Me emborrache y tuve sexo con 3 hombres en una fiesta

📋 Lecturas: ️24517
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

El año pasado mi esposo y yo nos separamos y tengo que admitir que pase por un periodo bastante oscuro de mi vida. Yo culpaba a mi esposo de nuestros problemas y en mi tonta inmadurez decidí serle infiel aun cuando todavía estábamos casados, simplemente para faltarle el respeto y tratar de humillarlo.

Empece a salir con varios de sus compañeros de trabajo y me acosté con algunos de ellos, no voy a contar todos los detalles de aquellos meses sino de la noche especifica que como dije en el titulo tuve sexo con 3 hombres diferentes. 😘

Esa noche era la fiesta de cumpleaños en casa de un amiga, amiga que por cierto también era bastante alocada y sabia bien de mi intención de serle infiel a mi marido.

En esos días yo habia empezado a salir con Adolfo y ya habíamos tenido sexo anteriormente en su casa. Esa noche cuando llegamos juntos a la fiesta Alfonso quería tener sexo conmigo nuevamente, se habia puesto caliente probablemente por la minifalda cortísima y sandalias muy sexys que me habia puesto.

Bueno, como yo conocía la casa de mi amiga, lo lleve a Adolfo a una habitación vacía y lo deje que se desquitara todas las ganas que me tenia en la cama.

El sexo fue bueno, Adolfo era un caballero, ambos nos besamos muy apasionadamente, nos dimos sexo oral, caimos en la cama y Adolfo me agarro por las piernas y las caderas y me hizo su mujer muy apasionadamente encima de la cama. Adolfo me gustaba, asi que tengo que decir que me esmere en complacerlo acariciandolo con los pies y lamiéndolo. Al final lo hice venirse bastante fuerte, lo cual me causo mucha satisfacción como mujer.

Salimos de la habitación juntos y algunos por supuesto se dieron cuenta que acabábamos de tener sexo. Recibí algunas miradas juzgadoras de personas que sabían que estaba separada de mi marido pero la verdad no me importo. Si esa noche hubiera tenido sexo solo con Adolfo creo que no hubiera resultado tan mal, pero lamentablemente las cosas no se quedaron ahi.

La noche siguió avanzando y la verdad yo empezó a tomar y bailar

Por supuesto que de la manera como estaba vestida muchos hombres me miraban las piernas y el culo con ganas de empujarme a un cuarto y culiarme. Tengo que admitir que me gustaban esas miradas y aveces hasta las provoque

Cerca de las 11 de la noche, otro hombre, Carlos me había estado sacando a bailar insistentemente. Yo conocía a Carlos a través de mi marido también y Carlos empezó a ponerme las manos en las caderas, a tratar de besarme el cuello y a susurrarme en el oido que quería llevarme a un cuarto para comerme toda.

Adolfo con quien había llegado a la fiesta se habia distraído conversando en la terraza con otras personas. Yo estaba saliendo con Adolfo pero la pura verdad no tenia ninguna intención de tener nada serio con el, en ese mismo momento con las copas que tenia encima la verdad la idea de hacer una tremenda puteria y acostarme con Carlos en la misma fiesta me sonó como algo de lo que no podia perderme. Con una sonrisa malvada, le dije a Carlos que si no le tenia miedo a mi pareja, podía llevarme a una habitación vacía de la casa.

Ya se imaginaran la clase de sexo que tuvimos. Carlos me empujo contra la cama, me subió la falda, me bajo el calzón y básicamente me metio toda la verga  inmediatamente! Fue un sexo de esos de fiesta, casual, fuerte y tengo que decir que Carlos me la clavo contra la cama con todas sus ganas.

El sexo fue muy diferente al encuentro que habia tenido con Adolfo unas horas antes, pero si soy sincera, me gusto que Carlos me lo hiciera de esa manera fuerte! Hacia mucho tiempo que un hombre no me agarraba de esa manera vulgar con la falda subida durante una fiesta.

Salimos de la habitacion y para mi mala suerte Adolfo se habia enterado de la puteria que acababa de cometer. La verdad hasta el día de hoy lamento un poco de que Adolfo se habia tomado nuestras salidas mas en serio de lo que yo pensaba. Estaba visiblemente molesto y luego de una conversación de la que prefiero ni siquiera acordarme, se retiro de la fiesta ofendido.

Me gustaría decirles que me sentí mal por haberle hecho eso a Adolfo pero estaría mintiendo, si soy sincera si me sentí mal por unos minutos pero como dije en un principio en ese momento de mi vida la verdad no me importaba mucho las cosas.

Carlos se había marchado de la fiesta también seguramente por miedo a que Adolfo le diera una trompada. Asi que me quede sola por unos minutos conversando con mi amiga y fue ahi cuando Quique apareció!

Bueno, ya se imaginaran lo que Quique quería! En otras circunstancias me hubiera parecido hasta ofensivo que Quique se acercara a mi con obvias intenciones de querer cogerme también, sin embargo esa noche ya saben la forma como quería comportarme.

Me hice la didicil por unos minutos pero creo que tanto Quique como yo sabíamos bien en donde íbamos a terminar. Luego de reírnos, tomarnos un trago y bailar, Quique me llevo nuevamente a una habitación de la casa, supuestamente para conversar pero yo sabia bien que Quique queria meterme la verga.

Bueno, tuve sexo con Quique tambien, y ya se imaginaran la forma como Quique me agarro en esa cama, fue un sexo aun mas fuerte y salvaje de como habia sido con Carlos. Quique en un momento me volteo en la cama para ponerme en posición de perrito, me agarro por las caderas y la verdad me penetro tan brusco; aun asi le devolví toda la agresividad en el sexo y quizás puedo decir que fue una de las experiencias mas fuertes que he tenido en mi vida.

Luego de terminar el sexo, Quique me dejo toda maltrecha encima de la cama y se marcho. Yo estaba que no podia ni moverme asi que me quede dormida ahi hasta el día siguiente.

Por supuesto que a la mañana siguiente al despertarme y salir, mi amiga me miraba con una sonrisa que no se le quitaba con nada. Hasta el día de hoy no se si era una sonrisa de burla, de estar juzgándome o quizás hasta de envidia. No lo se, pero ella si sabia que habia tenido sexo con 3 hombres diferentes la noche anterior y me repetía que no podia creerlo.

Me sentí mal todo el día siguiente, la verdad me sentí como una puta y una cualquiera, pero si soy sincera poco a poco me importo cada vez menos lo que pudiera pensar la gente. Si tuve sexo con 3 hombres, ninguno me importo mucho la verdad, y ninguno me abuso porque estaba consciente en todo momento que tuve sexo con ellos. No me considero ni mas ni menos mujer luego de esa noche la verdad.

Mi esposo y yo regresamos aproximadamente 6 meses mas adelante de esa noche

Yo se que él sabe que sali con algunos de sus amigos mientras estuvimos separados, el también salió con otras mujeres. Creo que en el momento que decidimos regresar, simplemente acordamos olvidarnos de cualquier cosa que habíamos hecho y empezamos en una pagina nueva.

Tengo que admitir que felizmente mi esposo no me cuestiono sobre aquella noche porque creo que ni yo misma sabría que excusa darle por la manera como me comporte.

Aun así cuando recuerdo esa noche, la verdad me sale una sonrisa maliciosa.

By: Mariella💕💕

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4237