Heterosexuales | 2.132 lecturas | 24:00

Mi Simp Favorito

Hola a todos primero que nada me presento, mi nombre es Maria Lucia pero mis amigos y familia me dicen Marilu, tengo 19 años y soy de Lima Peru, me considero alegre y divertida pero al mismo tiempo algo tímida y distraída, jajaja me gusta mucho pasar tiempo con mis amigas ver series y sobre todo leer relatos xxx, por eso también decidí plasmar mis experiencias, ya que sentía la necesidad de contarlas al mundo.

Bueno para describirme físicamente mido 1.56 m soy delgada de tez blanca, los ojos café claros y tengo el cabello rizado y de color castaño claro, no le gusta destacar por mi figura pero la verdad es que siempre atraigo las miradas de los hombres y de una qué otra mujer, mis tetas son de tamaño normal ni muy grandes, ni muy pequeñas, y mi culo es redondo y paradito jaajaja a ser sincera es mi mejor atributo, es lo que trae locos a los hombres jaja.

Luego de presentarme paso a relatarles esta experiencia que tuve el pasado año 2023, aproximadamente en marzo entre a estudiar a un instituto en mi ciudad para estudiar una carrera de diseño y temas relacionados con marketing, cosas que me apasionan desde muy joven. En mis clases conocí muchas personas entre, profesores y compañeros de aula y pude formar mi grupo de amigas de compuesta por 4 personas, Veronica la mas joven del grupo con 17 años y a la cual le decíamos de cariño verito por su peculiar forma de vestirse y de actuar que la hacían parecer mucho menor a su edad, Paola que tenía mi edad, 18 en aquel entonces, y la más “recorrida” del grupo por así decirlo, nosotras siempre bromeamos con ella ya que si bien no era la más guapa del grupo, o al menos eso creo yo, si era la más lanzada y siempre tenía varios chicos detrás suyo, también algunos profesores del instituto.

Luego estaba Andrea que con 21 años y siendo la mayor era la voz de la razón en nuestro grupo, es increíble que tan solo 2 años hagan tanta diferencia en el nivel de madurez de una persona, mientras nosotras pensábamos en que vestido comprarnos o con quien salir, ella estaba viendo qué apartamento alquilar para irse a vivir con su novio y como pagar la cuota de su auto, porque si, ella era la amiga con dinero, pero no por sus padres ni mucho menos, ella es ya una reconocida fotógrafa que empezó desde muy joven y ahora tiene su propio estudio de fotografía además de cubrir eventos sociales de distintos tipos.

Para terminar de describir al grupo me encuentro yo con 18 años y luego de pasar un año sabático sin hacer nada más que estar en mi cuarto viendo películas y calentarme leyendo relatos en internet, no me quedo de otra ingresar a estudiar algo que de verdad me gusta, claro la pandemia también hizo que no me decidiera a empezar una carrera, por que yo prefería ir a clases presenciales, pase mi ultimo año escolar con clases virtuales y fue de lo peor.

Una vez detallado el contexto donde pasó todo, les comento un poco de el por que me anime a relatar mis experiencias.

Para empezar siempre me consideré una persona muy abierta sexualmente, de pequeña me la pasaba viendo telenovelas con mi mamá y empezaba a sentir como cosquillas en mi barriga en las escenas de besos y caricias, cosas que creo por mi edad no de vi ver, pero supongo que no le dieron importancia. Luego fui creciendo y desde que tengo memoria me gustaba explorar mi cuerpo, sobre todo cuando me duchaba, extendía mis duchas más de lo debido y siempre terminaba regaña por mis papas por esto, “Gastas demasiada agua Marilu” me gritaba mi padre siempre que lo hacía.

Cuando llegue a la pubertad experimentaba tocándome y recuerdo la primera vez que llegué a un orgasmo mientras me frotaba con un esquina de mi cama, desde ese momento lo hacía cada vez que podía, claro siempre a escondidas y sin que mis padres sospechen.

