacen de esta mujer la perfección latina y el deseo de cualquier hombre, con esas características Aline bien podría aparecer como modelo en cualquier video de reggaeton.

Ella se encuentra cursando la carrera de nutrición, por lo que con 2 semestres ya sabe cómo mantener su hermosa figura y complementarla con entrenamiento, ella vive en un departamento rentado cercas de la universidad, se mantiene gracias a un dinero mensual enviado por sus padres y porque además trabaja como edecán en una agencia.

Aline ocupa sus tiempos libres para salir de antro con sus amigas, es una chica de gustos refinados, objetivos altos y una visión por arriba del tercermundismo, una chica que va a las mejores estéticas de la ciudad, que viste sexy pero acorde, a pesar de ser una joven muy atractiva la vida sexual de Aline no es la más divertida que digamos, para empezar no es una chica fácil para salir con cualquier malandro sin aspiraciones.

Ella sueña con irse a vivir a Miami y casarse con un moreno puertorriqueño o panameño que le dé una vida llena de prosperidad y aventura por lo que aún no conoce las grandes satisfacciones que puede brindar el sexo… pero todo puede cambiar de un momento a otro.

Era un sábado cualquiera y Aline estaba en su departamento descansando, mirando en la tele un capítulo de Decisiones de mujeres, disfrutaba de sus vacaciones cuando de repente recibió una llamada de su manager.

  • Bueno… ¿Cómo? Pero pensé que estaba de vacaciones ¿Cómo? ¿Pero por qué ese lugar? Esto es el colmo… Está bien, ahí estaré

Aline estaba de vacaciones, pero su manager le aviso que el siguiente fin de semana se tenía que presentar en una colonia marginada en un puesto de aceite para autos, ella que estaba acostumbrada a trabajar en plazas comerciales, agencias de autos recibía la noticia que debía trabajar ahora en un tianguis de alguna colonia marginada para un puesto de aceite para autos, algo que por supuesto no le generaba ni tantita gracia.

Aline y el equipo de la agencia llegaban en una camioneta y un camerino rodante donde Aline y las demás muchachas se preparaban antes de salir al evento, solo que esta vez Aline era la única edecán, la única a la que no le respetaron las vacaciones quizás por ser la edecán más atractiva de la agencia y por tratarse de una excepción para el dueño de la agencia en 2 semanas que no aceptaban solicitudes de eventos.

Aline se maquilló y se puso el conjunto para el evento el cual solo se trataba de un bikini negro y unas sandalias de tacón negras, se miró al espejo y se veía realmente sensual, realmente espectacular

Aline abrió la puerta, miro al frente y vio un tianguis normal como cualquier otro de cualquier colonia de la Ciudad de México, solo que esta era una colonia un poco más fea, Aline salió y comenzó a caminar en dirección al puesto donde le tocaba trabajar, por supuesto no pasó desapercibida por los viejos calientes del lugar que le empezaron a decir toda clase de vulgaridades a su paso “fiuu fiuu” “pero mira nomás que vieja” “mamasota” “mi reina” “bebota mira nomas que piernotas” “ay mamita que ganas de empinarte” “mi verga ya se me paro” “tsss” “siéntate aquí en mis piernas corazón”

Aline sentía la mirada clavada de los viejos sobre su hermoso cuerpo, se sentía incómoda entre tanto viejo corriente en una colonia popular a la que no estaba acostumbrada a exhibirse, casi casi se sentía una prostituta vulgar.

Aline se sentía incómoda siendo observada por los hombres que rodeaban aquel tianguis que no se dio cuenta que a unos metros de ella la observaban 2 sujetos en particular, se trataba del verdulero y el mecánico, el ronco y el negro, ambos viejos cincuentones, panzones, con rostros intimidantes, el ronco era de piel blanca, con canas en el cabello, tenía un tatuaje en su brazo izquierdo, un hombre fuerte, había estado preso en su juventud, el negro era como bien dice su apodo un hombre de piel muy morena tirando a negro.

Ambos poseían miembros viriles de tamaño muy considerable, el ronco tenía un pene de 18 cm aun sin entrar en estado de erección y muy grueso con unos huevotes colgantes y el negro tenía un pene completamente negro que siempre estaba brilloso de sudor, eran amigos desde la juventud pues llegaron a ser choferes de combi, todavía recuerdan con humor sus tiempos en que follaban mujeres ochenteras que estaban bien buenas adentro de esas combis con sus enormes y potentes vergas.

