Amor Filial | 18.530 lecturas | 15:00

De vacaciones con mis abuelos

Hola, me llamo Sara 18 años, les cuento algo que me pasó hace tiempo estando de visita con mis abuelos maternos. Soy muy alegre y desde muy chica desperté mi lado sexual, lo cual me ha traído problemas jaja pero no me arrepiento de nada. Soy algo baja de estatura mido 1.54, medidas 112-70-85 según yo no estoy tan mal y claro mis tetas enormes me encantan.

Hace años mis papás tuvieron una pelea y se separaron unos días, a las dos semanas fue la reconciliación y me mandaron con mis abuelos a mi y a mi hermano más chico que yo, ellos vivían en un ranchito en las afueras de Silao, y nosotros vivíamos en León, así que no los veíamos mucho, mi papá embarazo a mi mamá a los 18 años ambos, ahorita tienen 32 ellos y mis abuelos 57 y 56.

Nos recibieron con mucho gusto, eran las vacaciones de verano y ya imaginarán el calor, y pues ahí con ellos lo que sobra es trabajo, mi abuelo para su edad pues se mantiene en forma aunque si con ya algo de panza y cercas de los 1.80, mi abuela pues igual mucha condición, no es fácil mantener su ranchito.

Así que nos íbamos con mi abuelo a trabajar, en ese tiempo estaba poniendo una cerca para unos chivos, y yo usaba mucho camisetas y shorts para aguantar el calor, mi abuelo me veía pero yo lo veía normal al principio pero después fue más notorio, mis camisetas pues dejaban ver mis tetas a los lados un poco, así que en cierta forma pues entendía sus miradas aunque yo no le di importancia.

Todo cambio un día que estábamos cercas de un estanque, mi hermanito se quería meter y mi abuelo dijo que si sabíamos nadar si, si no no por qué no era muy hondo pero no quería arriesgarse, mi hermanito se regresó por unas cámaras de llanta que tenia mi abuelo para sus bicicletas para poder meterse él, me metí mientras llegaba a nadar poquito y le dije a mi abuelo que por qué no se metía, se quitó la playera y su pantalón y quedó en bóxers, el también sabía nadar bien.

Notaba como miraba mi cuerpo pues la ropa se me pegaba mucho, así que no sé por qué decidí enseñar más, me salí y con el pretexto de secar la ropa me quite la camiseta y mi short quedando con mi cachetero y un bra algo ajustado, salían mis aureolas un poco, entre a nadar y note mucho más a mi abuelo verme y eso me empezó a gustar.

La verga de mi abuelo

A la media hora llego mi hermano y yo me salí acostándome sobre el pasto, mi abuelo nado un poco más y luego salió y ahí fue cuando me quedé sorprendida por qué su bóxer se pegaba a su verga, que flácida media 15 cm y algo gruesa, y muy peludo, se sentó frente a mí y solo veíamos ai hermano nadar con sus cámaras infladas, aunque solo dónde no estaba hondo.

Pensaba en cuanto mediría la verga de mi abuelo ya erecta, así que hice algo por qué sabía que mi hermano no me podía ver me baje el Bra dejando mis tetas al aire enormes y firmes aún para mi edad, sabía que mi abuelo si me podía ver bien, quería saber hasta dónde llegaríamos, volteaba a verlo y pude notar como se tocaba su verga tapando su erección y literal mi hermano fue lo que me detuvo para no ir a tocarla, 24cm cabezona y gruesa, claro en ese momento no sabía la medida exacta, solo la veía grande y dura.

Se paro y se metió al agua otra vez, yo ya estaba muy prendida y sentía curiosidad, así que me acomode el Bra y fui al agua otra vez, poco a poco más cercas de mi abuelo, mi hermanito quería jugar con su pelota en el agua, así que los tres comenzamos a jugar, en lo bajito para que el estuviera a gusto, forcejeaba con mi hermano por la pelota y en una con mi abuelo lo abrace por atrás para quitársela y mis tetas se apretaban contra su espalda, nos miramos por un momento y yo solo me reí.

En una me abrazo para quitarme la pelota y en una sentí su mano tocar mis tetas directamente, no dije nada y seguimos jugando con esos roces, se hizo tarde y nos salimos por qué llegó la abuela con comida, mi abuelo hizo una fogata y decidimos dormir ahí esa noche, mi hermano encantado, trajimos unas cobijas, una casa de acampar y ropa limpia.