Mientras iba creciendo en mi adolescencia entraba a paginas xxx pero no me gustaban mucho los videos, los sentía algo forzados y fuera de la realidad, por eso cuando descubrí los relatos me parecieron fascinantes, tanto que luego de algunos años empecé a escribir algunos, claro sin mostrárselos a nadie, a algunos de ellos les guardo mucho cariño, pero los perdí un día que me robaron mi laptop de entonces, así que si por alguna extraña razón señor ratero, si hizo respaldo de una laptop HP de color rosa con una carpeta llena de relatos eróticos, por favor envíemelos dejo mi correo mas abajo jaja.

Bueno para continuar con el relato, en mi instituto también conocí a varios amigos, y uno en particular que se convertiría en el coprotagonista de esta historia, bueno no era mi amigo amigo, era más bien un conocido, ya que no llevábamos clases juntos, solo lo veía de vez en cuando en los breaks en la cafetería o al salir de clase, su nombre era Marcos, y teníamos algunos amigos en común y nos saludabamos al vernos, pero nada más. hasta que una tarde saliendo de clases me encontré con mis amigas, las que me esperaban ansiosas fuera del instituto.

  • Marilu no sabes de lo que nos enteramos.- Me dijo Verito con una enorme sonrisa en su rostro.
  • Espera que venga Andrea para contarle en su carro.- Le dijo Paola regañándola ya que había gente a nuestro alrededor y Verito estaba siendo algo escandalosa.
  • Que paso chicas? .- Les consulta mientras me acomodaba el bolso en el hombro derecho.
  • Espera que estemos con Andrea, de verdad debes de cargar tu celular mas seguido.- Me dijo Paola, ya que al parecer ya me lo habían contado pero como siempre mi celular no tenia batería, así que yo ni enterada del asunto.
  • Está bien, espero que sea algo bueno.- Les conteste ya totalmente intrigada.

Ni bien termine de decir esto vimos salir a Andrea del estacionamiento que sonando la bocina de su auto nos indico que subieramos, yo subí de copiloto y Paola y Verito subieron en los asientos de atrás.

  • Ahora si me pueden decir que paso? .- Les dije mientras volteaba a ver también a mis amigas en los asientos traseros.
  • Bueno nos enteramos de quién es tu Simp secreto de IG.- Me dijo Andrea con la tranquilidad que les faltaba a mis otras dos amigas.

Para dar un poco más de contexto, desde que entré al instituto tuve una especie de admirador secreto, yo siempre he sido activa en mis redes sociales, por ende siempre he tenido gente que me comenta mis post y fotos, pero esta persona era diferente, tenía un perfil obviamente falso ya que su foto de perfil era una foto de Goku jaja, al principio pensé que era alguien haciendo una broma, pero sus comentarios siempre eran dándome halagos, primero eran simples comentarios diciendome lo bella que era o lo bien que me quedaba tal ropa o esperando que la hubiera pasado bien mi cumpleaños etc, pero luego empezó a responder mis historias, con mis amigas, mis amigos, mi familia y sobre todo en los que aparecía sola, un dia postee una imagen de una película la cual me moria por ir a ver, pero no tenía dinero para hacerlo, grande fue mi sorpresa cuando revise mi bandeja de entrada y vi un mensaje de Gokubelico01 mi “simp”.

“Hola Marilú, se lo mucho que quieres ir a ver esta película así que te compre unas entradas para ti y tus amigas para el fin de semana en la noche, espero que la pases bien, un beso.”

Luego de este mensaje estaba una captura con código QR para 4 entradas y 2 combos de pop corn y gaseosas en cine muy popular en mi país. Obviamente quise devolverlo pero no me respondió ningún mensaje hasta después del día de la película, y si, mis amigas y yo fuimos a verla.

Luego de esto continuó una serie de regalos misteriosos que fueron desde gift cards en tiendas de ropa, hasta entradas de concierto, siempre acompañadas de un mensaje lindo, al contrario de lo que el común de las personas pensaría, no era nada vulgar, sus mensajes simplemente eran tiernos.

