Mi puteria lo está pagando mi hija

Mi nombre es Sandra casada con Luis y tengo una hermosa hija. Con Luis tenía una vida llena de felicidad amor y sexo. Cuando estaba en casa siempre estaba cogiéndome. El me quitaba mi ropa, me daba el mejor sexo que nunca había tenido. Me metía su gran verga, a veces le pedía que no me cogiera más porque mí concha me dolía.

A mi nana le conté que a veces me dolía mucho mi concha; por lo mucho que Luis me cogía. Ella me dijo hija; pero mámesela chúpele la verga a su marido o entréguele el culo. Me reí y le dije por el culo duele mucho y ella me dice, no sabes el placer que le puede dar. 😍

Me tomo de la mano y me llevó a su dormitorio, me tendió en su cama, me abrió de piernas y me dio una chupada de concha que me hizo desmayar. Tomó un consolador y me dijo como chuparlo para que se lo hiciera a Luis. Así lo hice, después me puso en cuatro y me lubrico mi culo y me metió el consolador. Me dolió de primera pero después fue placer y más placer cuando.

Luis regresó del trabajo empezamos a coger y yo chupe su verga, me preguntó cómo había aprendido, le conté con mucha vergüenza que Sara la nana me había enseñado. Se rio y me dijo gracias, esto lo deseaba desde siempre.

Le dije y no es todo, me cogió por mi concha me la lleno de leche y me puse en cuatro y le dije esa es otra sorpresa revienta mi culo. Con la leche que me salía de mi concha lubrico mi culo y me lo metió. Empezó un mete y saca que me llevó hasta las nube. Me lleno mi culo de leche, después se cambiaba de mi concha a mi culo y fue el quien al venir el día me dijo ya basta hay que dormir. 😀

Al otro día me levanté temprano y le dije a Sara, le di todo y está feliz y yo también. Cuando Luis se levantó dijo gracias Sara, por lo que le enseñó a mi mujer ahora es una tigresa, esta vez fui yo quien se rindió.

Quedé embarazada y mi calentura aumento, así que Luis me dio todo lo que yo le pedía en mi cama. Lo que me falto me lo dio Sara con su consolador. Cuando nació mi hija, desde el primer día Luis me cogió por mi culo. Cuando pude siguió con mi concha con los años todo siguió igual. El amor y el sexo era igual que el primer día éramos una familia feliz.

Luis tuvo un accidente en una pierna y tenía una serie de compromisos afuera del país; porque somos los dos abogados y representamos algunas Empresas. Me dijo que yo acudiera a esos compromisos, lo cual acepte porque también irían unas amigas.

Cuando salí Sara me dijo hija vas a estar mucho tiempo afuera de casa y usted es muy arrecha, por favor si se abre de piernas tomé todos los resguardos. No te preocupes dije, mis piernas estarán cerradas para eso y mi concha la voy a ocupar solo para hacer pis y reímos. 😞

Los primeros días estuvo todo bien, cuando llegó el fin de semana mis amigas dijeron que saliéramos a tomar unos trago. Las acompañe; pero con unos trago se me olvido la promesa que le hice a Sara.

Una de mis amigas me dijo – me quiero coger a un chico; pero tiene un amigo, te lo quieres coger? – no respondí; pero mi amiga insistió, mi concha reaccionó y acepte. Llegamos al motel, el chico chupo mi concha pasando su lengua por todo el tajo de mi concha, chupo mi clítoris haciéndome gritar de placer.

Como no tenía condón, me lo metió sin ninguna protección. Era una verga no muy larga pero gruesa. Me entraba y salía de mi concha, yo movía el culo si papi cógeme, dame toda tu verga. Se corrió adentro, después le entregue el culo y cogimos hasta la madrugada.

Al otro día cuando llegue al hotel, le conté a mi amiga que me había llenado mi concha de leche. Me miró y me dijo estas loca si te preña, le dije que eso no pasaría porque tenía tratamiento; pero ahí vino la palabra más dura, si tiene sida mi felicidad se volvió preocupación.

Nos juntamos otras veces más con el chico, pero ahí siempre usamos condón. 😕

Cuando regrese, Luis me dijo que lo tenían que operar de su pierna; porque ya hace dos meses y no avía mejorado. Tenía que llevar donantes de sangre, cuando fui a donar sangre me dijeron, le tengo que hacer el examen de sida. Es por rutina, pasaron los días y me llamaron que tenía que acudir al hospital. Cuando llegue, un médico me dijo con cuantos hombres había tenido sexo; porque pregunté. La respuesta fue, tiene sida y su marido se le hizo el examen y él no la tiene.

Mi vida se terminó de inmediato y le dije con un chico en el extranjero fue el único.

Luis los primeros días no me quiso ver, después conversamos y con los tratamientos podíamos hacer una vida normal. El acepto, cuando llego a la casa él quiso cogerme, pero yo no quise no estaba preparada para eso. 😲

Paso el tiempo, pensé que él tenía otra mujer porque no me insistía para tener sexo. Eso cambió cuando un día salí y regrese a casa. Al entrar al dormitorio de mi hija, sentí gemidos. Pensé que Luis cogía con Sara; pero al verlo me di cuenta que era nuestra hija. Vi como entraba y salía de su concha la gran verga de Luis y ella le pedía más.

No dije nada, solo me dedique a ver como cogían mi hija, empezó a cabalgar la gran verga de Luis, que rico fue ver cómo le entraba, como se le abrían los labios de su concha. Gemía del placer que le daba su papá. Yo sin querer metí los dedos en mi concha y cuando empecé a gemir se dieron cuenta que yo estaba ahí. Luis se descargó en su concha semen mezclado con sus jugos.

Conversamos Luis, me dijo que fue nuestra hija quien tomó la decisión de convertirse en su amante; para que no entrará otra mujer en nuestras vidas. 😞

Por consejos de Sara, he empezado a retomar mi vida sexual con Luis para liberar a mi hija de esa responsabilidad.

Después les contaré como sigue esto.

Esta verdad un consejo para los que lo lean si tienen sexo usen condón si no lo tienen no tengan sexo.

By: Sara