Induje a mi esposa a probar otra verga 1

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Mi esposa y yo llevamos 20 años de casados, nuestro matrimonio se había vuelto muy rutinario y yo empecé a tener una especie de disfunción eréctil y eyaculación precoz; por lo que la dejaba insatisfecha sexualmente.

En una ocasión estábamos viendo una película xxx con el tema de trío hmh, con lo que nos pusimos muy calientes y comencé a fantasear con ella con que si le gustaría hacerlo así notando que se excitó muchísimo, por lo que comencé a llevar a casa revistas para adultos donde trataban el tema de las parejas swinger de los tríos. 😍

Todo eso dándome cuenta que además de excitarse le atraía la idea y una ocasión que le celebramos en casa el cumpleaños a Raúl amigo nuestro le compré un conjuntito muy sexy de lencería tanguita, bra de media copa, una blusa escotada que dejaba ver buena parte de sus redondos senos, una minifalda que la hacía lucir sus bien torneadas piernas y sus paradas y ricas nalgas contrastando con su diminuta cintura y unas zapatillas altas.

No porque sea mi mujer pero a sus 40 años se veía buenísima y muy cogible, no aguanté las ganas de cachondeármela se puso muy caliente y comenzó a mojarse pero en ése momento llegaron unos los pocos amigos que habíamos invitado y nos quedamos con las ganas. 😛

En la reunión me di cuenta que era el centro de atención de los varones y eso me excitó muchísimo, bailamos y bebimos en un momento que estaba sola la noté pensativa y le pregunté

– por qué tan callada?

– por nada, por?

– ah creí que estabas pensando a quien

 Té gustaría cogerte

– jajaja cómo crees?

– cierto, no tienes las agallas

Me miró retadora diciendo

– eso crees ?

– claro apuesto $ 1000 a que no

Cambió su mirada en son burlón

La reunión continuó bailamos y bebimos yo terminé ebrio y me subieron a dormir a mi recamara, de madrugada desperté con resaca mi mujer no estaba conmigo salí de la recamara la casa estaba en silencio y en penumbra todos se habían marchado escuché murmullos en la parte de abajo y me acerqué sigilosamente a la escalera como no tenía zapatos no hice ruido. 😵

La sala estaba alumbrada por la tenue luz de una lámpara y “oh sorpresa” mi esposa estaba recostada en el sofá con la blusa completamente abierta sus senos descubiertos, la falda hasta la cintura con las piernas totalmente abiertas y la cara de Raúl entre sus muslos mamando su puchita, saboreando los jugos vaginales de mi mujer, ella lo jalaba de los caballos atrayéndolo hacia su vagina restregándosela en la cara gimiendo y jadeando ahogadamente de placer.

– ahhhh ahhhh asiiii asiiii más mmmhhh ahhhh

Entonces él se subió encima de ella y la penetró, ella con sus piernas rodeó la cintura de Raúl y comenzó a menear candentemente sus caderas, él comenzó el mete y saca haciéndola gemir y jadear más fuerte. 😆

– aaahhh aaahhh asssiii

Yo tenía mi verga bien parada y escurriendo sentía que las venas del pene me iban a reventar por la excitación que me provocaba ver a mi mujer coger y gozar con otro, entonces Raúl comenzó a embestirla con más fuerza bufando como toro de lidia en brama.

En la sala se escuchaba el chacualeo de su verga removiendo los fluidos vaginales de mi mujer, el golpeteo de sus pelvis, el golpeteo de los huevos de Raúl chocando con las nalgas de mi esposa y el rechinar del sofá, los gemidos y jadeos de placer de ambos se intensificaron. 😉

– Él : ooohhh ooohhh, mmmhhh, mmmhhh

– ella: aaahhh aaahhh asssiii asssiii masss maaass aaahhh aaahhh que rrriiicooohhh aaahhh aaahhh que rrriiicooohhh asssiii asssiii masss maaass aaahhh aaahhh no pareeeesss no pareeeesss aaahhh aaahhh asssiii asssiii masss maaass no pareeeesss no pareeeesss me vennngooohhh me vennngooohhh aaahhh aaahhh.

– Él : sssiii sssiii yo también

 Y le aventó sus mocos dentro de ella pero siguió empujándole la verga

– ella : yaaaahhh, yaaaahhhh no aguaaannnto no aguaaannnto me maaaataaaasss me maaaataaaasss aaahhh aaahhh

Entonces ella se aferró a la espalda de Raúl y mordió su cuello explotando en un intenso orgasmo, fue entonces cuando nuestras miradas se cruzaron, ella cerró los ojos y aproveché para regresar a la recamara donde la esperé un buen rato. 😘

Después entró ella a la recamara, se desnudó se metió a la cama y me dijo, no te hagas el dormido me di cuenta que nos estabas espiando pinche morboso y restregando su cuerpo al mío me agarró la verga y notando que la tenía bien parada comenzó a masturbarme diciendo cínicamente:

– veo que te gustó mirar, verdad?

Entonces me volteé hacia ella y comencé a sobarle su hinchada puchita, dándome cuenta de que estaba empapada con los mocos de Raúl, la muy descarada ni siquiera se había limpiado, su descaro, cinismo y su aliento a alcohol me excitó muchísimo y entre caricias obscenas comenzamos un diálogo morboso mientras le metía mi verga en su puchita empapada por los mocos de Raúl. 😁

– y a ti te encantó, oí bien como jadeabas y gemías como hembra en celo

– a él también le gustó mucho

– se nota mira nada más te dejó bien moqueada

– ahhhh ahhhh sssiii sssiii, así querías sentirme papi ?

– aaahhh aaahhh sssiii chiquita sssiii

– aaahhh aaahhh te gusta remover el atole de otro ?

– aaahhh sssiii sssiii, te cogió rico?

– aaahhh, sssiii sssiii muy rico papi

 Me hizo gozar como puta

– te gustaría ser su puta?

– aaahhh aaahhh sssiii sssiii quiero ser la puta de los dos aaahhh aaahhh

– quieres repetirlo ?

– Aaahhh aaahhh sssiii sssiii papi sssiii aaahhh aaahhh y así cogimos delicioso esa madrugada, al otro día nos despertó para darnos el desayuno a Raúl y a mí. Ella estaba en una bata satinada blanca sin bra que denotaba sus pezones y la tanguita que llevaba puesta. 😵

Le guiñé un ojo con mirada aprobatoria de su descaro y ante Raúl simulé que no reparé en eso después Raúl se despidió agradeciéndonos el detalle de festejarle su cumpleaños y cuando se fue volvimos a coger riquísimo y nos pusimos de acuerdo para el próximo encuentro con él que les contaré en otro relato, continuará…

Leer 2da. Parte: Induje a mi esposa a probar otra verga 2

By: Cornudo Consensual

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236