Dos semanas y media para coger a un chico fornido

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Había tenido un semestre muy pesado en la escuela y como ya era costumbre mía, terminando casa curso me iba a pasar una o dos semanas en unas cabañas de mis padres cerca de un lago, son muy acogedoras y lo bonito del lugar es que las cabañas están muy retiradas unas de otras, además de que no hay muchas, en fin es un lugar muy solitario y tranquilo, hay luz eléctrica pero a pesar de todo, casi no uso las lámparas para salir de la rutina, mas bien utilizo velas.

En fin, mis padres sabían que estaría en la cabaña unas tres semanas y la verdad ya estaban acostumbrados a que me fuera sola. El día que llegue llevaba víveres para no ir al pueblo en una semana mas o menos así que me dedique a consentirme, una mañana decidí irme a bañar al lago, el agua es algo tibia y no esta muy profundo a pesar de ser muy grande, llevaba mi bikini, mi toalla, un repelente y un sombrero, tendí mi toalla y me acosté, yo creo pasarían unos diez minutos cuando decidí quitarme el top y acostarme boca a bajo como ya dije es un lugar muy solitario, estaba tan cansada que me quede dormida una media hora yo creo y me metí al lago para refrescarme. El agua estaba fría y mi cuerpo comenzó a tener reacciones lo que hizo que mis pechos se endurecieran y me dolieran un poco, de pronto ya dentro me di cuenta de que alguien estaba del otro lado viéndome la verdad no me asuste, me sentí excitada así que decidí salir del lago ponerme mi top e irme a casa, cuando llegue entre y me cambie, la verdad yo no uso mucho el bra porque hago ejercicio y mis bubis están en su lugar, me cambie y decidí ir a por leña para ponerla en el horno y cocinar.

Salí a buscar leñita, iba caminando cuando me tope con un hombre me asuste un poco, pero cuando me saludo y se presento me sentí mas confiada, era como de 1.80 bronceado de ojos color miel, tenia una sonrisa hermosa, unos dientes perfectos, era fornido y tenia el cabello algo largo a la altura de la quijada ya después supe que tenia 26 años de nombre Axel, se presento y me dijo que estaba en la cabaña número 3 y que llevaba mas o menos 2 meses ahí y cuando me vio en el lago se sintió extrañado porque no había visto a nadie durante ese tiempo por las cabañas, yo le dije que era muy usual, los dueños solo llegan en primavera, porque es mas caluroso pero que a mí me gustaba el frió y la soledad, nos caímos muy bien y lo invite a cenar a casa, el acepto con gusto. Cuando regrese, subí al auto y corrí al pueblo así como iba vestida una blusa de tirantes un short y unas botitas, compre vino y otras cositas y regrese, puse mis velas en toda la casa, eche leña al fuego y adorne la mesa con piñitas que caen de los pinos velas y pétalos de flores, cocine súper rico y puse un incienso, corrí a bañarme, me puse una mini falda, una tanga y una blusa con escote en la espalda, cuando el llego se veía espectacular, lo invite a pasar y cenamos platicamos mucho hasta que dieron las 2 o 3 de la mañana, entonces yo ya tenia mucho sueño y el me acurruco en sus piernas y me quede dormida.

Al otro día, me hizo el desayuno y fuimos a buscar leña, pasaron mas o menos una semana, y el prácticamente se quedaba a dormir conmigo todos los días, claro sin que pasara nada, me cuidaba y me consentía, un día me dijo que le estaba gustando y que quería estar conmigo yo le dije que también me gustaba pero que tenia miedo porque no había tenido mucha experiencia y las dos veces que tuve relaciones fueron prácticamente a la fuerza, el me dijo que tendría paciencia y que lo haría delicadamente.

