El chico de la trompeta tenía una verga enorme

📋 Lecturas: ️13264
⏰ Tiempo estimado de lectura: 09:00 min.

Soy una mujer de 30 años que me considero muy afortunada tengo lo mío como se dice por acá se que soy atractiva pero muy tímida pues mis principios no me permiten ser extrovertida y mundana.

Mi esposo de mi misma edad tiene dos actividades que mezcladas nos permiten llevar una vida digna es muy atractivo y es un artista de la música aunque al igual que yo muy espiritual trabajador detallista y tal vez demasiado protector no digo que celoso pero es natural cuando se ama. Tenemos 10 años de casados y nos ha sido imposible un embarazo sin embargo lo hemos aceptado y tramos de darnos gusto en otras cosas.

En diciembre del año 2022 nos fuimos de vacaciones digamos una segunda luna de miel en la costa al norte de Colombia; viajamos en bus pues nos parece hermoso conocer los paisajes y permite degustar comidas en los distintos paraderos. En el camino mi esposo congenio con otro músico de orquesta un chico de 25 años con buena presencia y según cuenta trabajaba en una orquesta reconocida de salsa lo que permitió que hiciésemos una parada en la mitad del camino pues él nos invitó a una taberna de fama y nos invitaría unas copas como saben de eso se trata divertirnos en pareja.

Era un músico genial, solo se acercaba para ofrecernos una copa o si nos hacia falta algo y tratamos de bailar con mi esposo que no es salsero no me atreví a bailar con desconocidos por lo tanto solo estuvimos admirando la actuación de este maravilloso músico y toda la orquesta claro.

Mi esposo se puso borracho

A eso de la media noche mi esposo que no es bebedor se quedó dormido en la mesa, entonces el chico de la trompeta muy amablemente se dio cuenta y se ofreció a ayudarme a llevarlo al hotel que previamente él nos había recomendado. Lo acostamos y nos pusimos a hablar ya que el chico llevaba un residuo de licor en una botella pequeña y entramos en una charla de música y de nuestras parejas y las cosas que se viven en pareja y luego un poco de morbo y yo estaba extasiada con la hermosura de aquel chico y su amabilidad me hipnotizaba con sus palabras, y confieso que me contaba cosas tan intimas que me despertó morbo, era raro yo no quería que se fuera además mi esposo estaba conmigo no había problema.

Cuando fue a despedirse en la puerta me tomo de la mano y me dijo que lastima tal vez nunca más volvamos a vernos. Yo le dije una no sabe tal vez la amistad con mi esposo y el arte de la música nos vuelva a encontrar. Y no me soltaba la mano y decía: eso no creo que pase me acerco y pensé que me daría un beso en la mejilla y me lo dio en la boca.

Yo me asuste obviamente no sé porque voltee instintivamente a mirar a mi esposo como si tuviera miedo y el se rio y me dijo eso no despertara en toda la noche podemos repetirlo y me acerco y nos enfrascamos en un beso apasionado. Me empujo de nuevo al interior cerró la puerta y empezó a manosear todo mi cuerpo yo me sentía en el cielo pero con el corazón que se me salía de los nervios entonces me acerque y moví a mi esposo como para estar segura y mientras lo hacía en manoseaba entre la falda mis partes íntimas y me decía tranquila ese no se despierta aprovechemos que esto es solo una vez en la vida y jamás nos volveremos a ver.

No sé qué me pasaba había perdido la vergüenza el pudor la moral por completo

Una sensación de euforia inexplicable me invadía el chico me soltó y jalo de los pies a mi esposo dejándolo atravesado en la cabecera de la cama doble, mientras yo estaba aterrada por la borrachera tan terrible que tenía mi marido me empujo a la cama levanto mis piernas y sin quitar mis bragas las hizo a un lado y empezó a lamer mi vagina lo que me enloqueció es algo que mi marido en contadas ocasiones hizo.

Luego se subió sobre mí y por un lado de mis bragas me penetro con tal desespero que ambos entramos en orgasmo al tiempo; luego de un rato me di cuenta lo que unos segundos antes había estado dentro de mi vagina se veía enorme a pesar de que el no se había quitado el pantalón yo miraba aterrado su pene gordo brillante y descolgando de su bragueta mientras iba al baño.