Veían las películas de Alfonso Zayas y tun tun, Alberto Rojas “el caballo” y todo lo que eran sexy comedias y todavía se ponían a leer los sensacionales, “las chambeadoras” “beso negro” etc.. etc… aún tenían su combi y a pesar de ya no poder coger mujeres ahora la usaban para recordar sus viejos tiempos mientras fumaban mota, sin embargo aquella tarde no paraban de mirar a la hermosa joven Aline, que desde que la vieron tenían sus vergas bien paradas.

  • Ayy wey ya viste esa hembra pinche negro?
  • Mamasotaaa
  • Esa puta ya es nuestra pinche negro

-a huevo pinche ronco, esa puta no sale de aquí sin probar nuestras vergas

-como en los viejos tiempos

-Vamos a preguntarle al pinche macano (dueño del puesto de aceites) que pedo con esa vieja, hay que ir sacando más información

  • Simón pinche negro
  • ¿Qué pedo pinche macano?
  • ¿Qué onda pinches viejos culeros?, ¿a que se debe su visita?
  • Oye ¿Qué onda con la edecán mi buen? Está bien buenota
  • Jajajaj pinches marranos, Simón wey la traje pa elevar las ventas, tengo un compa dueño de una agencia que me hizo el paro.
  • ahh no mames, ¿y que pedo?, ¿si se elevaron las ventas o no mi buen?
  • Simón wey, este día estoy vendiendo la mitad de lo que vendí la semana anterior y todavía ni acaba el primer día.
  • ayy wey ¿va a estar más de un día?
  • Simón wey, todo el fin de semana
  • Ayy puto, dile a tu compa que luego nos alquile una edecán
  • Simón pinches viejos
  • Cámara
  • Mientras tanto va a estar 3 días, pa que se echen su taco de ojo pinches viejos culeros
  • Mientras se alejaban el ronco y el negro platicaban
  • Ya oíste pinche negro, ora si esta pinche puta no se nos escapa
  • A huevo

Mientras tanto Aline se sentía bien acosada, no bailaba ni nada, nada más estaba como atractivo visual con una cara de enojada mamona que la hacía ver más preciosa y apetecible, se le acercaban todo tipo de hombres para admirarla y tomarle alguna fotito para hacerse una chaquetota después.

  • ¿Qué tienes mi reina? ¿Por qué tan seria? ¿estás enojada? Si quieres escápate conmigo pa que veas lo que es bueno, ¿sí o no mi amor?

Aline ignoraba y no contestaba toda esa parte de proposiciones por parte de hombres calientes por ver una mujer de su tipo en un humilde tianguis y esque hasta los morritos que iban con sus mamas se la botaneaban con la mirada y se les paraba el pito, le miraban las chiches, el culote, los pies, su carita bien bonita, le tomaban alguna foto, ya había 2 morros que se habían enamorado literalmente de ella, uno gordito prietito bien cagado que laboraba ahí mismo en el tianguis, compro un ramo de flores y se lo regalo a Aline a lo que ella solo sonrió y le hizo más ameno el día, más tarde un viejito pachuco se le acercó:

  • qué bello es el mundo cuando sus ángeles bajan para alegrarnos la vista
  • gracias
  • las que la adornan chula

Aline seguía sintiéndose acosada pero después de lo del morro y el viejito pachuco se puso a pensar hasta donde era capaz su belleza de someter a los hombres, llamaba la atención de todos, le tomaban fotos, le hacían propuestas indecorosas, morritos se enamoraban de ella y se dio cuenta que durante ese fin de semana ella era como una estrella famosa sin siquiera ser alguien conocida y de sentirse incómoda empezó a excitarse de manera involuntaria.

Pensaba toda la cantidad de hombres que deseaban penetrar su vagina y no poder hacerlo por el simple y sencillo hecho de no tener el permiso de ella, ella era el deseo de muchos hombres en esa colonia y lo que pensaba no era ninguna mentira, realmente era el deseo de cualquiera de esos hombres.

Ya era domingo y Aline ya estaba fastidiada, 3 días en esa colonia de mala muerte en bikini y entaconada y fue entonces que sucedió lo inesperado, ya eran como las 5-6 de la tarde, la gente dejaba de comprar y los puestos empezaban a cerrar y guardar sus cosas cuando de repente el ronco y el negro se acercaron a la muchacha sonrientes, como si fueran a hacer algo malo, le cerraron el paso a Aline, sacaron sus vergotas del cierre de sus pantalones y comenzaron a jalársela sonrientes, muy cercas de ella… era el colmo para Aline.

Pero lo que más le sorprendió era el tamaño de aquellas potentes vergas, su novio que era un mocoso de 18 años tenía un pito muy alejado de lo que eran aquellas potentes vergas viejas.

