Mi hermana me la chupó bien rico

📋 Lecturas: ️2627
⏰ Tiempo estimado de lectura: 2 min.

Como otras veces, desde hace bastantes años, por el verano, entré en su habitación, para intentar desnudar a mi hermana mayor y disfrutar de sus encantos, mientras está dormida. Cuando me acerqué a su cama, la vi iluminada por las luces de la calle, y fue una deliciosa imagen.

Estaba de lado cara al filo de la cama. Dormía solamente con unas bragas y sin sujetador, por lo que sus tetas estaban colocadas una encima de la otra, dispuestas a recibir una polla entre ellas. Primero me agaché y acerqué mi boca a sus pezones, y los lamí y mamé a mi gusto, hasta que en un momento, la lujuria me invadió y quise llegar más allá, así que me puse delante de ella y me bajé el bóxer y puse mi polla entre sus tetas, y lo oprimí entre ellas, comenzando a frotarlo…. Ufff que sensación más placentera.

Con mis manos agarré sus pechos, aprisionando mi polla y comencé un movimiento de mete y saca entre ellos, como si me los follara… era la locura sentir el calor y la suavidad de sus pechos en mi polla …… Cuando estaba a punto de eyacular, cogí un klinex que había traído previamente y lo puse entre sus tetas, justo debajo de mi polla, corriéndome en ellas.

Terminé de limpiarme y limpiar un poco que salpicó sus tetas. Seguí acariciando el cuerpo de mi hermana, llegando a su culo y jugando con sus nalgas metiendo mi mano por debajo de las bragas.

Mi polla aun no se había bajado del todo, por lo que intenté una nueva locura. Me acerqué a la cabecera de su cama y comencé acariciarle el pelo, separándolo de la cara.

Su boca estaba un poco entreabierta, y soltaba pequeños ronquidos. Comencé a pasar el glande por sus labios, metiéndolo un poco entre sus labios, por el hueco que dejaba su boca entreabierta. Poco a poco la agarré de la barbilla y tiré despacio para abrirla más.

Cuando lo conseguí, volví a meter mi glande entre los labios, notando como me lo apretaba y sentir sus dientes. Introduje un poco más y mi glande pasó los dientes y los notaba como rozaban sobre mi polla cuando comencé el mete y saca.

Se sentía delicioso, sus labios en mi polla.

Antes de eyacular, lo saqué y volví a llenarle las tetas con mi lechada. Después de limpiarla y darle un beso en los pezones y jugar con su culo, me fui a mi habitación a dormir.

Compartir en tu redes !!
Sevilla1972
Sevilla1972
Relatos: 52