Una ocasión durante la noche cayo una nevada muy fuerte y ya empezaba a hacer mas frió en la cabaña, así que fuimos por leña y de regreso la puso toda en la chimenea y me dio mucho calor, así que me decidí quitarme la blusa y dejarme el top, cuando estaba quitándomela el se acerco y me ayudo a sacarlo de mis brazos, pero yo no los había sacado cuando me los sujeto con la blusa y comenzó a besarme el cuello, yo solo me reía y pensaba que estaba jugando, de pronto empezó a besar mis hombros, mi pecho y comencé a excitarme, me soltó los brazos y lo abrace, busco mi boca y me dio un beso que casi me deja sin aliento, en eso sentí que sus manos bajaron a mi trasero y comenzó a acariciarlo, y a besarme el cuello, yo lo empecé a besar cerca del oído en eso se sentó en el sillón y comenzó a besarme, me acariciaba toda, la espalda, las pompis, los pechos mis piernas toda y sentía que sus manos ardían. Me quito el top y saltaron mis pechos, la verdad nunca me han gustado porque tengo mucho y siempre me había dolido la espalda por ello, pero cuando el los vio, vi que su cara se ilumino y me sonrió con malicia, comenzó a besarlos a chuparlos a lamerlos y yo me corría a mares, me encantaba que lo hiciera y me excitaba mucho.

El me cargo y me llevo a la cama ahí lo ayude a que se quitara el suéter y vi su cuerpo, la verdad tenia muy marcadito el tórax y eso me encanto, le quite el pantalón y el mi falda, me dejo la tanga y el se desnudo por completo su herramienta ya estaba mas que lista, yo creo que media unos 20 o 25 cm. porque la vi enorme, se dedico a besarme y acariciarme un buen rato, cuando decidió abrir mis piernas y meterme dos dedos, me masturbo tan bien que ahí tuve mi primer orgasmo sin pedirlo y me corría a chorros, me besaba los pechos y en eso puso su cara en mi vagina y comenzó a comerme, me levantaba de las caderas para que tuviera mas satisfacción yo solo gritaba de placer.

Cuando termino, busco mi boca y me beso largamente pero no sacaba sus dedos de mi al contrario ya había metido tres, en eso me pregunto si ya me sentía lista que si no quería que me penetrara, que solo me masturbaría, pero que el si deseaba hacerlo así que le dije que si a duras penas pues el placer no me dejaba hablar me tomo de los brazos me abrazo y se acomodo frente a mi, comenzó poco a poco, cuando ya lo tenia a la mitad me aviso, fue cuando me di cuenta de que era enorme pues yo ya me sentía llena y en eso zaz! que la mete toda, no sentí dolor al contrario comenzó el va y ven y sentía que algo en mi estallaba. Después de estar así un buen rato se canso y se quedo recargado en mi pecho, pero no había sacado su miembro de mi vagina cuando se puso boca arriba y me jalo de la cintura y me dijo que lo hiciera yo sola, subía y bajaba a mi ritmo y el me acariciaba, cuando recupero fuerzas, me pidió hiciéramos un 69 la verdad le dije que nunca lo había echo pero que ese es un buen momento para empezar así que lo hice cuando tuve su miembro lo devore, lo chupe, lo lamí lo succione y no se cuantas veces se vino en mi boca y yo en la suya hasta quede completamente cansada, me abrazo y caí dormida.

Cuando desperté lo vi durmiendo y decidí hacerle sexo oral, pero se despertó y el me tiro boca a bajo y comenzó a lamerme, me penetro otras tres veces y por ultimo besaba mi culo y lo llenaba de saliva en una de esas sin avisar me monto y yo quise gritar ahí me dolió pero me abrazo y comenzó a masturbarme y a sobarme los pechos cuando ya me tranquilice me empezó a taladrar con tremendo falo, lo disfrute mucho y terminamos rendidos, desde ese momento no lo solté para nada, estuvimos así tres días, al tercero obvio ya no podía ni caminar, me dolía horrible pero desaparecía cuando me masturbaba.

Así pasaron dos semanas maravillosas. Regrese a casa y de vez en cuando le llamo y le aviso que voy a la cabaña o el viene a visitarme para darme ese placer que dice que merezco.

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236