Se me hace agua la canoa

📋 Lecturas: ️2622
⏰ Tiempo estimado de lectura: 4 min.

El título es una clásica expresión mexicana. No se si la utilicen en otros países. Hace referencia a una persona gay, en este caso yo, que me gusta sentir el largo y lo grueso de una rica verga dentro del culo.

A lo largo de mi vida he tenido sexo con muchas mujeres, pero también con varios hombres. Inicialmente con los gay solo era activo, pero con el paso del tiempo también disfruto mucho ser penetrado (pasivo).

Recuerdo que desde pequeño también tenía reacciones homosexuales o no se si simplemente se trataba de un juego. Con un primo de mi misma edad jugábamos que éramos esposos, él la mujer y yo el hombre y que teníamos un hijo y que se moría el papá, pero el hijo que pasaba a ser yo, le mamaba las chiches para alimentarse, crecía y se cogía a la mamá que era mi primo.

Posteriormente yo era la mujer y mi primo el hombre, se moría y pasaba a ser el bebé que me mamaba las chiches, me gustaba que me mordiera los pezones, crecía y me cogía, aunque nunca nos penetramos, solo nos mamabamos las chiches.

Conforme fui creciendo tuve un amigo, que por cierto se carga una hermosa verga y que cuando tuve la oportunidad no me la comí, ahora que se me antoja, no ha sido posible. Me presentó a dos gays pasivos a los que cogíamos, siempre primero una pareja y después la otra, nunca nos juntamos al mismo tiempo. Con el paso de los años busqué al gay más viejo y le mamé la verga y la disfruté, lamentablemente solo fue una vez.

Otra vez lo intenté con un albañil, pero no quiso y me corrió. Como no tuve éxito para conseguir hombre, realicé mi vida teniendo mujeres que se supone que es lo único que debía tener, aunque reconozco que sigo sintiendo deseos por comerme una buena verga y siento la necesidad de tener una clavada en el culo.

Hay días que estoy bastante excitado y quisiera en ese momento tener a un macho para que me diera una buena cogida, lamentablemente mis fantasías solo quedan en eso y me siento frustrado.

Espero sus comentarios, me siento hombre, tengo una familia, una esposa, pero hay momentos en los que también necesito estar con un macho que me de unas buenas cogidas, que me trate como su perrita, quisiera tener una verga que me llene, que me eyacule dentro del culo y tragarme el semen que, no les he dicho, ya lo he tragado en otras ocasiones, aunque eso se los platicaré en otro relato

Con los antecedentes que les platico no se si soy un gay que no ha salido del clóset o simplemente me gusta disfrutar de la vida sexual, me gusta ser activo, pero últimamente disfruto más ser pasivo.

También he comenzado a utilizar un consolador para darme placer, primero solo me metía hasta tres dedos cuando me masturbaba, ahora es una hermosa verga de silicón de 18 centímetros.

Últimamente creo que estoy muy goloso y ya la verga de mi novio macho me deja insatisfecho, quiero más. Desafortunadamente me tengo que conformar porque aparte que no he podido enamorar al hombre que actualmente me gusta por ser muy religioso, estoy desempleado y al no tener dinero y tampoco coche, se me dificulta salir y me tengo que conformar con masturbarme o con mi novio que la tiene demasiado pequeña.

Compartir en tu redes !!