Gloria, de esposa y madre ejemplar a una puta perra. 2º Parte.

Tardé en conciliar el sueño, no dejaba de pensar, me imaginaba Gloria follada por los tres tíos que la trajeron de madrugada a casa. Eran ya medio día cuando me desperté.

Al pasar al baño de mi dormitorio veo que ni Gloria ni el chico se encuentran en él, los escucho en la cocina están desayunando como un día normal, bromeando y riéndose, ?aquí no pasó nada? pensé, el silencio reinó en la cocina al entrar yo.

?Buenos días? tal vez fue los buenos días más secos que pronuncié en mi vida, los dos contestaron sincronizados a mi saludo ¿Qué tal dormiste Luciano? Pregunto con sarcasmo al pequeño mientras Gloria me sirve un café ?Bien, bien papa, muy bien? ¿Y tu Gloria que tal estas?

Luego de una pausa de silencio contesta con voz cortada ?Tengo que explicarte lo que paso, te aseguro que no es lo que piensas? se excuso ?Ahora cuando se vaya Luciano al colegio te lo cuento?

Finalmente solos, nos acomodamos en el salón, Gloria empezó:

?Luego de la cena Helen propone ir a un club que ella suele frecuentar y conoce gente allí, el lugar era acogedor, había muchos más hombres que mujeres, sonaba música latina, comenzamos a beber, jóvenes y no tan jóvenes se acercaban para saludarnos y convidarnos, en ocasiones salimos a bailar, las tres estábamos felices nos sentíamos el punto de atención, me sorprende la actitud de Helen abriéndose exageradamente de piernas, pensé? simple descuido.

Los hombres se acercaban para ver de cerca los muslos de mi amiga, mi sorpresa fue cuando giró las piernas hacia mí?.no llevaba bragas, Luisa la conocía más que yo y no parecía sorprendida, la raja bien afeitada de mi amiga era bien visible, ella lo sabía y gozaba con ello.

Fue cuando llegaron los tres amigos de Helen, se aproximaron con bebidas para nosotras, parecían simpáticos, seguimos bebiendo, no tarde en sentirme mal y me fui al baño, comencé a vomitar, me sentía fatal, note que era ayudada en mantenerme de pie, era Helen y uno de los amigos.

Mientras me limpiaba la boca me senté para mear, no sentía reparo en que el extraño me viera, tenía las braga en las rodillas y Helen me las saco por completo, el hombre se acerco metió su mano en mi entre pierna mientras orinaba, no sé que me pasaba, no podía resistirme, me refregó el coño con los meos, me sentí excitada, me abrí bien de piernas y lo deje a sus anchas, me entraba escalofríos al sentir sus uñas arañándome los muslos.

Me penetro no se con cuantos dedos y me masturbo mientras Helen me desabrocha el vestido, me extrae las tetas y me las soba, el hombre con sus dedos entrado y saliendo de mi coño me come los pezones mientras mi amiga le facilita el trabajo sujetándome los tetones rígidos, luego de un rato me estremezco al alcanzar un orgasmo.

Yo sigo sentada en la taza del wáter, el desconocido se incorporó coloco su polla entre mis tetas y me las folla, mientras lo hace clavaba sus uñas y me las estrujaba apretándolas contra su polla, me hacía daño, quería protestar pero algo me lo impedía, sentía un morbo especial.

La esperma del hombre me corría por las tetas cuando entró un par de chicas en el baño y tuvimos que desalojarlo con el desafío que si no lo hacíamos llamaban al de seguridad, mientras regresábamos mi amiga limpia lo mejor que puede la leche de mis tetas con mis propias bragas, me las coloca en el sujetador y me recoloca el vestido.

Al regresar me llevaron a una espacie de privado para los BIP, me di cuenta que faltaba Luisa, los otros dos hombres seguían allí, Helen me ayudo a sentarme y ella lo hizo a mi lado, los tres hombres estaban al frente, ¿Disfrutas Gloria? me pregunto Helen que ante mi sorpresa la veo que se encuentra relativamente bien.

Siguieron las bebidas, Helen comenzó a ponerse muy cariñosa con migo, yo ahora estoy sin bragas, sentí su mano deslizarse entre mis piernas, instintivamente las abrí, siento sus uñas clavándose en mis muslos, dejo que me llegue al coño, el sentir los dedos de otra mujer acariciándote el clítoris era algo que me había imaginado pero la realidad es otra cosa, me encontraba fuera de control, no me importó de las miradas de los tres hombres puse una pierna sobre la pierna de Helen y la otra sobre la mesa, y deje mi peludo coño bien expuesto, al rato sentí que eran varias las manos que me soban y me hacen daño que se me antoja placentero.

Sin darme cuenta me habían bajado el vestido a la cintura y mientras Helen de rodillas frente a mi me come el coño siento dificultad para respirar, me habían introducido una polla en la boca, me gusta, disfruto del sabor y la mamo con ansia, trago todo lo que sale del pollón, me corro nuevamente ahora en la boca de mi amiga.

En este punto del relato tengo ya una enorme erección y el corazón quiere salir del pecho, luego de una pausa Gloria sigue:

El tiempo no era continuo, pasa en intervalos, me encuentro con las manos sobre la mesa el culo bien en popa y siento un agudo dolor en el ano, fue cuando Helen me pasa el móvil diciéndome que tengo una llamada, eras tu??quiero resistirme ahora el dolor es insoportable, pero sigue hasta que siento la cálida esperma inundarme el culo.

Recuerdo que me colocan el vestido y me sacan del recinto, siento el contraste del aire de la calle, me siento fatal, me desperté en una especie de nave industrial sobre un colchón viejo y mal oliente hay varias personas y eso es todo que puedo recordar, me desperté en casa desnuda al lado de Luciano.

¿Cuéntame, el niño te toco, o te hizo algo? Le pregunto nervioso ?Me dio la impresión que me tocó pero no te lo podía asegurar igual fue un sueño?

Luego de un rato de reflexión Gloria pregunta ¿Qué piensas hacer? No tengo la menor duda que a Gloria se la jugó su amiga Helen y le introdujeron en la bebida alguna sustancia para dominar su voluntad ¿Qué piensas hacer? Insiste, la miro serio y le pregunto ?De momento hacerte una analítica medica, sabe Dios quien y cuantos te follaron? ?Yo te follé ayer tendré que hacerme también una analítica?..espero que el niño no te haya penetrado y solo se limito a jugar con tus tetas, ella me miro con cara de circunstancias y me dice ?Creo que sería prudente que Luciano se haga la prueba también?.por si acaso? no lo podía creer ¿As dejado que Luciano te folle?

Lo hizo varias veces, creí que eras tú, seguía con la influencia de la bebida, fue cuando me desperté y lo encontré a mi lado.

Ya no aguante más, en la misma cocina le pedí que se apoyara contra el mostrador ?Ponte bien en pompa zorra?!!? le alce la bata de casa sobre la cintura, le saque las tetas para que balanceadas libres, la polla que ella esperaba penétrale el coño entró en un segundo intento por el culo, fue como la primera vez que me la folle.

Ese mismo día comencé a informarme sobre la substancia a usar para controlar su voluntad y donde llevarla para que le dieran una buena follada.

Sigue: Saludos Adriano.