Aline estaba asustada, se sentía acosada, no sabía si gritar o no pero a pesar de eso su vagina estaba dilatada y húmeda por apreciar muy de cerca esas enormes vergas viejas, el acto no duro más de 2 minutos, los viejos se alejaron sonrientes mirando a Aline, sin decir una sola palabra, ella pensaba que eran un par de locos pero estaba aliviada que por fin se habían ido.

Al terminar la jornada Aline estaba irritada, molesta, se había cambiado ya y estaba a la espera de recibir su pago, esperaba recibir algo más por la molestia y la situación en que la mandaron.

  • ¿Lo mismo? Estuve 3 días en esta horrible colonia, en vacaciones ¿y me pagas lo mismo?
  • Perdón, reglas de la empresa
  • ¿Sabes qué? Aquí déjame, yo me voy sola

Aline estaba bastante molesta, el coraje la hizo cometer la imprudencia de regresarse sola a su casa de noche y en esa colonia de mala muerte, a merced de cualquier loco que la haya apreciado durante esos 3 días que anduvo en bikini. Estaba asustada, volteando para todos lados cuidando que nadie la siga, sin embargo las calles estaban solas, la gente aprovechaba los domingos en la noche para descansar en casa, solo había chicos jugando futbol, su objetivo era caminar hasta la avenida y tomar un pecero, cuando de repente de una de las calles que había dejado atrás una combi salió y comenzó a andar despacito siguiendo su paso.

Aline notó la combi y se dio cuenta de que la estaban siguiendo, apresuro el paso, llevaba unos jeans ajustados, sus sandalias de tacón negras que había usado y una blusita negra que le llegaba hasta el ombligo dejando lucir su vientre plano.

Aline sentía miedo, empezó a correr, la combi se acercó a su lado y por la ventana el ronco apareció y le dijo: ¿Adónde mamacita? Ven, nosotros te llevamos, pero antes te dejamos bien cogidita jajaja.

Los viejos la metieron a la fuerza a la combi, ella se resistía, pero los viejos eran muy fuertes, los viejos luego luego se encueraron, le quitaron la blusa a Aline y sus ricas tetotas estaban a merced.

  • Vas a chupármela dijo el negro empujando la cara de Aline a su verga negra y sudada quien solo se limitó a chupársela y complacer al negro pensando que así no se la iba a coger.

Aline le chupaba bien rico la verga al mecánico el negro, la verga estaba bien pinche sudada y desprendía un aroma y un sabor muy sexualmente delicioso, Aline le succionaba la verga deliciosamente, era como si ese sabor y ese aroma incitaran a la bella mujer para sacar a la hembra sedienta de sexo que había dentro de ella, sus pezones se ponían duros y su vagina se dilataba preciosamente.

  • No que no querías cabrona, mírate nomás

Por detrás de ella el ronco empezó a bajarle los jeans y la tanguita y vio cómo su vagina ya estaba bien mojadita solo por chuparle su vergota a su amigo el negro.

  • Mira, ya está bien mojada la vieja esta

El ronco tenía su precioso culazo enfrente, veía sus cabeceos y a centímetros de su cara tenía ese rico culazo blanco, con su vagina bien mojadita, se veía tan desprotegida, muy a merced, muy a disposición de sus deseos más depravados con ella y encima el olor a hembra caliente inundaban su nariz poniéndole la verga lo más dura posible, empezó a chuparle su vagina caliente y húmeda.

  • Ayyy gritaba Aline de lo rico que sentía cómo el ronco le chupaba su vaginita.
  • Mmmm mmmmm decía Aline mientras recibía una rica chupada en su cosita mientras ella chupaba la vergota del negro.

Después el ronco le acomodo la verga en la cara y Aline ya bien excitada empezó a chupárselas a los 2, las chupaba con total depravación, ya sin importarle nada, ni preocuparle nada más que seguir disfrutando el sabor de sus ricas vergas viejas, las ensalivaba mucho, se turnaba una y otra y el sabor de las 2 vergas combinadas la volvían loca y con ganas de sexo, les chupaba los huevotes, se los besaba cuál hembra sumisa, les dejaba las vergas bien brillosas, bien mojadas y con hilitos de saliva en la punta que la unían con su boca, era un total deleite.