  • En serio? .- Pregunté algo incrédula.
  • Siiii .- Respondieron mis amigas en coro.
  • Nunca pensarías que alguien así fuera tan romántico.- Dijo Paola con un poco de desdén en su expresión y girando sus pupilas.
  • No seas así Pao, el tiene bonitos sentimientos. Respondió Verito defendiendo a mi Simp.
  • Me pueden decir quien carajo es? .- Respondí algo molesta por que se estaban desviando de la conversación y aun no me decían quien era el dichoso Goku Bélico.
  • Pues quien crees .- Dijo Andrea levantando la voz para poner orden .- Marquitos, el chico que apenas hablas cuando estás cerca.
  • Marcos es mi SIMP?.- dije casi gritando.

Para poner las cosas claras, los regalos que me daba mi simp eran bastante costosos, siempre pensamos que sería alguien de por lo menos 25 años o más, marcos apenas si es que tenía mi edad y a mi nunca me gustado juzgar a la gente por como se ve, pero no se le veía muy adinerado que digamos, es mas se que vivia en un distrito algo alejado de la ciudad y bueno lo común es que no tengan mucho dinero para gastar, lo peor de todo es que el era becado por lo que siempre asumimos que era de bajos recursos, todo esto no tenía sentido.

  • Pero Marcos es pobre no? .- Dije sonando más “pituca” de lo que en verdad soy.
  • No digas eso, pero si, eso lo creíamos todos.- Dijo Andrea regañándome por mi mal comentario.
  • Cómo es que se enteraron?.- Pregunte mientras Verito y Paola aún discutían si Marcos era tierno o no.
  • Yo lo vi Marilu.- Me dijo Andrea mientras detenía el auto en un starbucks cerca al instituto.- Estamos en un mismo equipo en una clase, y cuando tomo su celular para crear el grupo de whats tenía abierto tu cuenta de IG con el perfil de Goku Bélico abierto. Lo cerró rápidamente pero pude ver que era el mismo perfil de tu SIMP, no cabe duda.
  • Wow nunca pensé que fuera Marcos. – Dije aún incrédula pero aceptando la información que me daban mis amigas.
  • ¿Qué piensas hacer? .- Me dijo Verito con su suave voz.
  • Supongo que le diré que lo sé todo, así deja de gastar en mí, nosotras sabemos que él necesita el dinero para otras cosas, no puedo dejar que gaste sus ahorros en alguien que no le corresponde.- Le respondí mientras nos sentamos en una mesa del café.
  • Espera a ver que más le sacas.- Dijo Pola con una sonrisa malévola en su rostro.- Que?, era broma chicas, bueno dile que estás fuera de su alcance y que aterrice un poco jajaja.- Volvió a decir en un tono no muy amable.
  • Le voy a escribir para hablar con él, pero que le digo? .- Les consulte.
  • Dile que aprecias mucho sus sentimientos y regalos pero por ahora estás enfocada en tus estudios .- Me dijo Verito, era una muy buena respuesta.
  • No le digas eso.- Respondió Andrea la cual llegaba con unos cafés y muffins para nosotras.- Al decir eso le das alas para que en algún momento pase algo, solo dile que no estas interesada y que lo valoras como amigo.
  • Pero si quiere que siga gastando su dinero en ti .- Completo Paola la cual fue fulminada con una sola mirada de Andrea.
  • Trata de ser empática, piensa qué pasaría si era al revés.- Complemento Verito.

Esa tarde no pude dejar de pensar en el tema, y claro que recibí mensajes de mi simp como todos los días, esta vez decidí ni siquiera verlos, estaba muy confundida, por la noche deje de darle vuelta al asunto y decidí escribir a Marcos.

“Hola Marcos, se que no tenemos clases juntos, pero me dijo Andrea que eras muy bueno en mate, y de verdad necesito ayuda con mi proyecto de estadistica, me podrias dar una mano?, claro te pagaré por tu tiempo”

Envíe el Whats y no se por que me puse nerviosa, sabía que me iba a responder pero no tenía ni idea de que es lo que podría pasar.