Pensé que todo había terminado pero lo extraño no tenía el más ligero asomo de culpa como era posible; había salido del baño con la bragueta húmeda se había lavado en el lavamanos y tenía su cara húmeda y una sonrisa sínica. Abrió la puerta pretendiendo salir y quise despedirlo y nuevamente me volvió a besar y una cascada de morbo y calentura nos invadió mientras quitaba su camisa el intentaba quitar mi vestido pero nos enredamos y terminamos quitándonos con afán la ropa y nuevamente me empujo a la cama; pero esta vez no me penetro empezó a lamer mi vagina se dio la vuelta y se puso sobre mi cabeza introduciendo su enrome cosa en mi boca esta vez no hubo afán nos tomamos el tiempo el degustando mi vagina y yo su pene hasta el momento que descargo en mi boca su semen cosa que me volvió loca haciendo que aprisionara con mi mano derecha su cabeza contra mi vulva.

Nos quedamos sentados y sudorosos, el calor era insoportable pero yo seguía excitada no quería que se acabara sin embargo contemplaba la cara de idiota de mi marido mientras dormía con la boca abierta por lo que quise poner una almohada bajo su cabeza.

Nos fuimos a la ducha juntos y en medio de la ducha deliciosa nos jabonamos entre si y pude apreciar en mis manos su pene mientras el jugueteaba con mis pechos no podía creer su pene aun reaccionaba estaba tan duro como un roble no podía desperdiciar esa oportunidad y ayi de pie contra la pared me centro nuevamente y aunque me trato como toda una puta no me importo yo solo quería sentir explotar su pene dentro de mí.

No podía quitarme de la mente su pene

Cuando por fin el chico se fue no podía quitarme de la mente su pene y mientras contemplaba a mi marido dormir y muerta del cansancio quede dormida y desnuda junto a el. A eso de las 11 desperté y mi marido seguía exactamente igual como cuando lo trajimos intente despertarlo y nada entonces me asuste llamamos una ambulancia y en el hospital duro 3 días producto de la escopolamina.

Hasta ese momento sentí culpa era obvio que el maldito músico ese lo había dormido pero lo raro es como estaba seguro que yo le permitiría tener sexo sin ni siquiera coquetee con el y el tampoco con migo.

Yo sabía que estábamos lejos de casa y si llamaba a la policía nos harían exámenes a ambos si yo le decía que también estaba dormida me harían un examen para saber si hubo sexo extramatrimonial y eso no lo podía permitir; pero como no nos robaron dinero mi esposo podría pensar cosas malas o complicidad por parte mía.

Obviamente al toro por los cuernos me adelante y le dije que posiblemente me habían follado porque el olor de mi vagina esa mañana era diferente y sentía adolorido toda la vulva.

Lo que fue terrible para mi marido pues pensó que la culpa era de el y se deprimió mucho llegamos a la conclusión que sería nuestro secreto y nos alentamos mutuamente y lo superamos convirtiendo esa terrible historia en una fantasía de pareja con la que nos calentamos pues él dice que le gustaría volver a repetirlo pero hacerse el dormido. Cosa que nos excita mucho.

Una de las cosas que más me pone triste de esto es que jamás estuve con otro hombre y siempre he querido quedar embarazada. Ese día estaba en mis días fértiles tal vez eso me hizo cometer el error de aceptar sexo; afortunadamente no pasó nada tengo el complejo que la del problema de infertilidad soy yo; pero la euforia que sentí no era normal estoy segura que me dio algo también.

He estado averiguando y parece que en el licor que llevaba me había dado algo pero también me dijeron unos amigos que acostumbran poner perico en el pene por eso no me dolió cuando me metió eso tan gordo y sentía mi vagina apretada hinchada no se pero era delicioso.

A veces me gustaría contarle a mi marido que no me forzó que lo hice por una calentura que siempre estuve consiente sique siendo mi secreto.

By: Longevo 😍

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236