Segunda vez en trio con mi hermana

📋 Lecturas: ️8658
⏰ Tiempo estimado de lectura: 17:00 min.

Vayan a mi primer relato llamado: Primera vez en trio con mi hermana

Hoy vengo a contarles lo que sería la segunda parte de mi primer relato.

Después de ese día con mi novio y hermana, yo y Eduardo nos fuimos soltando más, cada tiempo que teníamos lo aprovechamos para estar fajando, tocando nos y de vez en cuando chuparle la verga, todo esto hacia que mi deseo de ser cogida creciera más.

Por otro lado luz y yo no solíamos platicar como antes solo nos saludamos cuando nos veíamos en la misma casa ,parecía que ya no fuéramos hermanas creo en parte por lo que había pasado ella estaba apenada conmigo, pero la verdad a mí me había gustado y tmb pensaba en si alguna vez se repetía sin duda lo haría porque cada vez que pensaba me mojaba cómo nunca antes pasaba.

Un día como si nada llega luz a mi cuarto diciendo que un pretendiente de ella quería llevarla a bailar a un centro nocturno que se llama el salón donde es musica de banda en vivo, pero decía que no se animaba porque el tipo no le agradaba mucho y que ninguna de sus amigas la podía acompañar por eso me pedía el favor de ir yo con Eduardo y ella con su pretendiente ya si las cosas no se daban con el tipo podríamos poner algún pretexto para salir corriendo de hay

Pues llegó el fin de semana y nos preparábamos para irnos de fiesta, me bañe y me di una rasurada a mi vagina por si algo pasaba jijiji, me puse un sostén en color blanco tipo de encaje y tmb una tanga en color blanco unos jeans ajustados que marcaba bien mi precioso culo y una blusa de botones que hacia que mis pechos se vieran bien

por otro lado luz se llevó un vestido negro pegadito al cuerpo, luz no tiene el trasero como yo pero también tiene lo suyo y se miraba linda.

Salimos de la casa como a las 9 de la noche, Eduardo llego en su carro para llevarnos y allá nos encontraríamos con el pretendiente de luz llamado Alberto, Eduardo de solo vernos se le caía la baba alabando que estábamos preciosas, que estábamos bellísimas

ya llegando al lugar nos encontramos con Alberto un tipo nada bien parecido, bueno digo esto porque Eduardo está guapísimo sin contar la herramienta que carga, nos acomodamos en una mesa cada quien al lado de su pareja, Alberto pidió una botella de Tequila imagino que ya sabía que el tequila prende a Luz, empezamos a tomar tequila en lo que empezaba a tocar la banda, ya una vez la banda sonando nos paramos los cuatro a bailar cada quien con su respectiva pareja, después de estar bailando como unas tres canciones.

Eduardo me dice que me de vuelta para mirar a Luz, el tipo este Alberto cada que podía le agarraba las nalgas y la tenía super pegada al cuerpo, eso a mí y a Eduardo solo nos daba risa, ya volviendo en la mesa para seguir tomando nos dimos cuenta que a luz y Alberto se les habían subido las copas y la calentura, así que tmb no quisimos quedarnos atrás y tmb Eduardo y yo estuvimos abrazándonos, besándonos y de vez en cuando tmb cuando baila amos Eduardo me tocaba el culo de una forma que se puede decir que me gustaba, todo iba perfecto le comento a Eduardo que hoy me gustaría entregarme a el ya que luz de seguro se iría con Alberto a cojer y tmb no quería quedarme atrás esa sería mi primer noche con Eduardo.

