Aventura de fin de semana de mí esposa 5

📋 Lecturas: ️3337
⏰ Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Hola comunidad. Después de varios meses vuelvo a escribir para contarles otra aventura sexual de mí esposa.

Los que han leído mis relatos, saben que mí esposa vive su vida sexual con total libertad. Llevamos más de 30 años juntos, llenos de amor y felicidad. Y si bien está de novia hace 5 años con Ignacio, cada tanto tiene alguna salida bien de puta, como las que les contaré a continuación.

Los que leyeron mi relato, Aventura de fin de semana de mi esposa 3, recordarán que disfrutó de una orgía con 6 machos.

Habían armado un grupo de whatsapp y así acordaron la fiesta. Ella me había dicho que le había encantado sentirse tan puta con todo el cuerpo lleno de leche, pero que no estaba segura de querer repetirlo.

Bueno, nunca salió del grupo de whatsapp y los muchachos comenzaron a escribirle después de un tiempo porque a uno de los locos lo trasladaron a otra ciudad por su trabajo, por lo que uno comenzó a agitar en el grupo para hacerle la despedida a este muchacho que se llama Mario. Bueno querían hacer una fiesta de vuelta los 6 con mi esposa y empezaron a escribir y de a poco la fueron convenciendo a mi gordita para que tuviera otra fiesta con los seis y hacerle la despedida a Mario. A todo esto yo sabía que se escribía con los amigos porque ella me cuenta todo y además me muestra los mensajes. En eso no tenemos secretos.

Quedaron de juntarse en la casa de uno de los locos, que se llama Andrés y es divorciado.

Mi gordita se compró ropa interior nueva color rojo, fue a la peluquería y a depilarse, a la noche salió vestida normal, con calza azul, remera y zapatillas. En casa dijo que se iba a cuidar a una señora en una clínica y que volvería al día siguiente.

Llegó a la casa de Andrés y Mario no sabía que ella iría, fue una sorpresa. Rosana llegó, la recibió Andrés y le dijo a Mario que acababa de llegar la sorpresa que le habían prometido, que era una puta muy puta.

Mario la vio y dijo que era la mejor sorpresa. La beso a Rosana y le apretó fuerte el culo, le dijo que le iba a hacer la cola toda la noche. Rosana le dijo que esa noche él era el dueño de su culo, pero que tenía que compartirlo con sus amigos y darle mucha leche. Le dijeron que se quedara tranquila que la iban a inundar de leche.

Le sacaron la calza y la remera. La pusieron en cuatro, Mario le corrió la tanga y comenzó a chuparle el culo, los otros locos se desnudaron y comenzaron a ofrecerle sus pijas para que Rosana chupara.

Mario se desnudó y se la clavó por el culo a mí gordita. La culió firme y fuerte, y se lo llenó de leche. Cuando se la sacó le dio un par de nalgadas y le dijo a sus amigos que tenían ese culo a disposición. Comenzaron todos a darle por la cola y la boca hasta que le pidieron que se acostara boca arriba en la cama y los cinco se pajearon hasta acabar sobre la cara y las tetas de Rosana.

Me dijo Rosana que ese momento es hermoso para una mujer porque se siente muy muy puta y sucia.

Rosana se fue a bañar y Mario, que ya había recuperado pilas, se bañó con ella y la clavó por la concha en la ducha. Salieron, cenaron, y siguió la fiesta hasta las 5 de la mañana. Ninguno durmió, culiaron toda la noche, todos se la pusieron a mí esposa por todos los agujeros, se tomó la leche de todos. Y el último polvo se lo echó Mario a modo de despedida y fue por el ojete.

Luego, Mario la llevó hasta cerca de casa y se despidieron.

Rosana me confesó que las primeras orgías le gustaron pero no estaba segura de volver a hacerlas. Con el paso de los días comenzó a sentir deseos y por eso aceptó cuando los chicos la invitaron. Y ya me aclaró que seguirá haciendo fiestas con sus amigos, y espera que su novio nunca se entere.

Compartir en tu redes !!