Mi primera relación gay, pero no la última

📋 Lecturas: ️5228
⏰ Tiempo estimado de lectura: 06:00 min.

Este será mi primer relato en esta pagina, sobre mi primera vez.

Yo tenia en aquel entonces 18 años había empezado a cambiar mis ideas, mi personalidad y también mis atracciones que empezaron a ser con chicos y chicas, no me podía imaginar estar de novio o amar a otro hombre, solo era algo físico y me declare a mi mismo ser bisexual sin que los demás lo sepan.

No era delgado pero tampoco era gordo. Un punto medio. Pelo negro muy lacio y un poco largo, practicaba básquet y tenia mis horarios de la escuela muy ocupados por que era una escuela con doble turno.

De igual manera, cansándome y como me costaba con solo ir 2 veces por semanas a entrenar, decidí comenzar natación para complementar y tener un poco mas de musculo y fuerza. La primer semana no hable con nadie, cuando un día me pusieron con otro chico que me atrajo al instante, me saludo cordialmente con una voz no muy varonil, y conforme fue pasando la hora le iba sacando conversación, su nombre era Erik, con características no muy desarrolladas para tener 19 años y casi 20 pelo castaño, ojos que note conforme el tiempo pasaba que a veces lo veía azul y otras veces un gris claro, un cuerpo sin pelo, piel sumamente blanca y delgado, la clase de chicos que me atraían, empezamos a socializar y en los vestidores disimuladamente trataba de ver su miembro, una tarea muy difícil ya que no éramos los únicos.

Y el se tapaba con una toalla en la cintura como la mayoría de los que estábamos allí, a pesar de eso lo pude mirar y me sorprendió que era algo pequeño, con poco pelo y unos huevos acorde a su miembro. Mis fantasías era poder tener una relación sexual con el, pero solo eran fantasías asique decidí dejar de lado eso y seguir practicando ese deporte y hablar con los demás. Empecé a conocer a una chica allí, llamada Andrea, pero mis motivos para hablarle no eran por atracción (o eso pensaba pero eso queda para otro relato), otros chicos.

Ya comenzaba a tener relación con los demás pero prefería estar siempre con Erik, también cuando el no venia, me quedaba con Andrea o con algún otro chico que conocí.

Empecé a ganar la confianza de Erik y nos contábamos nuestros problemas, gustos y demás, pasados unos meses empezó a actuar raro sobre mi, lo notaba diferente y mas cercano, aunque creía que eran ilusiones mías, esa atracción del principio volvía a aparecer y comencé a tirarle indirectas y a veces por accidente lo pasaba a tocar mientras nadábamos un día salimos y me fui a las duchas para sacarme el cloro, el nunca se bañaba en las duchas de la piscina pero tardaba mucho en cambiarse y secarse mientras yo solo tardaba un minuto.

Al terminar fui a los vestidores con mi toalla puesta y estaba solo el y yo, empezamos a platicar y en un momento de descuido se le cayo la toalla dejando a mi vista todo su cuerpo que mire sin disimulo, el la levanto rápido y avergonzado en un instante, pero fue suficiente para elevar mi miembro en sus 16cm haciéndose notar a pesar de la toalla, el comenzó a enrojecerse y no apartaba la vista de mi pene remarcado sobre la toalla, comprendí que era mi oportunidad: deje caer suavemente mi toalla y acercarme despacio hacia el que permanecía petrificado, le abrace y me acerque a su boca dándole un beso apasionado para liberar las tensiones que había en ese momento.

Con una mano le acariciaba la espalda y con la otra le desprendí la toalla, me puse de rodillas con el fin de chupar ese pene que me tenia loco, notando que estaba su pequeño miembro levantándose, le baje el prepucio y comencé a lamerle suavemente el glande que estaba super caliente resaltando un color rojo por la blancura de su piel, luego lo inserte suavemente en mi boca para darle una buena chupada, mientras permanecía quieto con unos pequeños gemidos, empecé a acariciar su culo y su ano que tanto anhelaba penetrar así estuve unos minutos cuando deje mi tarea poniéndome de pie, le di un pequeño beso y le dije que era su turno.

Decidi sentarme y el se arrodillo empezando a meterselo en la boca muy rapido chupandola con cierta fuerza, aquello me sorprendio pero me estaba dando una gran excitación que pude haber terminado al instante, le acariciaba la cabeza mientras esta en su labor y le dije que parara, el medio confundido me pregunto porque y le dije con una leve sonrisa si conocia lo que era un 69, asento la cabeza y me acoste sobre la banca, el se puso arriba mi y siguio chupando con la misma intensidad de antes, por mi parte le empece a lamer sus huevitos hasta llegar a lamber su ano para lubricarlo, el freno por un momento pero siguio chupando.

Lo frene a los minutos antes de acabar y le pedí que se levantara. Me dijo que porque acabamos tan rápido si aun ninguno se había corrido, fue cuando sin decirle una palabra y como si algo me hubiera poseído lo di vuelta con violencia y lo agache un poco, listo para penetrarlo, el en cambio oponía resistencia para no ser “sometido” le puse una mano en la boca y con la otra le agarre las manos.

Acomode la punta en su entrada y comencé a poner presión ya que no quería entrar. Quizás por mi miembro que era muy grueso o su ano estaba muy cerrado, puse mucha mas presión entrando de golpe haciendo estremecerse de dolor a Erik y a mi por la entrada tan brutal. La saque despacio, me aleje unos pasos y le pedí perdón a Erik por lo que le hice. El se acostó en la banca y se retorcía del dolor.

Cuando se recupero un poco me dijo sorpresivamente que le había gustado. Sonreí y comenzamos de nuevo pero mas despacio 🙂 . En un momento el termino sin haberse masturbado y comenzó a gozar aun mas el placer, cada vez lo penetraba mas rápido hasta llenarlo de mi leche, el sin mi petición me la empezó a chupar para limpiarme mi pene que estaba aun muy dura. Nos cambamos y nos dimos un beso para finalizar había pasado una hora. Me fui corriendo a casa y el hizo lo mismo.

Yo mentí diciendo que nadamos mas de tiempo y que estaba tan cansado que vine muy despacio. Me creyeron. En cambio a Erik dijo que fue con unos amigos por el centro y se le paso la hora. Lo castigaron y por unas semanas no lo volví a ver. Hasta que cuando lo vi de nuevo seguimos una relación pero mucho mas cautelosa…

Compartir en tu redes !!
Juan Felipe
Juan Felipe
Relatos: 3