Está vez decidí no usar ropa interior solo mi camiseta y short, cercas de la media noche mi abuela dijo que ella si se iba a su cama, cuando se acabaron unos bombones mi hermano se metió a dormir, platicamos un rato más y decidimos dormir, apagamos la fogata y iba entrar pero mi abuelo se quedó fumando sentado en una piedra y me dice duermete adentro ya está haciendo frío, le dije no abue yo te espero y me acerque a él y le dije me abrazas?? Y no espere respuesta me acomode en medio de sus piernas, pues yo era muy chica a su lado, el más alto y algo gordo.

Me abrazo y sentía como rozaba mis tetas con una mano, con pretexto del frío le agarre las dos manos y las apreté contra mis tetas, sentí como se iba poniendo dura su verga, y me dice bueno adentro a dormir y se paro, quedamos uno al lado del otro, mi hermano ya bien dormido, yo quería sentir su verga pues desde muy chica ya tenía ganas de hacerlo, le dije cobijate conmigo abue para que no te de frío solo traía una bermuda y una playera.

Le dije abrázame y le di la espalda, yo poco a poco fui pegando mis nalgas contra él, y me movía poco a poco, hasta sentir su verga en medio de mis nalgas, me dice no!! aún estás muy chica y eres mi nieta, le digo no se te antojan y le puse sus manos en mis tetas, no dijo nada y metió las manos bajo mi camiseta apretando mis tetas y jugando con mis pezones ya duros.

Así dándole la espalda con una mano mía comencé a tocarle su verga ya dura era enorme mi mano no podía con ella, baje mi short y le saque la verga de la bermuda y pude sentir como estaba de dura y caliente contra mis nalguitas, el jugaba con mis tetas mientras yo movía mis nalgas contra su vergota, me gire quedando de frente me quite la playera y comencé a masturbarlo con mis dos manos, me dijo no ya detente esto no está bien.

Se paro con una cobija y se salió, pero yo quería todo así que salí así desnuda y el estaba sentado en la piedra envuelto en la cobija, me dice métete y ponte la ropa pero yo me acerque a él, estaba todo oscuro y por los árboles sabía que no nos podían ver, le dije tápame tengo frío y abrió la cobija y Vi su verga enorme aún dura, el sentado en la piedra así que me inque y con mis manos lo masturbaba, me dice no para antes que yo no pueda detenerme, le digo házmelo abue soy tuya, y sin decirme nada me agarró la cabeza y me acerco a su verga sabía lo que quería, así que abrí lo más que pude la boca y el mismo me empujaba hacia él, cada vez la metía más y más pero no entraba toda.

No se cuanto paso pero nada que soltaba su leche, me dice bueno ya con eso a dormir, y le dije no abue quiero más y me senté sobre el rozando su verga peluda contra mi rajita aún con muy poco bello casi nada, me dice te va doler es muy grande, le digo que tiene métemela, y me dio un beso y sin decir nada me la clavo toda, y quise gritar pero no dejo de besarme apretando mi cabeza contra la suya.

Sentí como me la clavo toda por qué sentía sus bolas duras contra mí

Me dejó de besar y tapo mi boca con su mano, me dice calladita por qué despierta tu hermano y tú abuela podría oír hasta la casa si gritas, se me salían unas lágrimas del dolor y solo asentí, me volvió a dar un beso sin moverse con toda su vergota dentro de mí, jugaba con mi lengua y apretaba mis nalgas, me dice me voy a mover aguanta mija, solo asentí y lo abrace y empezó a meter y sacar su verga me dolía pero poco a poco me empezó a gustar sentir como me cogía con su enorme verga.

Apoye mis pies y empecé a moverme yo metiéndomela y sacando su verga, el apretaba mis tetas y las chupaba era muy rico, después de mucho rato se paro y me la saco y me dice antes de que te embarace, y me inque metiendo su cabezota en mi boca y soltó su leche caliente y amarga pero aún así me la trague toda.

Nos metimos nos pusimos la ropa para dormir, como estaba todo oscuro no note que sangre hasta que amaneció ya con luz, desperté temprano y me metí al estanque desnuda para quitarme la sangre de las piernas no era mucha pero si se notaba, me dolían las piernas y me ardía poquito mi conchita, salió mi abuelo y fue directo al agua también tenía poquita sangre, se acerca por la espalda y me dice ves te dije que no iba poder detenerme, le digo no te preocupes abue quería probar tu vergota.