“Hola Maria Lucia, si claro yo te doy una mano, pero ni pienses que te cobraré, los amigos nos apoyamos entre nosotros”

Me respondió casi al instante, se notaba que estaba más que interesado.

“Muchas gracias Marcos, podemos vernos en mi casa mañana a eso de las 10 am, estaría bien?”

Esta vez demoró un poco más en responderme, pero al pasar unos 15 minutos me respondió.

“Si claro, ahí estaré, nos vemos”

Ahora ustedes dirán, por que en mi casa, bueno para no alargar más el asunto digamos que ya he tenido problemas diciendo que no a chicos en publico y bueno, tal vez esta vez no sea así, pero prefiero no arriesgarme. Sabía que a esa hora mis papas no estarían y aprovecharía, uno para que me de una mano en mi proyecto, que si la necesitaba jajaja, y dos para poder decirle que ya se todo y darle fin a esto, claro el punto 2 lo diría primero.

Me fue a dormir más tranquila, pero a mitad de la noche tuve sueños rarísimos donde Marcos me cogía delante de todo el instituto, y para colmo en mi sueño esto me fascinaba y pedía entre gritos a Marcos que me hiciera su perra, me termine despertando agitada y sumamente mojada por el erotismo de mi sueño.

Me levanté temprano esa mañana, era sabado asi que aproveche para salir a correr al parque detrás mi casa, tomé desayuno con mi mama la cual ya estaba algo tarde para unas citas.

  • Te deje dinero para el almuerzo hija, tu papá se está cambiando saldrá en unos minutos y regresa en la tarde, trata de despedirte de él antes de que se vaya, ya no pasan mucho tiempo juntos.- Me dijo mi mama mientras agarraba su cartera y celular para ir saliendo.
  • Está bien mamá, cuídate te quiero.- Le dije mandándole un beso.

Termine mi desayuno y me encontre a mi papa en las escaleras.

  • Chau papi, que te vaya bien te quiero.- Le dije con el tono más infantil posible.
  • Chau hijita, el próximo fin de semana hacemos algo solos tu y yo si, como antes.- Me dio un beso en la frente y salió de la casa.

Mi papá y yo solíamos ser inseparables, pero desde hace un tiempo se ha distanciado por temas de trabajo.

Mire el reloj y me di cuenta que era más tarde de lo que pensaba 9 am, subí rápidamente a bañarme, me demore como siempre un poco más en la ducha recordando ese particular sueño que tuve con Marcos. Al salir me puse una falda corta hasta la mitad de los muslos color negra y un top que dejaba ver mi ombligo del mismo color, me arregle mis rizos como pude en una cola, me puse unas convers de color negro y un poco de mi splash favorito y baje mis cosas para esperar a Marcos en la sala.

No pasó mucho rato y me llegó un mensaje al whats.

“Hola Maria Lucia, estoy afuera”.

Marcos había llegado un poco antes de lo pactado, pero estaba bien ya que mis padres ya no estaban en casa.

  • Hola, pasa.- Le dije al abrirle la puerta.
  • Hola, gracias.- Me dijo con una sonrisa y algo de nerviosismo en su tono.- Wow tu casa es más bonita por dentro.- Me dijo mirando todo de arriba abajo.
  • Gracias, ven sentémonos en el comedor.

Nos sentamos y nos pusimos a hablar de cualquier tema, de nuestros amigos en común y las clases, al principio él no me respondía mucho, pero poco a poco se fue soltando y dejando el nerviosismo a un lado.

  • Quieres un poco de agua? .- Le dije poniéndome de pie y señalando la cocina.
  • Si por favor.- Me dijo Marcos dejando su boca abierta, creo que hasta el momento no se había dado cuenta de cómo estaba vestida, o talvez fue que sintió mi perfume, pero puso una cara de enamorado muy graciosa jaja.
  • Jajaja.- Reí con algo de malicia viendo su reacción.
  • Estas muy bonita hoy.- Me dijo mientras le daba la espalda.
  • Solo hoy? .- Le dije jugando con él, mientras en mi mente las palabras de Andrea resonaban en mi cabeza “No le des falsas esperanzas”.
  • Siempre estas muy bella me dijo en voz alta, como si así pudiera rectificar su “error”.
  • Gracias.- Le dije regalándole una sonrisa más que coqueta, pero al mismo tiempo con algo de culpa.

