Confesiones | 3.797 lecturas | 02:00

Escucho y sin querer, vi a mis papás cogiendo

Les contaré una de las tantas veces que me tocó ver a mis papás coger, pues yo era alguien muy curioso, demasiado diría yo y además caliente.

El caso es que en las noches me gustaba mucho levantarme a escuchar a mis papás pues haciendo cosas de adultos (coger). Siempre lo hacían con la puerta cerrada entonces solo podía escucharlos.

La cosa es que una vez me quedé a dormir con mi mamá porque estaba muy cansado de jugar fútbol con mis amigos y como no llegaba mi papá pues aproveché para que mi mamá me hiciera piojito para dormir, y pues resulta que mi papá llegó algo tomado y como mis papás siempre, o al menos recuerdo que casi siempre eran de coger diario.

Pues ese día no fue la excepción, entonces pues llegó y mi mamá siempre lo esperaba para hacer sus cochinadas con él, yo creo de que llegó un poco tomado no se dio cuenta de que estaba yo en la cama acostado hasta que quitaron las sábanas en eso yo me desperté porque mi mamá gritaba mucho, mis papá se sorprendió mucho de que estaba con ellos mientras cogían, y me dijo mientras él cogía que me fuera a mi cuarto por favor que ellos estaban ocupados.

Yo medio confundido y algo prendido me fui, cuando salí me dijeron que cerrará la puerta por favor para no molestarte al dormir, cuando la cerré a los pocos minutos empecé otra vez a escuchar a mi mamá gritar que le gustaba y que se sentía muy rico, así estuvieron como hasta las 6am, incluso escuché cuando mi papá eyaculó. 

Yo solo estaba escuchando desde mi cuarto todo. Al final dejé de escuchar ruidos como a las 7am y fue cuando pude dormir.

Al día siguiente ellos estaban apenados y me dijeron que ya no debo dormir con mi mamá porque los chicos grandes ya no hacen eso. Y que lo que estaban haciendo ellos era algo que solo ellos pueden hacer.

Me hice el tonto diciendo que a que se referían y ellos solo me dijeron que no pueden dormir bien cuando yo estoy con ellos ya que la cama es de 2 personas y que por eso tengo mi cuarto

Scroll al inicio