Me abraza y ya estaba duro le digo no abue nos pueden ver ya es de día, pero se metió poquito más a lo hondo y yo ya flotaba más y el por lo alto no, me agarra la cintura y me la empieza a meter yo acostada ya en el agua y el parado dándome sus embestidas cada vez más fuertes, me dice mija eres bien putita y me cogía mas duro yo solo gemía está vez no sangre, sentía muy rico.

A los 20 minutos nos salimos a cambiar. Y con mi hermano ya despierto fuimos a la casa con la abuela.

Cuando podía mi abuelo me ponía a chupársela hasta que me daba lechita de comer. Así tres semanas hasta que un día estaba tomando con un amigo de por esos rumbos, nos dormimos todos menos ellos, y ya más noche fue y me despertó y me dijo ven mija aquí afuera, ya sabía lo que quería, salí solo con una camiseta y un cachetero pero para mí sorpresa aún estaba su amigo, le digo perdón dejen me cambio, pero mi abuelo me dijo nombre el no dice nada ven, se notaba que los dos estaban muy tomados, escuchando música.

Se baja el cierre del pantalón y saca su verga flácida y me dice chúpamela mija, quiero que mi compa vea como me haces gozar, le digo no abue como cree y me dice el ya sabe mija yo le platiqué tu vente y me jala hacia él dándole un beso, yo ya caliente lo senté y me meti su verga así flácida casi cabía toda, y poco a poco note como iba creciendo en mi boca y ya no cabía y así se lo estaba chupando cuando mire de reojo que su amigo también se la saco y se la estaba jalando a un lado de nosotros, no como la de mi abuelo pero también tenía lo suyo, también peludo.

Sentí que me bajo el cachetero y metía sus dedos en mi conchita, mientras yo se la chupaba a mi abuelo, y con su otra mano se la jalaba. Así estábamos hasta que oímos a mi abuela hablarme, y rápido nos acomodamos y salió del cuarto y le dice ahí abuelo ya a dormir otro día le siguen.

Está chica no puede dormir con su ruido, mi abuelo le dice si deja lo llevo y de paso voy a una tienda, me dice ven mija acompáñame para no venirme solo, mi abuela pues veía todo normal, íbamos en su troca los tres adelante y mi abuelo me dice pues sígale mija hasta que le dé su leche, pero su amigo le dice pues compa y yo que, y me voltea a ver, le dice mi abuelo eso dile a ella, y el amigo me mira y yo sin decir nada le abrí el cierre y con mi mano se la saqué ya dura, esa me cabía más en mi boca, hasta que lo hice terminar y no me dejó quitarme para darme todo en la boca.

Llegamos y se bajó, ya veníamos y me dice mi abuelo ya tomado bájate mija, le decimos a tu abuela que buscamos una tienda, se baja y se va de mi lado, me acomoda apoyada en la camioneta y desde atrás empieza a chupar mi rajita, sentía tan rico que no quería parará y sentía su lengua y luego en mi culito también sentía su lengua, sentía muy muy rico, se para y acomoda su vergota y me la mete toda de golpe está vez más duro y brusco, me estaba cogiendo muy duro pero sentía muy rico.

No paraba de gemir

En cada empujón apretaba mis tetas, mientras con la otra mano estaba metiendo dos dedos e mi culito, sentía tan rico, me dice te voy a coger ese culo tan rico mija, me dejas?? Y yo solo asentí quería sentirme llena de verga, se sentó en la orilla de asiento de la troca y me jala hacia él y me dice tu métela poco a poco para no lastimarte, le di la espalda y mi culito ya húmedo por su lengua y dedos quería ser cogido.

Poco a poco me fui sentando mientras el sostenía su vergota dura, entro la cabeza y ya sentía dolor pero no quería parar y así seguí subiendo y bajando y metiéndola poco a poco, cuando entro toda ya estaba más abierta yo, y me detuve poquito, y mi abuelo no se si por lo pedo o que, se para y literal casi me caigo por qué me levanto del sueño así ensartada, y se voltea a la camioneta y me dice agárrate y me apoye en el asiento y así levantada comenzó a cogerme más y más duro y si me dolía pero también sentía muy rico.

Entre gritos y gemidos me cogió mi culito hasta que sentí su leche salir en mi culo. La saco y me temblaban las piernas, nos fuimos a la casa y dormimos bien. Y así hasta que mis papás fueron por nosotros.

Espero les guste no supe cómo resumir mucho y la conté lo más exacta como paso todo. Eso fue hace años y aún cuando los visito mi abuelo se da gusto.

By: Mela 😍

Scroll al inicio