Recorrido en auto genial

📋 Lecturas: ️1830
⏰ Tiempo estimado de lectura: 5 min.

Hace ya un tiempo salía con una chica que recogía en el auto, tenía unas grandes tetas que siempre quise coger, al comienzo solo eran unos cuantos besos mientras llegábamos a su destino.

Con el trascurrir de los días los besos fueron más intensos y un día acaricie suavemente sus senos, lo cual me permitió sin reparo. Así se fueron incrementando las caricias en nuestro recorrido hasta que un día detuve el vehículo en un sitio oscuro y después de unos cuantos besos y suaves caricias pase a besarle y chuparle sus hermosos senos hasta el punto que gemía de placer y bajo su mano para tocar mi paquete que por supuesto había reaccionado a toda la acción.

Ya entrados en calentura busque su cosita sobre la falda y presione suavemente esperando su reacción. Y su respuesta fue abrir un poco las piernas, acto seguido metí me mano debajo de la falda y pude sentir su humedad.

Tenía media pantalón y era casi imposible tocar su piel así que después de unas frotaditas y una calentura al máximo nos acomodamos y continuamos el viaje. Para la próxima vez será incomodas las medias pantalón le dije antes que se bajara. Lo tendré en cuenta dijo sonriendo.

La siguiente vez que la recogí no llevaba puestas medias veladas, después de iniciar el viaje abrió un poco las piernas y entendí que quería que la tocara así que puse mi mano bajo la falda buscando su cosita, estaba calientica pero sequita, mientras conducía a velocidad media le frotaba su cosita y le pregunte como se sentía.

  • Tu sabes cómo me siento o tengo que decirle?
  • Bueno también puedes actuar. Y acto seguido paso su mano a buscar mi paquete.
  • Haber cómo estará este nene? Ummmm parece que está muy inquieto y se quiere salir me dijo.
  • Pues si tú lo ayudas. Bajo la cremallera y lo saco.
  • Este nene está muy durito
  • Que tal si lo masajeas para calmarlo
  • Sera que si se calma? ¿Qué tal se ponga más inquieto?
  • Bueno solo lo sabrás si lo haces, comenzó a masajearlo suavecito de arriba abajo. Mientras tanto yo seguía masajeando su cosita que ya estaba lubricando. Era tanto el placer que no pude ver bien así que pare a un lado de la vía.
  • Por qué paras acá? No es un sitio adecuado, pasan muchos carros y que tal si pasa alguien a pie o en bicicleta.
  • Bueno pues tocara hacerlo rápido le dije.

Corrí su interior y metí mi dedo en su cosita mientras ella continuaba masajeando mi pene. Con la otra mano cogí la suya y empecé a aumentar la velocidad, los dos gemíamos de placer mientras nos masturbamos mutuamente. Hasta que logro que de mi nepe saliera un gran chorro de lechecita caliente que bajo por su mano. Uuufff está caliente dijo mientas retiraba su mano, busque papel higiénico y me limpie lo más rápido posible.

  • Huele un poco fuerte me dijo.
  • Desagradable? pregunte.
  • No no para nada, solo que es un poco fuerte.

¿Pero estabas listo?

  • Pues por el papel higiénico jejejeje

Bueno me hiciste terminar y tu ¿cómo quedaste?

  • Yo quede supersatisfecha, no sé qué me produjo más placer si tu lechecita o tus dedos en mi cosita. ¿Ósea que si te gusto?
  • No no me gusto me fascinoooo.
  • La próxima vez sacas el papel higiénico antes para que no se te manche la ropa jejejejeje antes de bajarse se puso las medias veladas.

La siguiente vez ya lo saco con más rapidez y empezó a pajearme, le dije ¿qué tal si le das un besito al nene?

  • Seraaaa? Pregunto. -Claro no lo ves como lloraaaa jejeje . .
  • Pues si le veo unas góticas, pero no sabía que eran lagrimas jejeje

Lo miro con la luz de los carros que pasaban y bajo y le dio un besito en la cabeza.

  • Así? Siiii
  • Pero uno solo?
  • Bueno dos o tres solo eso.
  • Y que tal si lo chupas
  • Bueno, pero no vayas terminar en mi boca.

Así que me lo chupo hasta que ya no pude aguantar y le dije.

  • Ya voy a terminar. Acto seguido cogió el papel higiénico y termino masajeándolo
    hasta que salió la última gota.

Así pasaron varios días donde nos masturbábamos mutuamente hasta lograr pequeños orgasmos.

Una noche dijo hagamos algo diferente hoy. Y ¿que se te ocurre?

  • Ahhh yo no sé dime tu algo diferente que yo no se pero que si sea ricooo jejejeje.

Ummm que te parece si te vas sentada en el mientras yo conduzco?

  • Huy siiii, de una. Acto seguido se quitó el interior y dijo ¿Cómo me tengo que poner?
  • Lo primero es parar al nene jejeje

Si claro si no está parado ni modo jejejeje así que me baje un poco el pantalón y ella lo chupo y masajeo hasta que estuvo a punto.

Encendí el vehículo, esta vez íbamos de regreso al pueblo y el viaje normalmente era de unos 50 minutos. Ella se sentó en mi pene, porque ya lo había dejado a punto, yo busque acariciarle esos hermosos senos, pero el brasier no dejaba mucho así que busque la manera de quitárselo y dejarlos al aire libre.

Le puse marcha al vehículo y emprendimos el camino de regreso al pueblo. Mientras nos
desplazábamos ella empezó a bajar y subir. La velocidad ad era un poco lenta y el recorrido de 50 minutos se convirtió en casi dos horas.

Cuando yo quitaba las manos del volante para acariciarle los senos ella mantenía el vehículo en la vía correcta. Como el recorrido era largo y con curvas ella perdía el ritmo que llevaba de subir y bajar para poder concentrarse en tener el vehículo en el carril correcto.

Cuando ya estábamos cerca paramos en un lugar deshabitado y subía y bajaba con más velocidad hasta que me hizo terminar. Así nos quedamos un ratico hasta que perdí la rigidez y se salió.

Es el viaje en auto que mas he disfrutado.

Espero le haya gustado

Compartir en tu redes !!
Carlosrelatos
Carlosrelatos
Artículos: 32