Regresé al comedor con el vaso de agua y unos cuantos hielos, se lo bebió de un solo sorbo como si fuera su obligación no dejar nada en el vaso, mientras yo me di cuenta de que era momento de decirle lo que sabía.

  • Bueno Marcos, antes de comenzar quería hablar contigo.- Me miró con ojos de sorpresa y de incógnita al mismo tiempo.- Si mira, me he enterado de algo … Se que eres GokuBelico, y por favor no lo niegues.- Lo frene viendo que iba a objetar mi acusación.- Mira te agradezco por todos los detalles y tus palabras pero no creo que sea justo para ti gastar tu dinero en alguien que no es recíproca con tus sentimientos, de verdad voy a tratar de pagarte todo lo que has gastado en mi, y no creas que me he aprovechado, me acabo de enterar ayer y no dude en decirlo hoy mismo, en serio disculpa por el mal entendido pero yo solo te veo como un amigo.

Nunca es buen momento ni lugar para romperle el corazón a alguien, pero no era mi intención hacerlo, lo que hice fue también por él, para que deje atrás estos gastos que no llevarían a nada.

  • Esta bien Maria lucia.- Siempre decía mis dos nombres, a diferencia de su cuenta fake, en la cual me decía Marilú.- Lo admito, si soy yo, desde que te vi en el instituto quede flechado, de tu mirada tu sonrisa y tu forma de ser, creo que estoy enamorado de ti.- Bueno eso ultimo lo dijo como algo obvio, pero con un tono de mucha tristeza.
  • Lo siento de verdad, pero podemos ser amigos.- Le dije tocando su hombro derecho tratando de reconfortarlo.- Comenzando deja de decirme María Lucia, por favor dime Marilú cómo lo haces por IG jajaja .- Le dije en modo de chiste tratando de cambiar un poco el tono de la conversación.
  • Si tienes razón Marilú, supongo que podemos ser amigos.- me respondió sonriendo tibiamente y colocando una mano sobre mi rodilla izquierda, lo cual me sorprendí, de pronto sentí como se iba acercando a mi su cara, espera trataba de besar?.- hey nooo!!

Le grité mientras me ponía de pie y daba dos pasos para atrás.

  • Perdón solo lo quería intentar, jajaja.- Me dijo parándose también y dando dos pasos hacia mí con los brazos abiertos.

Me asuste un poco, no les había dicho pero Marcos era alto, medía 1.85 m, no era ni flaco ni gordo, era más bien corpulento y siempre llevaba pantalones joggers y la misma polera negra, no importa si era verano como en ese momento siempre la llevaba puesta y nunca se la quitaba.

  • Jajaja ok ok me asustaste.- Le dije con una risa un poco fingida.
  • Dale Marilu, no pasa nada, dame un abrazo.- Siguió acercándose a mí.

No me dio mucho espacio y ya estaba entre él y la pared, asi que decidi corresponder su abrazo, se agacho y me abrazó firmemente por debajo de los brazos, lo que no me dejó de otra que abrazarlo por el cuello, debo de confesar que este cambio de de actitud me gusto bastante, ya que siempre he preferido que tomen la iniciativa. De pronto sentí como mi corazón se acelera y sentí como Marcos olía fuertemente mi perfume.

