Mi tío cariñoso

📋 Lecturas: ️6336
⏰ Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Les contaré de cómo un tío me sorprendió una vez metiendo sus dedos en mi vagina, él como 60. Él y su esposa me trataron con mucho cariño, me pusieron a dormir en el medio de ellos en su cama, noche tras noche él me despertaba tocando mi conchita, yo ya me mojaba esperando ese juego tan rico y me hacía la dormida, por eso ya no me sorprendía, me mojaba todita, me empezó a calentar muchísimo.

En las tardes mi tía trabajaba y yo dormía la siesta y mi tío empezó a jugar encima mío y a jugar con la punta de su pene en la puerta de mi conchita húmeda. Me pasaba su pene bien durito y me daba miedo por eso del incesto, (fui criada en religión cristiana) pero también se sentía tan rico q no lo detuve, yo me hacía la dormida y él me la pasaba y metía en la puertita, se hizo un juego habitual.

Él estaba tan necesitado y yo tan caliente que me hice la tonta y con el tiempo me la dejaba meter así de a poquito, cada vez era más osado y me la empezó a meter más profundo, cada vez más adentro, yo amaba el momento de la siesta y lo que mi querido tío me hacía con tanta dedicación, me gustaba mucho porque jugaba tanto conmigo y nos mojábamos tanto, su verga tan dura resbalaba fácil y su necesidad de conchita adolescente era conmovedora.

Era tan bueno conmigo que me dejé penetrar más profundo en cada siesta, todavía recuerdo y me vuelvo a masturbar, por eso les comparto con cariño nuestras travesuras cuando yo me dejaba cojer con mi pobre y travieso tío pervertido, yo veía cómo sufría él cuando quería cojerme y lo hacía tan rico, que por qué no dejarme un poquito; estaba tan bueno que me hiciera el desayuno, me sacara a pasear y me consintiera en todo, y encima me regalaba leche calentita y pegajosa q yo no podía quedarme atrás, así q lo dejé cojerme todo el tiempo q podíamos estar los dos solitos en la casa, me convertí en su zorrita sacaleche, adoraba sentir su leche tan rica entre mis piernas y a veces me tocaba y la probaba antes q él me limpiara.

Extraño tanto esos juegos y lo recuerdo y me masturbo pensando en ese palo bien duro y su ímpetu de empejurse y volcarme su lechita todos los días.

Jamás nos pescaron … o mi tía se hacía la que no sabía porque ya no quería cojer más con él, y a él se le paraba muy rico y todos los días, me cojía todos los días que podía, fueron unas vacaciones buenísimas con muchos juegos de leche calentita, mucho cariño y empecé a cojer rico con mi tío consentido.

Hasta el día de hoy me calienta acordarme de esos juegos y sentirlo tan duro empujando desesperado contra mi vagina tan apretada, todo su jugo de verga dura y babeante resbalando en la puertita y luego más adentro, hasta que lo sentía venirse y lo sacaba para q volcara fuera, (había aprendido bien y bastante jugando con amig@s) me dejaba toda la conchita pegoteada.

Cómo extraño toda esa lechita tan abundante q me regaló mi querido tío aquel verano inolvidable… (era jubilado de policía eso lo hace aún más pervertido y excitante, me hubiese gustado jugar más y tener otras fantasías con mucha más leche en otras partes de mi cuerpo) mi mantra para correrme es: ‘tio! Sí.

Quiero tu lechita, otra vez, quiero tus dedos en mi conchita a la madrugada, que me penetres a la siesta y me regales mucha leche calentita, soy tu nena, estoy caliente y hambrienta , leche, rica leche, calentita y pegajosa, quiero ser tu sobrina querida, tu sobrina favorita’ ¿alguien querría q fuera su sobrina adolescente de conchita mojada y caliente? Quiero ser buena nena y regalar mi conchita al mejor tío, quiero ser mejor sobrina para el mejor tío de pija dura y babeante que escupa mucha leche calentita 😋

En el próximo les contaré cómo un primo me enseñó a mamarla muy pero muy bien. Cariños

Compartir en tu redes !!
Putadesdechica
Putadesdechica
Artículos: 2