A Regina Celia le gusta chuparse una buena verga

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Mi mujer se llama Regina Celia y le gusta el sexo locamente, yo creía que solo conmigo y nunca sospeche que era el corno del barrio.

Vivíamos en la calle en Sao Paulo, (me olvide de decir que es brasilera), y yo me escribía con un amigo que estaba en Israel, no se haciendo que, pero me parece que estaba en la Mosad, no sé. 😂

Ella me conto todo, que cuando le conoció, dos horas después, en el camino a Santos, le había chupado la verga. Cosa que continúo haciendo en casa en cuanto vivimos en Sao Paulo, tres años. Maggi llegaba en casa y si Regina estaba de pantalones el sacaba la verga y ella se arrodillaba contra la pared y se la chupaba hasta que acababa, se tragaba toda la leche y se la dejaba “limpita” expresión que ella uso.

Si estaba de pollera se la subía y contra la mesa, la heladera y la pared, se corría la calcina y el otro se la cogía. Eso porque lo tenían que hacer apurados porque yo podría llegar en cualquier momento y además la nena estaba en la cuna en el dormitorio.

Pero a veces se las ingeniaban para sacarme de la casa por un par de horas sabiendo que no volvería. Como ser, en una oportunidad me mandaron a Santos (50 km.) a vender cerveza, como estaba sin trabajo acepte, solo que, Maggi me dijo que tenía que estar a las once, doce de la noche en la playa para conseguir un lugar bueno. Eran mentiras, me tenían que sacar temprano de la casa porque Maggi tenía que volver a su casa, porque estaba casado con una negra que lo ten tenia cagando.

El asunto es que Maggi me presto el auto, consiguió el hielo y la cerveza, y cuando me iba con el coche para Santos, estábamos en la puerta de mi casa, lo quise llevar hasta su casa, pero me dijo que se tomaba un taxi, el asunto es que yo me fui y él se volvió para casa donde lo esperaba Regina. Me conto con todos los detalles lo que paso. Maggi llego, ella lo esperaba detrás de la puerta y le abrió

  • Ya fue?_

Pregunto Regina.

  • Si, ya se fue, tenemos cancha libre._

Contesto el otro y se fundieron en un abrazo y un beso de lengua, ella bajo la mano hasta la verga de Maggi, que ya estaba dura…me lo conto así

  • Le abrí la bragueta y le baje el cierre mientras él me metía la lengua hasta la garganta. Se desabrocho el cinturón y el pantalón cayó al piso dejándolo en slip, de donde sobresalía la mitad de un pijon bien grandote, me gustaba mucho la pija de Maggi porque era bien grande.

Ni lerda ni perezosa me arrodille y la baje él slip, el verga salto afuera, le acaricie los huevos, grandotes y redondos y le di una tremenda mamada mientras nos íbamos desvistiendo, después me puso sobre la cama, del lado donde dormía vos, porque a un metro de la cama, del otro lado, estaba la cuna donde dormía mi hija de un año. 

Y sentándose sobre tu almohada me mando a arrodillarme entre sus piernas y que se la siguiera chupando…cosa que yo hice, porque me encanta chuparme una buena pija, no la “michí” que tenes vos, a vos te tengo para que me sustentes y me dés hijos con ojos claros, pero para ser bien comida tengo dos machos que la tienen bien grandes y gruesas.

Mientras le chupaba la pija Maggi decía “tu marido es un corno otario…chupa mami, hagámosle los cuernos a ese otario…” y eso me calentaba, se la chupe, con una mano le sopesaba los huevos y con la otra le hice la paja hasta que me acabo en la boca…tres o cuatro chorros de semen, yo jugué con la pija de Maggi y su semen en mi boca antes de tragármela toda y chuparla bien para que no quede nada.

Yo estaba abismado, tenía un nudo en la garganta y la pija al palo, me calentaba saber que había sido cornudo sin saberlo… y ella siguió, hablaba y se reía de vez en cuando, como si le gustara lo que estaba contando.

  • Después de tomar un café en la cocina._

Por eso digo que era el corno del barrio y no sabía, porque la ventana de mi cocina daba a un pequeño patio que a su vez daba con la ventana de la cocina de doña María, la portuguesa dueña de casa, y era imposible que no los hallan visto, cuando le pregunte sobre esto ella me dijo:

  • Claro que me vio, pero doña María sabe… o quien crees que me cuida a la nena cuando salgo con George, esas tardes que digo que voy a ver a mis amigas? _

Allí calle mi boca y ella siguió hablando:

  • Despues de tomar un par de cafés y fumar un porro más, vino la segunda vuelta, este Maggi, además de tenerla grande, sabia coger bien, y si teníamos tiempo me la daba dos veces casi seguidas, me la hacía sentir bien adentro y me hacia revolar, esa noche hizo lo mismo, primero me cogió de frente, metiéndome la lengua en la boca y la pija en la buseta y retorciendo suavemente mis pechos.

Después me puso de cuatro en la cama, siempre del lado tuyo para estar más lejos de la cuna donde dormía la nena, y me recogió por la concha, , allí, le di la sorpresa, “como premio por haber mandado al otario a Santos cómeme la bunda”, sentí la emoción que el sintió.

Me la saco despacio, me levanto la cintura, para que mi cola quedase más parada, y después de pasarle saliva a su pijon me lo empezó a meter, me ardía pero le pedí más… lo quería sentir toda… y lo sentí. Me dio por el culo y me hizo acabar varias veces antes de llenármelo bien de leche caliente.

A las dos de la mañana, viendo que era el único estúpido que hacía fila en la playa abandonada volví a casa, cuando abrí la puerta del dormitorio Regina estaba durmiendo con una sonrisa de felicidad que nunca le había visto.

Esto me lo conto ella, y otras muchas que yo no hubiera imaginado nunca, tanto es así que esto es verdad, y los nombre también.

Contare otras

By: Maggi 😁😂

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236