  • Uff que bien hueles.- Me dijo al oído.
  • Gracias.- Respondí con la voz entrecortada
  • Que rica que estas.-Me susurró estrujándome contra haciendo que mis pechos se apretaran contra el suyo.
  • Suéltame.- Le dije mientras lo empujaba haciendo que se aleje de mi.- Creo que no me entendiste, no quiero tener nada contigo.- Le dije esta vez alzando la voz y en un tono enojado.
  • Como que no Marilú, a pesar de saber quien era, me citaste en tu casa a solas, y a pesar de que no me correspondes, quieres que seamos “amigos”, eso para mi es un no te quiero pero bueno tiremos.- Esto último no lo había pensado hasta ese momento.
  • Nooo para nada, estás loco no quise decir eso.- Le respondí mirándolo algo asustada.- Solo quería que seamos siendo amigos, nos ayudemos en clase…
  • Ahhh encima quieres que te ayude a hacer tu proyecto, pensé que eso solo era una excusa.- Me cortó la frase, pero en parte tenía razón, eso era lo que quería.-Bueno habrá un forma de que me pagues las clases pues.
  • Si claro Marcos, yo tengo algo de dinero que me dejaron mis papás.-Dije algo asustada pero en mi interior poco a poco me iba calentando.
  • No quiero dinero, creo que eso no tendría que decirlo.- Sentenció con una risa burlona Marcos mientras me tomaba con sus fuertes manos de las muñecas.
  • A qué te refieres.- Le dije sonriendo nerviosamente, yo ya sabía a lo que se refería.
  • Bueno por terminar tu proyecto… digamos que una cogida estaría bien.
  • Estás loco.- Le dije una vez más tratando de soltarme pero sin éxito.-Jamás haría eso, además soy virgen.- Le mentí.
  • Jajaja esa es buena.- Río escandalosamente Marcos.- Bueno me conformaría con un poco de amor de esa boquita tuya.- Me dijo soltando una de mis muñecas y empezando a acariciar mi rostro y sobre todo mis labios, para este momento yo ya no daba mucha resistencia.
  • Pero solo un momento.- Le dije, al oír esto vi como sus ojos se iluminaron.- Y no se lo puedes decir a nadie.

Luego de esto me dio una sonrisa a la que sólo describiría como lasciva y me dijo.

  • “Jamás lo haría”.

Luego de decir esto último me jalo de las muñecas, mientras yo aun callada solo asenti con mi cabeza, me arrodille frente a él y con un movimiento muy rápido se bajó el jogger y dejó delante mio un boxer azul que se notaba ya algo viejo y bajo de él un bulto de un considerable tamaño. Al ver esto sentí mucha curiosidad y sin que me lo pidiera tomé el elástico de sus boxers y los bajé de un tirón para que delante mío quedará una verga de unos 19 cm rebotando a la altura de mi cara.

  • Wow no me esperaba esto.- Le dije casi riendo.- Esta muy grande, felicidades.
  • Gra.. gracias.- Me dijo nuevamente con un tono nervioso, como si todo lo envalentonado que se mostró hace unos minutos se hubiera esfumado.

Tome su verga con la mano derecha y empecé a acariciarla tímidamente de arriba hacia abajo, mientras iba detallando las características de su “amigito”, tenía vello por todos lados, se notaba que no se rasuraba seguido, su tronco era grueso y con venas y su cabeza era rosada, tenía esa esencia masculina que los hombres suelen tener luego de hacer deporte, no era mal olor, no me malinterpreten, era algo diferente, y personalmente me encantaba, era una verga hermosa, pero definitivamente necesitaba más cuidado.

  • ¿Listo? .- Le pregunté dándole un suave beso en la cabeza de su pene, rápidamente sentí como se estremecía al sentir el contacto de mis labios.
  • Si listo.- Me respondió aún nervioso.

No esperé más y de un solo bocado me introduje la cabeza de esa verga en la boca, chupándola como si fuera una paleta y jugueteando con mi lengua formando círculos hacia un lado y hacia el otro.

  • Ohhh .- Lo oí exclamar mientras tomaba un puñado de mi rizado cabello queriendo controlar mi movimiento de cabeza, el cual ya había comenzado.

Me movia de arriba hacia abajo tratando de que me entrara lo más posible, pero esto era muy complicado, jamás había tenido una verga de ese tamaño en mi boca, y ya me parecía imposible tragarme la mita.

  • La tienes muy grande Marcos.- Le dije sacándola de la boca un momento y mirándolo a los ojos, para luego regresar a mi labor.

