Amor Filial | 26.894 lecturas | 04:00

Mi hermosa abuela Clara de 72

Mi hermosa abuela Clara de 72 2

Me llamo José tengo 36 años,mi hermosa abuela se llama clara y tiene 72. Cuando falleció mi abuelo decidí ir a vivir con ella para que no se sienta tan sola,el laburo me quedaba cerca y como soy separado no tuve problemas,clara es una abuela copada,siempre fui su preferido,dicho por ella.

Jamás la Vi con otros ojos,es mi abuelita y la veía como tal. A medida que convivíamos ella se fue soltando, se mostraba ante mi, salía del baño envuelta en una toalla dónde dejaba verse sus hermosas tetas y su cola, yo lo tomaba como un descuido.😍💕

Mi vida pasaba por el laburo y alguna aventura sexual, después era pura paja, ella siempre me esperaba para cenar una que otra película y nada más, los sábados si no salía eran de cena y charlar, una noche después de muchos meses Clarita se había puesto muy subjetiva con su ropa, al verla dije que guapa te pusistes hoy, salís? Pregunté.

Ya que su vestido era hermoso, no me puse así para vos!, me contestó.

Sobre la mesa había vino y me sirvió una copa, me senté en la mesa sirvió la comida y nos pusimos a cenar, mientras lo hacíamos Clarita me miraba fijo yo solo le sonreía, serví más vino y nos dirijimos al living, clarita puso una suave melodía y me dijo bailamos?

Dejamos las copas y nos pusimos a bailar, el perfume que irradiaba clarita era riquísimo, la tomé de la cintura y no sé porque pero mi pija estaba dura, Clara se apretujo a mi y perdí toda noción de que era mi abuela, mi boca comenzó a besar su cuello.

Ella solo suspiraba, mis manos apretaban su hermosa cola, clarita no decía nada, sus manos desabrocharon mi pantalón y libero mi pija, mi abuela clara se arrodilló y comenzó a chuparmela de una manera delicada y suave, su boca se sentía caliente, húmeda, no podía creer que la que me estaba dando su boca era mi propia abuela.

La levanté por sus hombros y le comí la boca, clarita no soltaba mi pija, su mano subía y bajaba por ella, mis manos se apoderaron de sus tetotas, casi arranque el vestido y perdí mi boca en sus pechos, lami, mordí y babosie sus pezones duros, que maravilla mi abuela clarita.

Como pudo ella solita se sacó su vestido, volvió a comerse mi pija, sus gemidos eran fantásticos, mi pija se perdió entre sus senos y prácticamente me cogió entre ellas, sus tetotas blancas revotaban y eso me encantó, clarita por fin omitió palabra, te gustan mis tetitas? Están un poco caídas pero todavía sirven! Abuela tus tetas son fabulosas,son muy lindas.dije.

Cógeme cogeme José!! Por favor necesito tu pija acá!! 

Clarita se acostó en el sillón y me mostró su hermosa conchita, sus labios rosados llamaban a comerlos, creo que fue la mejor chupada de concha que di en mi vida, mi abuelita estaba toda mojada, estuve mucho tiempo comiendola dónde su precioso ano también fue saboreado por mi.

Apoye mi pija en su conchita y la penetre con suavidad, mis manos apretaban sus tetas, que placer sentíamos, los dos gemiamos de placer, de verdad a mi abuelita le estaba haciendo el amor.

Saque mi pija y su pancita recibió mi semen caliente, volví a penetrarla y ella misma se llevó el semen a su boquita, mi pija seguía dura, mmm José vamos a la cama! Dijo clarita, nos levantamos y allí me di cuenta que esto recién comenzaba…

By: José 😁👉

Scroll al inicio