Categorías
Amor Filial

Mi prima noto que tenia la verga bien dura

Hola soy Miguel. Mis primos venían a visitarme, ya que mis tíos se fueron a Francia. Vino mi primo José y mi prima Marta. Ella es rubia castaña, de pelo largo precioso, unos ojos verdes penetrantes, una cara prácticamente perfecta, unos pechos grandes y firmes y un culo, menudo culo.

A mi prima ya la había visto desnuda en la playa. Como le quedaba grande el bikini le vi ese pubis con un poco de vello precioso. Tenia unos pezones duritos que se le salían. Bueno, a lo que iba, siempre me había llevado muy bien con ella y teníamos bastante confianza.😋

Dejó sus cosas en la habitación de invitados y se fue a la ducha. Se había depilado esas piernas de diosa. Salió mojada, se fue a su habitación, y se puso sus pantalones finitos de pijama y su camisetita finita que la resaltaban esos pechos.

Después de cenar nos fuimos a su habitación, en la que habíamos sacado la cama supletoria del sofá. Mi habitación no tenía tele y me fui a la suya. Vimos una película, bromeamos y forcejeamos un poco, tuve la oportunidad de tocarla el culito.😁

Nos tumbamos boca arriba a ver la tele, yo no paraba de mirarla y ella creo que no se daba cuenta. Se hizo tarde y empezaron los anuncios porno. Yo me empalmé e intenté disimularlo, pero ella se había dado cuenta y me dijo «tranquilo, somos primos, a mí no me importa«, así que nos quedamos viendo el porno.

Yo me estaba poniendo a mil, cuando por fin me saqué la polla y empecé a masturbarme. Ella primero me miró sorprendida y apartó la mirada muy rápido, yo le dije que no pasaba nada. Estaba sentada dándome la espalda, se había asustado u ofendido.

Tenia la polla bien dura y ella lo noto

Me acerqué y la abracé por atrás. Ella notó mi miembro en la espalda y se ruborizó, la calmé y la susurré al oído «tranquila». La empecé a besar el cuello, ella respiraba entrecortado. Solo atinaba a decir que parara; pero no la escuché.👣

Puse mis manos en su cintura y empecé a subir. Le dije que estuviese tranquila, le quité la camiseta y agarré por primera vez esos pechos enormes. Estaba excitada y ahí se rindió, se dio la vuelta, me agarró la cara y me empezó a besar apasionadamente.

Empecé a tocar sus pechos, los chupó y los pellizcó. Ella empezó a gemir. Sigo bajando y la empiezo a acariciar por la cintura muy despacio. Le quito los pantalones y ante mi tuve esa increíble vista. Un coño virgen llamándome.👀

Me miró asustada, y le dije «esto te gustara mucho«. Empecé a chuparle los labios vaginales, ella se volteó y empezó a respirar más agitada. Le metía la lengua y la movía muy rápido, chupaba con desesperación su clítoris. Me agarro la cabeza empujándome hacia ella.

Ella tuvo su primer orgasmo

Le metí un dedo y ya estaba al borde del orgasmo. Le metí el segundo dedo y sigo lamiendo su coño, hasta que se corrió en mi boca, con un grito ensordecedor. Esos fluidos estaban riquísimos, ella estaba sudando. Habia tenido su primer orgasmo.😮

Le dije, «ahora te toca a ti» la agaché y le introduje el pene en la boca. Ella empezó a chupar, me hizo una mamada increíble como una experta. Yo estaba en la gloria, no me lo podía creer, mi prima me la estaba chupando!, me corrí en su boca y ella casi se atraganta.

La levanté y la tumbé boca arriba, le dije que separara las piernas y obedeció. También le dije que se la iba a meter y me rogó que no lo hiciera, porque era virgen y que le iba a doler. Todo un caballero le dije que sólo la cabecita y como ya estaba lubricada no dolería.😒

Puse mi verga en la entrada de su coño y empecé a empujar. Costó un poquito; pero solo iba a penetrar la cabeza. Ella tenía una cara de dolor, miedo y placer ala vez. Seguí hasta que me topé con su himen, la advertí que le iba a doler un poco y se la metí de un empujón. Ella gritó.

Se la fui metiendo despacito aumentando el ritmo, poco a poco. Ella empezó a gemir y a gritar porque le dolía; pero el dolor empezó a desaparecer y los gemidos eran rápidos y altos.😉

Empezamos a hacerlo frenéticamente, ella gritaba muy fuerte; pero de placer, señal que su segundo orgasmo se acercaba. Empezó a gritar, a gemir más y estalló en un increíble orgasmo. Yo me vine dentro, ella me dijo que sentía mis fluidos dentro de su vagina.

Luego de tremenda follada, descansamos un rato. Ella me sonrió con un cara de puta y me dijo había sido la mejor noche de su vida. Solo le dije que ahora era mi mujer y que se repetirá.

By: Aldito