En el salón nos dieron las 2 de la mañana y todos aún estábamos muy prendidos, pensábamos en qué lugares podríamos seguirla, pero las opciones eran pocas así que lo mejor era retirarnos cada quien a su destino pero el plan que tenía con Eduardo se fue de las manos, cuando luz dijo que Alberto estaba muy borracho y que si mejor lo llevábamos a su casa en el camino yo me fui adelante con Eduardo y luz y Alberto en la parte trasera del coche,veníamos todos alegres cantando con la música del carro y de repente que volteo para el retrovisor miro a luz y Alberto estarse manoseando de todo a todo le avisé a Eduardo para que tmb mirara cómo se la estaban pasando allá atrás y de un momento a otro luz le estaba sacando la verga a Alberto para empezar a masturbarlo y Alberto respondiendo y aprovechando que luz traía falda le estaba metiendo mano en la entrepierna

En estos momentos yo tmb ya estaba súper caliente, pues si quitabamos la radio podría escuchar a mi hermana gemir , Eduardo pregunto que para dónde le daba para dejar Alberto, Alberto contesta: vamos a seguir la fiesta en un motel o se rajan, Eduardo me miró diciendo tu que opinas podemos pedir habitaciones separadas yo le dije que si porque estaba muy caliente.

Llegamos a un motel llamado harem y al llegar al altavoz Eduardo pide dos habitaciones, nos comentan que el motel está lleno y que solo les queda una habitación doble con alberca, no tardamos nada en decir está bien y nos dirigimos enseguida a la habitación, ya estando dentro la verdad la habitación estaba muy elegante en la entrada estaba una sala con un sillón grande y en la esquina un tubo de table dance, enseguida estaba el jacuzzi y luego dos puertas cada una con su habitación.

Yo quería correr a nuestra habitación pero Alberto dijo hay que pedir más tequila así que ordenamos una botella de Tequila, refrescos y comida, nos servimos todos tequila y pusimos música en el reproductor de audio, luz y yo comenzamos a bailar bromeando cerca de donde estaba el tubo de table dance y nuestros hombres comenzaban a gritar, mucha ropa, mucha ropa, luz se comenzó a levantar el vestido mostrando su tanga negra, tmb comenzaron a gritarle vuelta,vuelta y se miraban sus nalgas, no más grandes que las mías pero si redondas y bonitas, yo por mi parte al traer pantalón y no quedarme atrás de luz, me baje el pantalón dejando ver mi tanga blanca y mis nalgas que como comenté en el relato anterior yo soy de trasero grande, solo escuchábamos las palabras de Eduardo y Alberto que decían, están buenísimas, que chulas, que hermosas nalgas y demás piropos que por mi me estaban super calentando

Mi hermana luz dijo, esto ya se descontroló y se sacó el vestido quedando solo en tanga ya que no llevaba sujetador, yo como siempre no queriendo quedarme atrás me quite los tacones, el pantalón y la blusa quedando con mi lencería mi tanga y sujetador blanco,Luz se dejó ir a dónde estaban Eduardo y Alberto y tomo las manos de ambos para llevarlas directo a sus pechos, yo me fui directo por Eduardo y me senté en sus piernas de espaldas sentía su verga clavada en mi culo y eso hacia que me mojara más y más estaba al borde de la excitación, no me importaba si mi hombre me cojia delante de Alberto y mi hermana.

Eduardo me quitó el sujetador dejando ver mis pequeños pechos que tenían los pezones duros como piedra, me volteo para ofrecer mis pechos en su boca, que rápidamente aprovecha para tocarlos, apretarlos y chuparlos, estaba en el punto máximo de calentura ya no prestaba atención a lo que hacía Alberto y Luz, gire un poco mi cabeza para ver cómo lo estaban pasando ellos y mire que luz estaba sentada de espaldas hacia Alberto completamente desnuda y Alberto metiendo sus dedos en el vagina de mi hermana, miraba que cada vez que los sacaba estaban impregnados de flujos de mi hermana Luz, Alberto se percató de mi mirada a sus dedos, los saco y los llevo a mi boca, no tarde ni un segundo en chupar sus dedos como si fuera la verga de Eduardo pero con el sabor de la vagina de mi hermana, luz al darse cuenta solo me dijo, eres una puta hermanita, yo sacando los dedos de mi boca tmb le dije: aprendí de la mejor jijijiji.