Estaba hipnotizada, no podía dejar de saborear esa verga, mientras le daba esa amorosa felación, recordaba todo lo que mi simp había hecho por mi, sentia que no le estaba dando lo suficiente, así que me saque su verga de la boca y empecé a lamer ese maravilloso par de huevos, primero el derecho, luego el izquierdo, los besaba los chupaba con delicadeza.

  • Ohh Marilu, qué buena eres.- Me dijo Marcos mientras me acariciaba el rostro con una mano.

Para esto no es necesario decir que yo estaba mas que mojada, y abriendo un poco mis piernas me empecé a masturbar con mi mano izquierda metiendola dentro de mis bragas, acariciando mi “Campanita”, como cariñosamente llamo a mi clítoris con mis dedos medio y anular.

  • Mmmm.- Gemi al sentir mi propio contacto e instintivamente me metí nuevamente la verga de Marcos en la boca, pero esta vez mi garganta no opuso resistencia y me la pude tragar completa.

Al sentir esto, Marcos se descontrolo me tomó la cabeza con ambas manos y empezó a cogerme la boca, Yo sin poder respirar solo me dedique a acariciar mi campanita y sentir como esa tranca de carne se perdía en mi garganta, no fueron muchas embestidas, diría yo unas 3 o 4 cuando Marcos me dijo.

  • Me voy a venir ahhh !!.- Casi gimiendo.

No se como logre acomodar rosada cabeza en mi boca nuevamente y la empecé a chupar como si mi vida dependiera de ello, mientras con mi mano derecha masturbaba su tronco y con mis dos dedos le daba sin compasión a mi campanita.

  • Mmmmf mmmf mmffff.- Ahogue mis gemidos en su verga mientras yo me corría por el frenético masaje que le estaba dando a mi conchita, al mismo tiempo sentía como Marcos descargaba toda su leche en mi boca y garganta, yo con un vicio que nunca antes había tenido, me la tome toda como si fuera el manjar más delicioso que hubiera probado.
  • Uff te corriste mucho jajaja.- Le dije aun arrodillada mientras saboreaba mis dedos mojados con mi propia humedad.
  • Jaja al parecer tu también.- Me respondió con una sonrisa más bonachona que las de antes estirando una mano invitándome a ponerme de pie.
  • Jaja si disculpa creo que me deje llevar un poco, espero no te haya incomodado.- Le respondí mientras aceptaba su ayuda y me ponía de pie.
  • Para nada, me fascino verte así.- Me dijo nuevamente algo nervioso.- Discúlpame tu, creo que no debí tratarte así.
  • Jajaja .- Rei por su cambio repentino de tono.- Tranquilo la pasamos bien, pero no se volverá a repetir si? .- Le dije recalcando esto último.
  • Si entiendo, mas bien creo que olvide que tenia que ayudar a mi mamá con algo.- Esta bien si me pasas tu proyecto y te lo envío por correo? .- Me dijo algo apurado, como si se quisiera ir en ese preciso momento.
  • Ehhh si claro, todo está bien Marcos?.- Le dije algo preocupada.
  • Si no pasa nada Marilú, te escribo cuando lo tenga listo.- Me dijo tomando su mochila y casi saliendo corriendo de mi casa.
  • Bye, si te escribo.-Le dije mientras lo veía salir por la puerta principal.- Por que mierda se fue así? .- Me pregunté a mi misma.

Me sentía algo utilizada, pero en parte esto me gustaba, mientras ordenaba mis cosas pensaba en lo mucho que había disfrutado de este encuentro, aunque me preocupaba que Marcos le contara a alguien lo sucedido.

  • No, Marcos no es así.- Me dije.- Aunque se puso algo raro en un momento.

Mi cabeza daba mil vueltas y casi era mediodía, subí con mis cosas a mi habitación y me di un largo baño mientras pensaba en lo que acababa de pasar y claro está, en la enorme verga de Marcos.

Bueno este es el final de mi relato, muchas gracias por leer hasta el final, espero lo hayan disfrutado y espero sus comentarios en mi correo [email protected]

Buenas noches

Scroll al inicio