Mi novia ardiente le gusta el sexo duro

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Antes de iniciar este relato, mi nombre es Enrique, en ese entonces tenia 22. Yolanda apenas florecía, cuando iniciamos nuestra relación. Camie de nombre para evitar susceptibilidades.

Mi vida corrio sin alteraciones, vivia, en esa epoca solo pues mis abuelos-padres se habian ido a tierra caliente por enfermedad del abuelo. Estudiaba en el Sena, artes graficas, jugaba futbol y así me pasaba.

En las tardes y noches nos reuníamos con los vecinos a jugar en la cuadra y a ver pasar a chicas. Solo me la pasaba jugando, sin novia. Un día Yolanda paso por frente a nosotros e iba con un amigo nuestro. Se detuvieron y nos la presentaron. Estaba recién llegada al barrio.

Iba vestida con pantalón y peinada con colitas. Nos miramos y me ofrecí a acompañarlos. Llegamos a su casa y nos invito a escuchar música. Asi nos conocimos. El tiempo paso y cada ve nos íbamos conociendo mas.

Termine ii curso en el Sena y algunos fines de semana viajaba a ver a los abuelos. Los sábados íbamos a Lucha libre a la feria exposición y los domingos a jugar banquitas en el parque del barrio. En la tarde iba a su casa y escuchábamos musica.

Su famila salia y nos quedabamos solos en la sala. Un buen dia la abrace, ella se recosto en mi hombro y luego ella volteo su cara a mirarme y la bese. No necestamos mas. Intercambiamos nuestras lenguas y yo baje la mano a tocar sus tetas, pero ella me la retiro. Nos sentamos y nos miramos y volvimos a besarnos, la acariciaba la espalda y bajaba la maso para masajear su culo.

No retiraba mis manos así que apretaba sus nalgas y trataba de meter los dedos en su raja ella suspiraba. La bese en el cuello. Baje mis labios por su cuello y la bese en la parte de la nuca y le hice un chupon. Quedo marcada.

Le pedí excusas y ella me dijo que no había problema, que allí no podían verla. Así la pasamos toda la tarde, hasta bailamos y nos apretábamos nuestros cuerpos pero no me dejaba tocarle sus tetas ni su vagina; pero si permitía que le apretara su culo.

Llegaron sus hermanas y nos invitaron a comer pizza y volvimos. Cuando me despedí, bajamos y allí volvimos a besarnos y tocarle sus nalgas. Hasta que su mama la llamo. Así pasaron varias semanas. Yo pedí permiso a su mama para visitarla y les dije que llevaría a mis papas a presentarlos. Así o hice y ese día mi papa se porto muy bien. Mi mama solo se atrevía a mirar a su alrededor.

Asi fuimos progresando en nuestras relaciones. Aprovechavabamos cada vez mas y avanzaba mas y mas. El dia que me dejo acariciar sus tetas fue algo sensacional. Ella estaba muy caliente ese dia. estabamos en la sala y ns subimos a un cuarto de estudio en su terraza. alli nadie subia y no nos molestaban para nada. Habia una cama y un esritorio para ella.

Nos sentamos en la cama

Ella tenia un vestido de tirantes, de color zapote, una blusa blanca que dejaba tralsucir su brasier. yo l bese con mucha pasion. babe mi boca por su cuello y baje hasta la comisura de sus tetas. le di un mordisco y ella me dijo que la tratara con cariño. Le dije que era la pasion y el amor que sentia por ella y que queria que ella fuese solo para mi. Asi que inicie mi efuerzo por sobarle las tetas.

Esta vez no me quito la mano asi que empece a sobarle sus hermoss tetas. sentia sus pezones duros. Meti la mano bajo la blusa y encontre un brasier y sobre el la aprete. Baje los tirantes de su vestido, subi su blusa. la abrace y comence a desabrochar su brasier hasta que sltaron dos enormes tetas. las tenia muy escondidas. las omence a besar. chupaba como un niño chupa su dulce. pasaba mi lengua por sus pezones y ella apenas jadeaba y me decia aprietalos, muerdeme, son tuyos mi amor. asi lo hice.

