Mi vecina de residencial en viña

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Esto ocurrió un verano, estando con mis días de vacaciones, decidí tomar un merecido descanso, viaje solo a la ciudad de viña del mar, me hospede en una residencial del centro de la ciudad, el primer día Salí a conocer la ciudad, era todo nuevo para mí, la ciudad estaba llena de turistas, ese día llegue a la residencial como a las 20 hrs, venia cansado y la idea era descansar unas horas para lanzarme a la vida nocturna, cuando abro la puerta me encontré con una imagen que va a ser difícil olvidar, un par de nalgas preciosas, que no pude sacarle los ojos de encima, quede embobado era una escultura, vestía unas calzas ajustadas, que hacían notar ese diminuto coléales, mi vista se perdía entre esos cachetes, ella se levanto y se voltio era hermosa, tenía unas tetas preciosas redondas y duras a pesar de su edad, calcule en ese momento 35 años, su figura era perfecta y su cara era angelical, ella se dio cuenta que yo estaba en otro mundo y me saludo, hola ¿Cómo estás? ¿Estás hospedándote aquí? Quede mudo, tartamudeando le dije si, ella se voltio y me dijo nos vemos vecino, quede de una pieza, entre en mi cuarto y no pude pegar una pestaña solo pensaba en esa imagen, planee una situación para poder acercarme a ella, tenía todo listo, cuando me decidí, Salí y golpee su puerta, la sorpresa fue mayor, aparece a la puerta un hombre mayor unos 65 años, pensé me había equivocado de habitación, y le pedí disculpas porque me había equivocado de habitación, en eso la veo pasar semis desnuda como con un pijama de seda, se veía más rica, entonces ella se da cuenta y se dirige a la puerta, el hombre en cuestión la mira y le dice amor está todo bien está equivocado el vecino?. Me despedí y pedí disculpas por interrumpir, ok me dice él, menos mal que no interrumpiste más tarde tengo que hacer las tareas, tu entendí, me di la vuelta y entre en mi dormitorio, era casada que mala suerte, me estire en mi cama y a los 5 segundos, empecé a sentir que temblaba, seguido de quejidos, que comenzaban a aumentar y los puedo escuchar muy claros, me imaginaba a esa hembra penetrándola hasta lo más profundo, no pasaron más de 5 minutos y se silencio todo, el deseo era mayúsculo no aguante mas y me masturbe con todas mis fuerza, imaginando a mi diosa, mi vecina?.

Salí de mi habitación con rumbo a conocer y poder llevar a cualquier mina a mi habitación para desahogarme, camine unas cuadras y me parece ver unas nalgas preciosas, en efecto era mi vecina e iba sola caminando por San Martin, corrí para alcanzarla, la salude y me pregunto que quería en la tarde, le confesé que había quedado loco con ella, y quería invitarla a salir, me alagas porque te fijas en una mayor que tu si puedes tener a la mujer que quieras, eres joven, apuesto y no te faltaran esta noche las minas, en cambio yo soy casada soy un cacho para cualquier hombre, ellos solo me ven como un juguete sexual, además le he sido fiel a mi esposo desde que me case, el me saco de la miseria le debo todo lo que tengo, parece que lo amas en la tarde te escuche tienes una vida sexual muy activa con él, ella me mira y se sonroja, ¿Cómo escuchaste? Claro se escucha todo, como todo, si me excito mucho escucharte gemir, no sigas que me avergüenzas, ok ¿para dónde vas? A caminar, ramón se duerme siempre después de tener sexo y yo no puedo conciliar el sueño, te invito a tomar un trago y conversamos más tranquilos, me parece perfecto pero no tengo dinero conmigo, no te preocupes va por mi parte, entramos a un local de San Martin en una mesa estaban un grupo de amigos y no le sacaban la vista de esas nalgas, se me olvidaba vestía unos jeans apretadísimos, con tacones altos que la hacían ver muy alta y con su trasero muy levantado, arriba traía puesta una blusa a la cadera que dejaba ver muy bien el contorno de esas grandes tetas, y un lindo ombligo que adornaba con un percing. Ella no quería tomar copete pero insistí para ver si se relajaba mas y me daba un chance, eran las 23 hrs y ya habíamos tomado varias copas cuando suena el teléfono, era su marido, enojado, le preguntaba con quien estaba, y por que salió sola, era muy aprensivo, se disculpo y se levanto de la mesa para volver a la residencial le ofrecí acompañarla, pero se negó, me mata me ve llegar