me levanté y tome la mano de Eduardo llevándolo directo al cuarto ya quería ser cojida, pero está vez no quería compartirlo, tan solo cerrar la puerta aventé a Eduardo a la cama, baje su pantalón junto con su boxer y hay estaba lo que tanto estaba pidiendo su verga, grande y muy erecta que estaba no perdi tiempo en tomarla y llevarla a mi boca, comencé a mamar esa deliciosa verga de Eduardo, me la tragaba entera no se cómo me cabían esos 19cm de verga, me encantaba ver su cara y los gestos que hacía cada vez que el miraba como me tragaba por completo su pene

Eduardo ya no resistió más y quitó mi carita de su pene, me levanto y me acostó en la cama, quitó rápidamente mi tanga y llevo directamente su cara a mi vagina, yo reventaba de placer solo decía así, así, sigue por favor

ah ah ah ah me vengo, me vengo, logré venirme de una manera que no me había venido antes mis jugos eran muy abundantes, pero Eduardo se estaba comiendo toda mi corrida e introduciendo sus dedos en mi vagina los llevo directo a mi boca para que yo probará mis propios jugos, lami esos dedos como si fuera un pene el sabor la verdad que no me disgustaba en nada, la excitación era bastante le suplique a Eduardo que me cojiera, paso su pene por toda mi raja para lubricarlo de mis jugos y empezó a penetrarme lentamente, ya una vez su pene completamente dentro de mi se quedó quieto un rato, yo sentía como mis paredes vaginales se abrían y se adaptaban a ese trozo de carne grite de placer y solo salió de mi boca cojeme Eduardo soy tuya, cojeme quiero sentir tu verga entrando y saliendo de mi ah ah ah, Eduardo metía su pene despacio lo más adentro de mi vagina que nadie había llegado, esa verga me arrancaba gritos de satisfacción y gemía como una verdadera puta, los movimientos de Eduardo fueron subiendo poco a poco de intensidad y así llegó mi primer orgasmo

ah ah ah ah me corro no pares de cojerme me voy a venir, sentí como de mi vagina salían chorros de mi no me había pasado antes, mis piernas temblaban la corrida había sido maravillosa

Eduardo me dio un tiempo para reponerme, lo miraba con una sonrisa de oreja a oreja y aún con su verga dura, apuntando al cielo, me ordenó que me pusiera en cuatro a lo que obedecí enseguida tmb quería seguir disfrutando

sentí de nuevo su lengua por toda mi raja, hundió su cara en mi vagina probando toda mi corrida que delicia, mi hombre me tenía en la gloria, paro de comerme el coño y me dice que rico olor tiene tu ano y sin decir más su lengua comenzó a juguetear en mi culo, era la primera vez que alguien me comía el ano, la sensación era extraña pero muy placentera, pegaba mi cabeza a la cama para parar más el culo pues sentía delicioso como me comía mi ano y metía su lengua en mi ano

de nuevo le rogué porque me clavara de nuevo, apunto su pene contra mi ano, pero no lo deje dicen que duele mucho, así que optó de nuevo por entrar en mi vagina que para estos momentos ya no le costaba nada entrar toda en mi vagina chorreante

comenzó a cojerme ahora de una manera más salvaje, por mi lado contenta yo solo decía que rico me cojes, así, así, sigue cojiendome no pares, no pares, Eduardo tenía sus dos manos en mi culo, me nalguaba de vez en cuando yo me sentía muy perra cada vez que planeaba mi culo estaba a punto de venirme de nuevo cuando siento un dedo en mi ano, volteo rápidamente para decirle a Eduardo que no, pero el solo me dice relájate su dedo entro con algo de dificultad y solo me relaje para dejarlo entrar, una vez dentro lo apretaba con mi culo y la sensación se sentía increíble me sentía llena por mi vagina y culo a la vez

Eduardo me siguió cojiendo sin sacar el dedo de mi culo, hasta que sentí llegar de nuevo el orgasmo, gritaba no pares, no pares, Eduardo tmb estaba a punto de correrse, pero no quería que la sacará así que le pedí que se viniera dentro de mi, los dos estallamos al mismo tiempo eso fue magnífico, nos quedamos tirados el uno al otro y nos dormimos juntos…

