Me desvirgué con mi hermana

📋 Lecturas: ️11315
⏰ Tiempo estimado de lectura: 05:00 min.

Por aquel entonces yo tenía 18 años y mi hermana 25 años, pues aun no había cumplido los 26 años. Era un viernes por la noche, y cuando todos se acostaron, yo me quedé en el salón viendo una peli que me había recomendado mi amigo, con el que desnudamos a nuestras hermanas dormidas, que trataba sobre como empezó el amor entre un hermano y su hermana.

Cuando llevaba más de la mitad de la peli, se levantó mi hermana mayor, (mi obsesión), para ir al servicio. Me saludó y entró en el baño. Salió al rato recomponiéndose la ropa, por lo que vi su triangulo negro a través de las braguitas. Volvió a saludarme y regresó a su habitación. Yo miraba el movimiento de su culo mientras andaba. Cuando terminó la peli, serian las 1;30 dela madrugada y me fui a mi habitación. Me desnudé y me tumbé recordando el triangulo de la entrepierna de mi hermana.

Después de un esperar un tiempo, entré en su habitación y me acerqué a su cama para intentar desnudarla. Dormía boca arriba y sus pechos se le salían por las tirantas de la camiseta. Fui bajando poco apoco las tirantas y la camiseta casi al ombligo, dejé sus pechos desnudos a la vista y comencé a besarlos, jugando con mi lengua en sus pezones y mamando de ellos, mientras con mi mano, le acariciaba el coño por encima del pantalón. Entonces, metí la mano por el elástico del pantalón, y comencé a acariciar su coño jugando con su clítoris y metiendo un dedo. Poco a poco, le bajé el pantalón hasta los muslos, y allí estaba mi hermana desnuda. No pude aguantar y me fui al baño para hacerme una paja y coger unas tohallitas.

Cuando regresé mi hermana estaba en la misma postura, por lo que continué con mis caricias. Se despertó y en vez de cabrearse se dejó hacer, pues se quitó la camiseta y se quedó desnuda. Comencé a acariciarle los pechos, besarlos y mamar de sus pezones. Luego bajé mi mano a su coñito y comencé a acariciarlo incluso metiendo un dedo, y a besarlo y chuparle el clítoris hasta que se convulsionó con el orgasmo. Nos dimos un beso en los labios y me fui a dormir.

Al día siguiente estábamos solos en casa, pues mis padres fueron a casa de mis abuelos y mi otra hermana estaba con su novio,pasando el finde con sus suegros. Cuando se levantó yo estaba preparándome el desayuno.

.- Buenos días niño… Me saludó dándome un pico… ¿Dormiste bien anoche?

.- Buenos días, hermanita… Saludé devolviéndole el pico… Muy bien, ¿y tu?

.- Estupendamente… Contestó… Me quedé muy relajada después del orgasmo. Tenias ganas, ¿verdad?

.- Después de ver la peli… Comencé a explicar… Me excité y decidí ir a ver si podía desnudarte.

.- ¿De que iba?… Preguntó

.- Sobre dos hermanos que se enamoran… Contesté… Empezaron como nosotros, con toqueteo, hasta que un día no pudieron más y terminaron haciendo el amor, de pie, en el salón de su casa.

.- ¿De pie?… Preguntó extrañada… ¿Y como es esa postura?

.- ¿Te lo explico o te lo enseño?… Pregunté curioso por su reacción.

.- Enséñamelo… Contestó.

Sin decir nada, la apoyé de espaldas a la pared y comencé a besarla en los labios, correspondiendo al beso. Poco a poco metí mi mano bajo la camiseta y comencé a acariciar sus tetas (.)(.), jugando con sus pezones. Bajé por su vientre y metí mi mano en su entrepierna, acariciando su coño por encima de las braguitas. Dio un pequeño respingo pero se dejó hacer. Le bajé las braguitas y dejé su coño (Y) desnudo, lo acaricié y le metí un dedo. Mi hermana soltaba pequeños gemiditos. Me bajé mis bóxer y mi polla salió como un resorte. 8===>.

.- ¿Estás segura?… Pregunté

.- Si… Contestó

Antes de que pudiera arrepentirse, apunté con mi polla a la entrada de su coño, y poco a poco fui empujando hasta tenerla toda dentro. Mi hermana tenía cara entre sorpresa y placer, pero no hizo nada. Yo poco a poco, comencé a bombear dentro de su coño, muy despacio al principio, para luego ir aumentando mis embestidas. Mi hermana gemía de placer, mientras mamaba de sus tetas y le agarraba las cachas del culo. Después de un rato bombeando, noté como su coño apresaba mi polla con los espasmos del orgasmo, al poco se la saqué y solté mi descarga sobre su vientre. Nos besamos y nos vestimos.

.- No creí que fueras capaz… Comentó mi hermana.

.- A decir verdad… Comencé a explicar… Yo tampoco creí que te dejaras. Pensé que cuando te quité las bragas y saqué mi pene, me darías una bofetada o en el mejor caso, me apartarías sin más. Y ha sido mi primera vez, y lo mejor de todo que ha sido contigo.

.- Pues para ser tu primera vez… Comentó mi hermana… No has estado mal. Y ha sido un placer que perdieras la virginidad conmigo.

.- El placer ha sido todo mio… Contesté, pasando mi mano por su coño por encima de la ropa.

Volví a besarla y el beso fue correspondido, mientras nos acariciábamos el uno al otro.

Compartir en tu redes !!
Sevilla1972
Sevilla1972
Artículos: 56