contigo, nos vemos por allá, se va y la veo alejarse de mí con ese movimiento de caderas que me volvió más loco, me fui a un pub me hice el lindo con una mina, y me la lleve a la habitación era una fiera, pero no superaba a mi obsesión, tuvimos sexo por largo rato y la fui a dejar al paradero de los taxis, al volver en el marco de la puerta, me encuentro a mi vecina con un vaso en la mano, con una bata y con lagrimas en los ojos, ¿Qué paso? Fue ramón, se volvió loco y se fue rumbo al casino, estás sola entonces sí pero no por mucho rato, pasa a mi habitación que conversemos, para pasar las penas, las penas son solo mías al parecer tú la pásate muy bien, esta noche, y tenias razón se escucha todo. Me dijo espérame me visto y voy, me entre en la habitación ordene y pase al baño al lavarme rápidamente, por si saltaba la liebre, era mi oportunidad, me perfume y saque una botella de tequila, ella golpeo la puerta venia hermosa, muy producida, le ofrecí golpeaditos y comenzamos pasaron los minutos y ella se levantaba de la cama para tomar los golpeaditos, mientras yo la desvestía con la mirada, en eso me pregunta ¿es verdad que me encuentras linda? ¿Linda? Eres eso y más eres perfecta lo dejaría todo por ti, tu cara es perfecta ¿solo mi cara? La verdad que eres exquisita, he fantaseado contigo, me encantan esas nalgas y tus tetas. Ella me mira y se sorprende por lo que le he dicho, le pido disculpas, y me dice me encanta que me digan cosas vulgares, yo también fantasee contigo cuando te tirabas a esa mujer, la tome por la cintura y la bese, nuestras lenguas se batían como locas, mis manos se fueron a sus deliciosas nalgas, mientras mi pene duro como palo se apretaba contra su vulva, ella gemía y se excitaba mas, me abrazaba con más fuerza y juntaba su cuerpo con el mío me empuja hacia la pared que daba con su habitación, con una mano le saque la blusa y deje sus lindas tetas a la vista, le piñizcaba los pezones, los tenia durísimos, de color café claro, las tetas bien tostadas, ella con sus manos me apretaba el bulto por encima de mi pantalón , baje una mano y la lleve hasta su culo, me costó introducirlo entre el pantalón llegue hasta su conchita, era muy suave, estaba muy mojada, con la ayuda de ella se desabrocho el pantalón y quedo con ese hilo dental que solo cubría la vulva, le pedí que se colocara los tacones y moviera su culo, lleve mis manos a mi pene para masturbarme y ella me dijo no hagas pillería ese es mío, acerco su culo con ese pequeño hilo dental y se refregaba contra mi miembro, no podía mas, la incline y apreté sus hombros para atraerla hacia mi pene con su culo parado, era fantástico , mi pene estaba que explotaba, con sus manos ella me apretaba los nalgas para hacerle más presión, nos masajeamos por largos 5 minutos, la votee y se me subió encima y me besaba desesperadamente con pasión, se deslizo entre mis brazos y comenzó a besarme los pezones recorriendo mi vientre con su lengua, llega hasta mi ombligo y me hacia masajes en círculos con la lengua, mientras con su manos apretabas mas mis nalgas, llego hasta mis pantalones, que marcaba mi pene erecto chorreante de jugo pre seminal hace mucho rato, y lo recorrió con su boca por encima del pantalón, me lo mordía suavemente y sentía que era muy excitante, ella era una maestra, desabrocho mi cinturón y lentamente abrió mi cierre mi pene quería salir del bóxer estaba morado de pasión y deseo, volvió a hacer lo mismo me mordía y recorría el tronco con su boca dejo mi bóxer empapado, yo le agarraba la cabeza y la separaba para poder sacar mi pene de su envoltorio para se comiera ese loly, ella con sus dos manos baja mis jean hasta el suelo y por fin con las dos manos saco mi pene venoso y chorreante de mi bóxer, lo beso en la punta y comenzó a meter su lengua en la punta de mi pene para sacar los jugos soltó una mano y comenzó a masajear mis cocos lamia con una desenfrenada maestría por todo el tronco, y comenzó hacer el beso negro, nunca había sentido esa sensación, después de largos 15 minutos de disfrute por ella, le dije te voy a devolver el favor, la levante por encima de mis brazos y deje caer a la cama, le abrí sus pierna y corrí ese hilo dental, para el lado metí un dedo para abrirme paso en su conchita, lamí su clítoris en círculos ella gemía muy fuerte, le levante las nalgas redondas con