La Infidelidad de mi mujer con su tío

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

Como en toda relación siempre hay altas y bajas, no todo en la vida es felicidad, debo decir que parte de mis acciones tuvo unas consecuencias de las que nunca me imaginaria, mi esposa es una mujer alta de buen cuerpo, no me puedo quejar de eso, pero los hombres siempre queremos probar otras mujeres y por más que tengas a la mujer más hermosa del universo siempre deseas follarte a otra.

La crisis llego a mi hogar cuando mi mujer me pesco mensajes en mi móvil, siempre fui cuidadoso de eso pero lastimosamente la única vez que deje mi móvil sin contraseña es que ella me leyó todos los mensajes y hasta fotos y videos que me enviaba mi amantes en ese momento, prácticamente después eso mi mujer casi no paraba en mi casa, cuando llegaba no la encontraba, solo le preguntaba a mis hijos por ella y solo me decían que iba a la casa de su abuela.

Pasaron un par de meses y todos los días era lo mismo, nunca la encontraba y hasta en algunas ocasiones no llegaba a dormir, eso me fue incomodado mucho, y quería comprobar que tan cierto era eso, para esas fechas me programaron vacaciones, todos esos días supuestamente salía a trabajar, pero yo quería saber que tan cierto era eso de que ella realmente se iba a la casa de su abuela.

Bueno y si, en verdad ella todos los días iba para allá, salia despues del medio dia, supongo que salia a esa por lo que tiene que xoxinar para mis hijos, todos esos días que estuve siguiéndola ella iba para allá, pero me di cuenta de algo que no era normal, su abuela prácticamente vive sola en el primer piso, y en el segundo piso vive su hijo, tío de mi esposa, ese señor es un tipo de unos 50 años hasta un poco más creo, delgado y la verdad no muy agraciado.

En esos días que el llegaba de trabajar, mi esposa subía y hasta algunas veces lo hacía con su abuela, pero después de que ella bajase, nuevamente subía mi mujer, y se quedaba hasta tarde incluso hasta apagaban las luces de la sala, hasta las veces que no llegaba a casa no veía que ella baje de la casa de el, eso ya se me hizo rarisimo.

No quería o no podía pensar algo malo, esos pensamientos eran remotos para mi, de que pueda pasar algo allí, podría hasta pensar que ella se quede en un cuarto aparte, eso era lo más inocente que podría pensar, pero quería saber que es lo que realmente pasaba allí, todos esos días me quedaba hasta tarde esperando.

Esto pasó un día viernes, eran más de las 10 de noche, llega un motorizado llevando algún pedido, toca su claxon, y alguien asoma la cabeza por la ventana, mire a lo lejos y pude notar que era mi mujer, a minutos baja su tío, pero el baja en short y sin polo, eso ya era más sospechoso aún, por mi cabeza se me cruzaban un montón de cosas, el estómago se me revolvió, sentía nervios y mucho miedo, no sabía que hacer, no sabía si ir tocar la puerta y enfrentar a lo que este pasando.

Pasó casi 40 minutos y me acerque, pensé en tocar la puerta, trataba de oír algo, pero no se oía nada, veía la manera de entrar, pero no se podía, pero justo por esa ventana en la cual mi mujer se asomo, la dejo junta empuje un poco y realmente estaba abierta y se oia algo de musica.

Con mucho cuidado empuje la venta , abrí un poco la cortina y todo estaba prácticamente oscuro, podía sentir cada latir de mi corazón, mis manos me temblaban, pero tenía que saber que pasaba, estiré mi brazo y pude abrir la puerta, sin hacer ruido alguno pude entrar, nervioso, tembloroso me iba acercando.

Escuchaba la voz de mi mujer, oía como se reía a carcajadas, la puerta estaba casi abierta, pero que estaba viendo, no puedo creer, una imagen tan decepcionante, las lágrimas por mis mejillas caían, estaba alli mi mujer de rodillas mientras su tío le estaba comiendo el Qlo.

La pose de mi mujer era imponente

El tamaño de esas nalgas hacia que se le veía espectacular, no se porque me quede quieto sin hacer nada, no se si era morbo o querer saber que más pasaba, y si, después de que el termino de comerle el Qlo el se hecho en la cama, y mi mujer empezó a mamarle la verga, debo decir que el tamaño que el la tenía era hasta más grande que la mía, mucho más grande, esas con las que ella se la comía ni conmigo lo hacía.

Ya sentía algo de rencor y odio, ver como ella se lo hacía, después de eso mi mujer así opuesta de espaldas se acomoda la verga de su tío en la entrada de su raja, se la mete absolutamente toda, como si ya estuviera acostumbrada al tamaño de su verga, empezó a moverse como no se imaginan, la desesperación con la que ella se movia, hasta hacía hasta lo imposible para no gritar o gemir.

