Mi esposa disfruta con su novio

📋 Lecturas: ️6175
⏰ Tiempo estimado de lectura: 4 min.

*Me contó con lujo de detalles los orgasmos que tenía cuando la ponía de perrito.

Hace unos días noté cambios en mi esposa. Comenzó a utilizar hilo dental, faldas cortas, se dejó sin pelos el chochito, además se estuvo haciendo enemas, veía cuando metía la bombita a la hora de la ducha.

Cuando regresaba, muchas veces traía el cabello húmedo, se quitaba el hilo para ponerse calzón limpio, varias veces se lo revisé y tenía mocos, ¡era semen!, empecé a tener celos de pensar que alguien se andaba cogiendo a mi mujer.

Un sábado por la mañana amanecí con la tranca bien parada y comencé a acariciarla, pensando que nos echaríamos el mañanero, pero para mi sorpresa lo que hizo fue introducirse mi pene en la boca hasta hacerme venir, se tragó hasta la última gota, me dejó satisfecho, pero con muchas dudas y preguntas rondando mi cabeza.

No se dejó desnudar, únicamente logré meterle los dedos entre el pijama y estaba bastante mojada, pero no se dejó coger, también le mamé los senos, los pezones los tenía bastante duros. En otras ocasiones y en esas condiciones mi mujer me habría suplicado que la cogiera hasta por el culito, en esta ocasión no dejó que yo avanzara. Me besó en la boca con sabor a mi semen y se levantó.

Cuando regresó de verse con su amante, se sentó a mi lado en la sala y me dijo que estaba teniendo una relación fuera de matrimonio, ¡desde hace 2 meses!, que sin querer hacerlo me había tomado la palabra cuando una vez le dije que me gustaría dejarla coger con alguien.

Me dijo que estaba arrepentida, que sin darse cuenta se empezó a liar con un compañero de trabajo, que este día había terminado con él porque me amaba y no deseaba que nos separáramos. Mientras me platicaba, tuve una erección, estaba excitado de solo escuchar que me decía que estaba cogiendo con otro.

Sin pensarlo le dije que me contara con detalles cómo le hacia el amor su amante. Le metí dos dedos en la vagina, aún la llevaba con semen. Su amante le dio una mamaba hasta que se vino en su boca, posteriormente hicieron el 69, al tiempo que él le metía hasta tres dedos en el ano, para dilatarlo, ya que la puso de perrito y empezó a metérsela hasta que ella tuvo otro orgasmo de solo sentir que la estaba taladrando con su enorme tranca, se la sacó y se la metió por la vagina, hasta dejársela llena de semen, la ponía a mil cuando él le rozaba el clítoris con la cabeza de la verga.

Le dije que la amo, que estaba dispuesto a compartirla, que deseaba que disfrutara y fuera feliz con otra verga. Me agradeció que le diera permiso de tener amante, solo le pedí que me contara con detalles como la cogía y como la hacía disfrutar. Esa noche cogimos bien rico y nos decíamos que nos gustaría que Lalo, su amante, hiciera un trío con nosotros.

También me contó que cuando regresaba de verse con su amante le gustaba besarme después de haberle hecho sexo oral, además se excitaba de saber que traía la vagina llena de leche y muchas veces le hice sexo oral o cuando la penetraba se juntaba el semen de sus dos hombres.

Invitamos a Lalo a que llegara a la casa, entre los dos le dimos una buena cogida a mi esposa que lloraba y gritaba del enorme placer que sintió cuando los dos la penetramos al mismo tiempo. También nos contó que cuando los dos empezamos a eyacular dentro de ella, yo en su culo y su amante en la vagina, sintió un placer indescriptible, situación por la que frecuentemente nos pedía que la cogiéramos al mismo tiempo.

Duramos dos años y medio con esa hermosa relación, hasta que él se casó, con la promesa que un día vendría para compartirnos a su esposa. Seguimos esperando, ojalá y cumpla, porque su mujer es un hermoso bombón.

Compartir en tu redes !!