Al día siguiente desperte y no encontré a Eduardo a mi lado, así que salí del cuarto a buscarlo, en el recibidor no lo encontré, escuché entre ruidos y gemidos que alguien estaba en el baño, me dirijo al baño y me encuentro con una escena que me lleno de celos y enojo

estaba Eduardo al borde de la tina sentado con el miembro cubierto por la boca de mi hermana luz, ella dentro de la tina con el culo parado y Alberto cojiendola desde atrás de una manera salvaje, me quedé quieta en la puerta por la escena, Eduardo me mira y quiere separarse de luz enseguida, pero le hago una seña de que no lo haga, Alberto me mira y sonríe pues me ve completamente desnuda y me hace una seña para acercarme a el, volteo a ver a Eduardo y miro su cara de molestia, pero no me importa me acerco Alberto y el me toma con su brazo por la cintura para acercarme a el y me besa en los labios.

A mi este hombre no me gusta, pero por los celos que me dio Eduardo no me importa y le respondo el beso, siento la mano de Alberto bajar hasta mi culo y apretarlo mientras seguimos besándonos, yo pongo mi mano sobre su pecho y tmb comienzo a bajar mi mano hasta su verga que estaba entrando en la panocha de mi hermana se la saque y comencé a masturbarlo, luz seguía mamando la verga de Eduardo, yo me arrodille para mamar la verga de Alberto que más pequeña que la de Eduardo, solo lo hacía por desquitarme.

Comencé solo mamando la punta, pero el cabron de Alberto me agarraba de la cabeza para que la tragara entera y así lo estuve haciendo, estaba comenzando a excitarme mucho chupando una verga que no era la de mi novio y el viéndolo todo, me sentía muy puta, luz dejo de mamar la verga de Eduardo se levantó y volteo la mirada hacia mi, diciéndome me dejas que Eduardo me coja el culo hermanita, tengo ganas de sentir esa verga en mi culo me dejas?. yo en ese instante me saco la verga de Alberto de la boca para decirle que quería ver, pues me daba curiosidad que Eduardo me metiera el dedo en el culo y quería ver cómo sería cuando entrara una verga en un orificio tan pequeño, me dispuse a ver cómo Eduardo penetraba el culo de mi hermana, entrando la cabeza del pene luz suelta un grito de placer, diciendo si papi la quiero toda, métela más le suplicaba mi hermana.

en un instante ya estaba toda la verga de Eduardo en el culo de luz, el cabron de Eduardo se quedó quieto y luz era la que se cojia sola, era una escena super morbosa, en vez de enojarme otra vez estaba súper excitada y mojada, así que le dije Alberto que no aguantaba más que quería que me cojiera, Alberto se apuro para apuntar su verga en mi vagina, pero sonó su celular y salió corriendo del baño a contestar, solo me quedé con las ganas pues ya cuando volvió solo se disculpo porque ya tenía que irse salió una emergencia, me levanté para despedirlo y Alberto me dijo al oído algún día serás mía, te lo prometo.

Yo solo le guiñe el ojo por la calentura que traía, pero en realidad el no me atraía en nada, volví a darme la vuelta para ver cómo luz era penetrada por Eduardo, mientras yo me metía los dedos en lo más profundo de mi vagina, hasta que mire que luz estaba terminando en un super orgasmo, Eduardo tmb avisaba que estaba apunto de correrse, luz gritaba cógeme, no pares por favor soy tu puta, está verga la quiero siempre en el culo, y Eduardo termino llenando de semen el culo de mi hermana luz, yo tmb grite pues me vine junto con ellos solo de estar mirando.

Después de un momento para reponernos, nos duchamos los tres juntos, salimos del baño nos cambiamos y fuimos a comer algo, y estuvimos hablando de todo lo que había pasado, ninguno estaba arrepentido, la verdad que sin querer Eduardo y yo ya habíamos entrado en un mundo diferente al de las parejas cotidianas.

Espero les haya gustado este relato, espero pronto estar subiendo más relatos.

Compartir en tu redes !!
Nantic723
Nantic723
Relatos: 3