Le propuse otro tipo de trio a mi esposa

📋 Lecturas: ️4151
⏰ Tiempo estimado de lectura: 5 min.

Después de tener el trío mhm que les conté en el relato anterior, paso un tiempo hasta que un día le propuse hacer un trío hmh, pero solo se quedaba callada, yo pensaba que a lo mejor si quería, pero no me lo decía.

Así que contacte a un chico por Facebook y un día la invite a un bar, nos tomamos unas cervezas y le volví hacer la propuesta a lo cual me dijo que no estaba segura porque no sabía cómo reaccionaría yo, pensaba que me pondría celoso o me enojaría con ella, mis tomamos otra cerveza y le dije que ya tenía al chico solo era que ella se decidiera y me dijo que si, que si yo quería ella estaba de acuerdo, le mandé mensaje a el chavo y pasamos por él, tenía como 33 años y de buen cuerpo, nos fuimos a la habitación con más cerveza, para ese momento ella estaba muy nerviosa y algo indecisa todavía.

Ya estando en la habitación platicamos un rato y les propuse jugar botella de prendas de vestir ella solo se me quedaba viendo como queriendo decirme algo pero no me decía nada porque estaba el chavo, comenzamos a jugar botella y le tocaba a ella quitarse las prendas, se las quitaba llena de nervios y temerosa, y así fue la primera en quedar encuerada, pero no dejaba de verme, para ver qué reacción tenía yo, le dije estás muy tensa necesitas relajarte y les propuse que comenzarán ellos 2 mientras yo los observaba y el chavo comenzó a besarla y me preguntó que si podía tocarla y le dije que sí y ella seguía igual de nerviosa y temerosa, comenzaron a besarse y él le agarraba las nalgas y las tetas, viendo que ella no entraba en onda, me levanté del sillón y le tome la mano a ella para que le agarrara su verga, y la sentía tiesa estaba muy nerviosa.

El comenzó a mamarle las tetas y ella empezó a gemir, para esto ya se le estaban pasando los nervios, él le pidió que se acostara en la cama y el me preguntó que si podía hacer lo que quisiera y yo le dije que sí, ya estando ella acostada él le abrió sus piernas y comenzó a mamarle su panochita lo hacía con suavidad y ya ella se notaba más relajada porque veía que yo no me molestaba ni nada de eso, así estuvieron un rato y después él se sentó en la cama y yo le dije a ella que si no quería mamársela y no me decía nada, me fui al baño y cuando salí ya se la estaba mamando al chavo y así la dejé yo solo observaba como lo hacía de rico, pero para ese momento el de los nervios era yo sentía una adrenalina muy difícil de explicar, un nudo en el estómago acompañado de un manojo de nervios porque era la primera vez que yo la veía con otro chico, se la mamo un rato y después él se acostó para que ella lo montará, y justo en ese momento les pedí que se esperaran y los 2 se me quedaron viendo, le pregunté al chavo que si yo también podría mamársela y me dijo que si.

En ese momento yo ya estaba bastante excitado muy muy caliente y fue algo que se me antojo en ese momento ella se sorprendió porque nunca pensó que yo haría algo así, él seguía acostado y yo me puse a la altura de su verga y comencé a mamársela al mismo tiempo que veía a mi esposa a los ojos y ella asombrada porque nunca se imaginó algo así, se la mame un rato y me gustó mucho ya había visto como mi esposa se lo mamaba con muchas ganas que por eso se me antojo y trate de hacer lo mismo, la verdad la tenía más grande que la mía, ya después ella lo monto y ella gemía como nunca lo hizo conmigo, me imagino que por que él la tenía más grande y lo sentiría más adentro cada vez que se lo metía, cuando lo tenía todo adentro hacia como un círculo y gemía muy duro, lo monto un rato y yo seguía con esa adrenalina cada vez más fuerte, viendo como mi esposa goza a comiéndose esa rica verga, después él la cogió bien empinadita hasta que se vino, nos recostamos los 3 en la cama quedando ella en la mitad, estuvimos platicando un ratito.

Después ella nos pidió que nos pusiéramos uno a lado del otro los dos acostados, ya no tenía temores ni nervios y nos empezó a mamar a los dos, primero a uno y luego el otro, así estuvo un rato y después nos pidió que nos pusiéramos de pie y nos mamaba las 2 al mismo tiempo eso fue muy excitante sentir la verga de él pegada a la mía y mi esposa mamando las 2 al tiempo, no entraban toda en la boca pero se sentía muy rico, después ella lo volvió a montar a él y yo me puse atrás de ella para hacerle un anal qué estando solos nunca quiso, pero yo creo que estaba igual de caliente qué yo y se dejó, empecé a penetrarla y no me dijo nada, cuando estábamos solos me decía qué no porque le dolía, pero en ese momento se dejó dar y le di bien duro, los dos le dábamos bien duro y cuando uno paraba mi esposa se movía y era muy rico sentir como le entraba una verga, mientras la otra verga salía y todos tres gemíamos, la cogimos así hasta vaciarnos los dos en sus hoyitos, pero esa fue la única vez que hicimos ese trío hmh.

Bueno hasta el momento, solo hemos hecho uno de cada uno jajaja jajaja y yo mame verga y me gustó.

Compartir en tu redes !!
Carlosrelatos
Carlosrelatos
Artículos: 32