Podía ver como rebotaban esas nalgas, me sentía decepcionado y a la vez algo caliente, pero no podía resistir más, me arme de valor y entre, lo primero que hizo al verme y la verdad me sorprende la reacción de ella, se hizo a un lado solo se tapó un poco y me dijo…. que haces acá? No espere que me responda eso, sin ningún tipo de remordimiento, lo único que hice fue insultarla hasta más no poder; pero su mirada fría y sin remordimiento me dejó helado, pero caballero me fui con decepción.

La Infidelidad de mi mujer con su tío parte 2

Después de aquella mirada fría y sin remordimientos de mi mujer después de encontrarla nada más que con su propio tío, al irme pensé que ella vendría detrás mío, pero no fue así, me sentía destruido, mi orgullo quedó por los suelos, me sentía devastado, y peor aún después irme y tontamente pensar que vendría detrás mío, no fue así.

Me quedé en la puerta esperando a ver si regresaba, pero nunca llego, me quedé allí casi en la puerta, quería ir y hasta pensé en hacer una locura, pero no valía la pena ensuciarme las manos por culpa de esa puta, cuando en ese momento escucho los gemidos de ella, no podía creer que después de que la descubriera ella seguiría follando con su tío.

No se que me paso y sin hacer algún ruido regrese donde estaban, me asome y pareciera que nunca había llegado y le habría reclamado algo, ella seguía encima de su tío, esa manera de como ella se montaba encima de él, no se si ella al verme y hacerle esa escena la habría calentado más, pero el ímpetu con el que montaba a su tío era espectacular.

Ver esas tremendas nalgas que ya nunca iba a poder comer estaba entregada completamente hacia su tío, miraba fijamente como le entraba y salía tremendo tamaño de verga, mientras que a ella no le importaba los tremendos gemidos que daba por el placer que le estaba dando su tío.

Aquel líquido blanco que que chorreaba a través de la verga de el, era más que evidente que era la primera vez que la estaban haciendo gozar de una buena follada y con una buena verga, sintió, apretaba sus tremendas nalgas, la palmoteaba, le abría las nalgas dejando ver su delicioso ano.

La cama parecía que se iba a desarmar por los movimientos que daba mi mujer, o mejor dicho mi ex mujer, ella estaba extasiada, fue en ese momento que su tío intentaba meterle algunos dedos en el culo a mi mujer, poco a poco iba introduciendo uno, dos hasta tres dedos, mientras que ella estaba totalmente descontrolada.

Cuando ella llevo su mano hacia su culo y era que ella se lo estaba ensalivando, levantó un poco el culo, tomó la verga de su tío, y de a pocos se la iba metiendo por ese delicioso culo, el tamaño de la cabeza de esa verga era enorme, pero al parecer ese culo ya estaba acostumbrado a el tamaño de su verga, hasta que después de a verse introducido la cabeza lentamente empezó a metérsele toda.

Así poco a poco iba montándose, sus movimientos iban aumentando, cada vez iba más y más rápido, así ella sin descaro alguno empezó a gritar como la puta que es, pidiéndole cada vez más y más, se puso de cuclillas, y esa primera plana que tenía de como le entraba y salía la verga era pero espectacular.

Sin darme cuenta, en que momento cambió mi estado de animo, tal vez la calentura, pero sabía que después de eso me sentiría devastado, solo pensaba y seguir admirando lo puta que llevaba adentro, así ella seguía subiendo y bajando la verga de su tío, tratando de metérsele cada vez más y más, abriéndose nalgas para que no quede un milímetro de verga a fuera, hasta que ella sin sacarse la verga empezó a menearse más y más.

Sus gemidos aumentaron de ambos, hasta que al mismo tiempo los dos dieron un gran grito, era evidente que tanto el como ella se vinieron al mismo tiempo, ella no dejaba de montar la verga de el, más al contrario ella quería más y más.

Bajo de la verga de su tío, y empezó a mamársela, ya no podía seguir allí, al bajarse ella de la verga de el podría notar que yo aún los estaba espiando, y ya no quería pasar más humillaciones, escuchaba como ella le decía lo rica que era su verga, y que quería que le de duro toda la noche.

Fue así que me retiré muy valiente pero a la vez con el corazón destrozado.

Pasaron algunos días hasta que llego ella, y lo único que me dijo, era que se mudaba a la casa de su abuela con mis hijos, y esas fueron las consecuencias de mis acciones, no termino de la mejor manera, pero todo continua..

By: Juan 🤣😂

Te puede interesar este video: Esposa infiel sacando cuernos a su marido

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236