las manos y saque su hilo dental por completo, estaba completamente desnuda era maravillosa, mi pene apuntaba al cielo, como nunca, me recosté encima de ella la bese mientras ella con una mano me masturbaba con fuerzas, mordí sus pezones, jugué con sus tetas, mis manos recorrían su cuerpo, por completo la masturbaba con 3 dedos en su conchita, mientras dirigía los jugos a la entrada de su ano, apoye mi dedo a la entrada de su ano, era un orificio como un botoncito, apretadísimo, ella se iba excitando cada vez mas y más, se estremecía y pude sentir su primer orgasmo ¡¡¡¡ grito de placer!!!, abrí sus piernas y lamí sus fluidos, metí la punta de la lengua en su ano y me apretaba la cabeza contra su conchita y su ano, ¡¡¡para!!! No habían jugado nunca con mi ano, me estas volviendo loca, déjame te excitare hasta que no puedas mas, nos colocamos en posición 69 y nos dimos tuve que aguantar para no irme, ella se retorcía y acabo por segunda vez, se levanto y me pidió que acabara en su boca, me pare sobre la cama y ella se arrodillo y me la mamo hasta que la sentí venir, apreté mis nalgas y le entregue toda la leche que chorreo atreves de sus lindas tetas, ella me lo limpio entero, me llevo a un éxtasis total, me hinque en frente de ella, fuimos al baño para limpiarnos, la jabone entera bajo la ducha ella le dio atención especial a mi pene que crecía nuevamente, con una mano me corría la paja, y yo con la otra acariciaba su lindo culo hasta que logre introducirle, un dedo en su anito, que estaba virgen, mi verga estaba como estaca nuevamente con la cabeza de mi tronco jugué con sus labios y lentamente se la introduje, ella gimió de placer me mordía los lóbulos de mis orejas me tenía a mil, se subió encima de mí y comenzamos a ser la paraguaya era muy liviana, y se movía de una manera que me haría acabar muy pronto la saque de la ducha y la lleve a la cama sin sacar mi miembro de dentro de ella, estaba a mil, la coloque en 4 patas y lamí de nuevo su conchita llevando mi lengua hasta su ano, le puntee su lindo ano con mi pene, y dio un salto de susto, lo volví a acomodar en su conchita y comencé a bombear con todas mis fuerzas, mis rodillas temblaban de placer, cambiamos de posición ella quería tener el control me estiro en la cama, me volvió a mamar el pene y luego se la acomodo con su conchita estaba toda adentro ella gozaba, con la gran penetración mis manos se perdían entre su culo y sus tetas, me levanto para que pudiera lamer y morder sus ricas tetas, era una maestra nuestros cuerpos estaban empapados de sudor, ella gemía como una diosa y yo de placer hacia lo mismo, ella se sale de la posición y sube para dejarme su conchita en mi boca, abrí sus labio y di lengüetazos fuertes en su clítoris, agarre sus cachetes mientras le pegaba unas nalgadas las cuales la excitaba mas , la tumbe de boca y abrí sus cachetes y comencé a lamer su anito, estaba hirviendo, comencé con un dedo a abrirme paso mientras ella gemía, mi pene estaba en su máxima expresión, esperando reventar dentro de su culito, ella estaba muy excitada, y me dice intentemos meterlo pero despacito y con cuidado, la puse en cuatro patitas y apoye su cabecita sobre la almohada ella me ayudo abriendo sus cachetes con las dos manos, quedo su botoncito todo para mi, mientras su conchita botaba fluidos, apunte con la estaca, y apoye suavemente y con un poco de esfuerzo metí mi glande dentro de su cavidad, ella gemía de dolor y calentura, me decía ¡¡dale, dale!! lo siento , me duele pero me mata, después de unos intentos metí toda mi verga en su estrecho culo, gritaba de placer y yo estaba en las nubes, no dure mucho y rocié toda mi leche dentro de su culito, ambos tuvimos un orgasmo pero para ella era el primero anal. Al sacar mi verga flácida, dentro de su culito pude ver ese orificio dilatado el cual estaba chorreante y muy rojo, era preciosa la imagen, nos recostamos en la cama ella dando la espalda, había disfrutado de ese hermoso cuerpo, estábamos muerto, ella se da vuelta y me mira a los ojos y me besa con pasión, fue fantástico hace mucho tiempo que no me hacían sentir mujer. Se levanto se vistió y se fue, a los 5 minutos escucho llegar a su marido, que le pide disculpas y se la comienza a follar?.¡¡ Que noche¡¡ y nunca le pregunte su nombre?

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236