Mary Una Madre Muy Puta, La Fiesta

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Que tal, me llamo mary tengo 45 años, y tengo un hijo que esta cursando la universidad, me saltare los preámbulos e iré al grano, desde hace algún tiempo e comenzado a tener relaciones sexuales, con algunos compañeros de mi hijo, por que, simplemente no lo se, y n este relato y otros mas les contare algunas de mis aventuras con estos chicos,

La fiesta a terminado y estoy sentada en la codera del sillón, tragándome la verga de uno de los amigos de mi hijo, si así es, como lo leen, le estoy haciendo sexo oral a un amigo de mi hijo, la razón, no lo se, será que simplemente los amigos de mi hijo me ponen muy caliente, a los muy cabrones les gustan las maduras y desde que los conocí, no me quitaron la mirada de encima y siempre buscan la oportunidad, para poder tenerme, como el día de hoy, que aprovecharon la fiesta y embriagaron a mi hijo, y es que son tan incipientes, al que se la estoy chupando me tiene bien sujeta del cabello y no deja de meter y sacar su verga de mi boca, sus embestidas son tan fuertes, que cada vez que la mete, siento como su verga me llega hasta las anginas, la deja un rato dentro y después la vuelve a sacar, para mi no es ninguna molestia, soy una mujer madura y e tragado mas vergas de lo que se imaginan, y hasta me atrevo a decir que me gusta que sea así, el chico parece desesperado, sus caderas se mueven de atrás hacia adelante sin ningún control, yo solo me quedo quieta y abro lo mas que puedo la boca, y dejo que me haga lo que quiera y claro, después de unos minutos, sus piernas se tensan me sujeta mas fuerte del cabello y puedo sentir como su miembro se hincha dentro de mi y en segundos, siento como su semen choca contra mi garganta y comienza a inundar mi boca, y después, su pene se va haciendo pequeño, el me suelta, a la vez que dice,

– vaya, señora mary, su boquita es una maravilla,

Yo no le puedo contestar, ya que el semen es demasiado y me cuesta algo de trabajo tragármelo, de inmediato, el siguiente chico se para frente a mi, se desabrocha el pantalón y me pone su verga justo frente a mi cara, pero no la introduce a mi boca, si no que me dice,

– mary, pásate mi verga por la cara,

Me acerco a el, sujeto su verga y comienzo a restregarla por todo mi rostro, comienzo por mis mejillas, la paso de arriba hacia abajo, después por mi frente, mi barbilla y termino rozándola ligeramente con mis labios, levanto un poco la mirada y veo el rostro de aquel chico, se le ve complacido, sabe que me tiene a su disposición y eso lo hace sentir que me tiene dominada, continuo pasando su verga por mi rostro, se siente bastante caliente, podría decir que esta hirviendo y el contacto de mi piel con su piel, me hace tener escalofríos y eso, para serles sincera, me pone muy caliente, y de pronto me dice,

– trágatela despacito mary

Abro mi boca y sin detenerme comienzo a tragar ese pedazo de carne caliente, no es mas larga que la de su amigo, pero si es mas ancha, lo que me forza a abrir un poco mas mi boca, pero después de unos segundos, logro tragarla por completo, el muchacho sabe que me tiene bien ensartada por la boca, así que me sujeta por el cabello, y me jala hacia su pelvis, aprisionando mi cabeza casi por completo y una vez así, me dice,

– usa tu lengua mary,

yo casi no puedo mover mi cabeza, así que como puedo, comienzo a pasar mi lengua alrededor de su verga, la paso de un lado a otro, tratando de complacerlo al máximo, y después de unos minutos, unos hilillos de baba escurren por la comisura de mis labios, comienzo a toser y el me suelta y rápidamente saca su verga de mi boca, ve que mis ojos están lagrimeando y mi respiración es algo agitada, pero a pesar de eso, no me suelta el cabello, al contrario, me sujeta fuertemente y jala mi cabeza hacia atrás, obligándome a levantar mi rostro, mientras me dice,

– quien la viera señora mary, siempre tan seria y resulto ser una traga vergas tremenda,

Recupero un poco el aire y le contesto,

– nada mas no le digan nada a mi hijo, por favor,

el chico rie y me dice,

– no te preocupes putita, pero deja de hablar y comienza a masturbarme, ya me urge vaciar mis bolas y quiero que toda mi lefa te caiga en la cara,

Sujeto su verga y comienzo a mover mi mano lentamente, el no me suelta del cabello, al contrario, me a agarrado mas fuerte, a la vez que me exclama,

– vamos mary, hazlo mas rápido,

comienzo a mover mi mano de forma mas rápida, el comienza a tensar sus piernas y después de un minuto a dos de estarlo masturbando, tres grandes chorros de semen se impactan justo en mi boca, yo trato de no mover mi cara, y en segundos estoy escurriendo de semen, mi boca, mis mejillas y parte de mis pechos, están llenos de semen, el chico me mira complacido y al fin me suelta del cabello, lentamente se aparta de mi, yo intento levantarme para ir al baño a limpiarme, pero el chico me dice,

– donde vas putita..!! Quédate así, deja que mi semen se seque en tu cara,

no tengo de otra y me quedo sentada, los dos se arreglan sus ropas, se toman rápidamente otro trago y después de decirme, gracias puta, salen de mi casa, yo me quedo todavía algunos minutos mas sentada en la codera, no se por que hago esto, pero no me interesa averiguarlo, subo a ver a mi hijo y sigue reposando la borrachera, voy al baño, me paro frente al espejo y veo mi cara completamente brillosa, abro la regadera y me meto a bañar, no se en que termine esto, pero me gusta,

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236