La señora Marta mi cable a tierra

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Esa tarde salí temprano de la oficina y me dirija al súper mercado, día agotador, horrible, pesado, estaba de mal humor, fui al súper a comprar cosas que me faltaban, al salir y llendo rumbo a casa, tome la ruta más rápida al frenar en un semáforo veo a una señora que estaba haciendo dedo, le hice señas y me estacione por dónde ella estaba, me dijo que se dirija a una localidad donde yo paso, no queda lejos tipo 10 klm, le dije que la llevaba y subió al auto.

La señora me dijo que todos los días a esa hora volvía de su trabajo y que a veces no tenía dinero para volver que por esa razón hacía dedo, le pregunté si todos los días por la mañana volvía a la ciudad y me dijo que si, le propuse que si estaba todos los días a la misma hora le llevaría y la traería, se sorprendió por mi amabilidad y nos pusimos de acuerdo.😎😊

Así que todos los días la pasaba a buscar y a la hora estipulada volvíamos a la localidad, la deje cerca de su casa y al otro día volví a buscarla y así.

Yo en ese tiempo estaba separado y con líos propios, pero Marta era mi cable a tierra, después de una semana de llevarla y traerla me di cuenta del cuerpo de Marta que a pesar de sus años se mantenía firme en su cuerpo, se veían grandes tetas, su boca era perfecta para un Pete; pero lo que más me llamaba la atención era su pomposo y gran orto, juro que la veía y se me paraba la chota.

Sus ojos claros daban que había Sido una muy bella señora, nuestras charlas iban desde cosas de nuestras vidas nada de Otro mundo, una tarde le dije en forma de sarcasmo, a ver cuándo cenamos o salimos algún resto, me sorprendió su respuesta ¡ Era hora que me invites algún lado! Me dijo.

Le propuse hacerle una cena en casa el finde y dijo que le encantaría, nada del otro mundo pensé y ese mismo sábado después de pasarla a buscar nos dirigimos a mi casa, todo normal a este ese momento cenamos y abrimos una botella de vino.

Juro que no sé porque razón estaba al palo, Marta me calentaba, trate de disimular mi erección pero era evidente, ella se dió cuenta y dejando su copa de vino sobre la mesa se acercó a mi y me dijo, ¡Javier yo de alguna manera tengo que agradecer lo que haces por mi y de la única manera que tengo para hacerlo es esta! Su mano se apoyo en mi pija y comenzó a tocarla.

Deje mi copa de vino y me acerque para darle un beso, la respuesta de Marta fue automática abrió su hermosa boca y su lengua húmeda me arranco un beso precioso, mis manos apretaban sus tetas con fervor, nos levantamos del sillón y mirándonos a los ojos fuimos sacándonos la ropa.

Quedamos los dos en pelotas y allí pude observar el cuerpo divino de Marta, sus tetas eran perfectas, sus pezones marrones me volaron la cabeza, su entrepierna estaba con muy pocos pelitos, Marta me sentó de nuevo en el sillón y se arrodilló para darme una chupada de pija de otro mundo.

Su boca se sentía caliente, su lengua me daba el mejor sexo oral que me habían dado, la delicadeza de Marta con su boca era de una mujer que sabía lo que estaba haciendo, mis manos acariciaban su cabeza.

Marta puso la pija entre sus tetas y me cojio prácticamente con ellas, debes en cuando volvía a chuparla, que placer sentía,¡ Te vas coger a esta señora? Me dijo.

La tomé de los hombros y le di otro beso hermoso en su boca, la lleve a la cama y ella solita se puso en cuatro y me suplico,¡ Por favor cogeme toda, quiero ser tuya! Guíe mi pija hacía su conchita y la penetre suave al principio y con toda la furia después.

Sus nalgas rebotaban en mi ingle, un dedito se metió en su ano y juro por dios que no le pregunté si me lo daba, solo escupí su ano y apoye mi pija en el, Marta de un solo golpe me dió el mejor sexo anal de mi vida.

Ella movía toda su cola y se penetraba con mi pija su ano, mis manos agarraban sus nalgotas y trataba de ir hasta el fondo, nuestros gemidos eran fantásticos, no pude aguantar mucho tiempo más y le regale todo mi semen dentro de ella.

Al salir me fijé su hermoso orto lleno de lechita y mi lengua saboreaba mi líquido en conjunto con su hermoso ano rosado. Marta me pedía más, cógeme más me decía, así como la tenía volví a penetrar su conchita y para mí asombro mi pija volvió a ponerse dura.

Alterne entre su conchita y su precioso ano, que placer me daba Marta con su cuerpo, voy a llenarte de nuevo Marta le dije, ¡¡si si lléname de tu leche de macho por favor! Esta ves acabe en su conchita.

Marta suspiraba de placer, caí en la cama y Marta se acurrucó en mi pecho, la abracé fuerte y parecía una adolescente, me daba besos en mis tetillas y me preguntaba si me había gustado el pago por lo que hacía por ella, le conteste que me había encantado su pago,¡ y eso que esto es el primer día de pago, me faltan como tres meses pagarte más los días que vienen!

Me dió un beso y bajo de nuevo a chuparme la pija….

By: Javier 😒👌

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236