Después el ronco se colocó detrás de Aline, con la verga bien paradota, bien mamada, bien lubricada, bien sensibilizada por las caricias con la boca que le propino Aline buenota, le puso la punta de su verga en la entrada de su rica intimidad y poco a poco empezó a penetrarla con esa vergota de viejo cabron. La verga estaba bien lubricada y consentida y la intimidad de Aline estaba bien húmeda y caliente lo que facilito el trabajo y logro que la verga llegara hasta el fresón, la punta de su verga llego tan profundo que le estaba dando un beso a la entrada de su cervix uterino, el viejo empezó el rico mete saca.

Ayyy siii oiiii que rico ayyy papi.

Eso putita, disfruta como te coge tu papi chulo, así me gusta putita, así me gusta que se porten las viejas, complacientes y sumisas como debe de ser.

Aline estaba siendo deliciosamente violada, que la adrenalina había llegado a full y ahora solo trataba de disfrutar la rica cogida que le propinaban esos 2 viejos

Ayyyy siiii ayyyy papi maaaassss

Aline empezó a sentir ricos orgasmos, unos tras otro y su vagina totalmente dilatada le mojaba la verga deliciosamente al ronco mientras ella le mamaba la verga al negro, el ronco tuvo el primer orgasmo y disparo toda su semilla en el vientre de la bella edecán

Tomaaaa hija de la chingadaaaaa ahhhhh

Ahhhhhh ahhhhhhhh asiiiiii

El negro que estaba más gordo se tumbó en la colchoneta, Aline supo lo que tenía que hacer y se montó en él, Aline empezó a brincar sobre su verga, con cada brinco sus ricas tetotas se bamboleaban sabroso.

Ayyy siiii asiiiiii maaaasssss…. Que ricoooo maaaassss asssiiiii

Los viejos y Aline estaban bien sudorosos, la combi olía a sexo y se movía al ritmo del sexo, el ronco ya estaba bien erecto otra vez viendo a la edecán y a su compadre cogiendo tan sabroso que le clavo la verga a Aline en su culito.

Ayyyyyy nooo esta muy grande noooooo

¡Ora si vas a sentir la pescuezona con todo su rigor cabrona hija de la chingada!

Después de unos cuantos minutos de adaptación entre los 3, los 2 viejos empezaron a darle sin piedad a la joven edecán, le daban mete saca frenético con sus potentes vergas viejas, sentían la verga del otro entrar y salir por una delgada pared dentro del cuerpo de Aline.

Lo que no imaginaban estos 3 es que afuera de la combi iba pasando el morrito gordo enamorado de Aline que le había regalado el ramo de flores, había salido porque en su casa lo mandaron a comprar a la tienda y fue entonces que el chamaco noto como la combi se movía bastante, le llamo bastante la atención que se acercó, conforme se acercaba escuchaba gemidos con voz sensual, lo que vio por la ventana lo dejo pasmado, apenas la noche anterior abrazo su almohada imaginando que era ella su novia.

La hermosa edecán Aline estaba siendo deliciosamente empotrada por 2 viejos cabrones mientras su corazoncito aumentaba sus latidos y su pitito alejado del tamaño de aquellas vergotas viejas se ponía durito, el chico saco su pitito y a pesar de la mezcla de sentimientos tristeza, decepción y celos se empezó a masturbar viendo a la mujer de sus sueños teniendo la mejor cogida de su vida.

Los viejos cabrones se la estaban cogiendo bien rico, los muy cabrones se la estaban chingando sin condón.

  • Ahhhh asiiii asiiiii ayyy que ricoooo
  • ¿Ya ves como si te gusta mamasita? ¿Eso querías putona? ¿Qué te cojieramos?
  • Ayyyyy noo
  • ¿Como que no cabrona? Si lo estas gozando bien rico
  • Siiii siiii ayyy que ricoooo

Los panzones se miraron sonrientes por un momento y empujaron sus vergas hasta el fondo, hasta topar con sus peludos huevos y los 3 se fundieron en un delicioso orgasmo.

  • Ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhh
  • Ohhhhhhh ohhhhhhhhhh
  • Tomaaaa cabronaaaaa

Aline sentía cómo chorros abundantes de semen caliente invadían su culito y su útero deliciosamente

Los 3 acabaron jadeando, después de unos minutos los viejos sacaron sus vergas flácidas y gozadas y el semen empezó a escurrir de los hoyitos de Aline.

Aline volteó al parabrisas y vio sonrojada al chico que le regalo el ramo de flores quien solo la veía con la boca abierta.

Ella como pudo se vistió y se fue sin decir absolutamente nada… adentro de su útero una guerra de espermatozoides se disputa la fecundación del futuro bebe de Aline.

FIN

Compartir en tu redes !!
Bufalo10
Bufalo10
Relatos: 1