Me ubique por debajo de su seno drecho y chupe hasta dejarle un morado. Ella se miro y le dije: eres mia por siepre Yolanda. Si mi amor soy toda para ti. Nos llamaron desde abajo para tomar refrescos. ella se vistio rapido y bajo con sus cuadernos y le comento a su mama que habiams estado haciendo ejercicios que tenia de tarea. El avance era notorio.

Cada dia nos arriesgabamos a mas. Ella ya se atrevia a sobarme mi verga por encima del pantalon. Hasta que e arriesgo a bajar la cremallera y meter la mano. Me hacia chupadas increibles. Pasabamos tardes solo tcandonos. Ella aprendio a comerse mi semen y le gustaba. Yo ya le tocaba su huequito trasero y la masturbaba su clitoris.

A veces le metia un dedo y ella arqueaba su cuerpo y me pedia que se lo hiciera mas rapido, hasta que mi mano quedaba encharbada. Yo lamia mis dedos y ella me preguntaba si ne habia gustado y le gustaba su olor. Cmene ensaibar is dedos y a tratar de mersele un dedo en culo. La primera vez me dijo que le daba pena, pero lo saque se lo hice oler y chupar. Cuando nos despediamos, nos arrimabamos mas y mas. yo le bajaba sus pantaloles y le rosaba su vagian con mi pena hasta derramarme y dejarla toda mojada. Ella me decia que su mama le preguntaba por que cada vez que subia entraba al baño. Como qque sospechaba de lo que haciamos en el garaje.

Me conto que quedaba toda mojada y le tocaba limpiarse y cambiarse de cucos y lavarlos inmediatamente. Un buen dia, despues de mas de 8 meses de masturbarnos y de meterle la mano a su vagina y su culo, nos quedamos solos. Subi mi manos por sus piernas hasta encontrar sus calzones mojados. Se los baje. Baje mi pantalon y calzoncillos hasta los tobillos. Me ubique encima de ella. Se abrio de piernas y me dijo: quiero que me lo metas, pero no te derrames dentro, puedo embarazarme. Asi que coloque mi verga en su entrada e inice un esfuerzo por entrarlo.

Ella estaba bien húmeda y no hubo problema. Ella arqueo su cuerpo y me dijo: muévete duro, por favor mi amor, quiero sentirlo todo dentro, por favor mételo rápido, me voy a venir por favor dale dale, así lo hice y ella apretó sus piernas y sentí su corrida.

Yo saque mi verga y comencé a pajearme y me derramé en su estomago. Nos abrazamos y me dijo que necesitaba que yo comprara condones, pues los íbamos a necesitar y mucho. Fue increíble esa primera vez.

Su culo me le entrego un sábado, en unas residencias de chapinero. Chupe su culo, nos besamos, le metí un dedo y luego dos. La ubiqué de perrito, se lo metí todo, ella se quejaba, pero luego comenzó a masturbarse ella misma y me decía que le hiciera duro y rápido que me derramara dentro de sus entrañas. – Asi lo hice.

Nos quedamos un tiempo quietos hasta que mi verga quedo flácida y salió por si sola. A pesar de tener algunos colores me lo chopo y me lo limpio. Ella fue al baño y descargo. Ya nuestra confianza nos lo permitía.

A partir de ese día Yolanda y yo solo buscábamos los momentos propicios para tener sexo vaginal y anal.

Aprovechábamos hasta los baños de las casa donde nos invitaba. Íbamos a porque del Salitre y nos alejábamos a sitios de yerba alta y allí lo hacíamos. fueron cinco años de sexo y éxtasis, hasta que me ennovie con otra chica y nos alejamos.

Nunca mas supe de ella. No esta en redes sociales y les dije a mis amigos que no hablaran de ella en mi presencia.

By: Rogy 😊🤣

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236