Induje a mi esposa a probar otra verga 3

📋 Lecturas: ️
⏰ Tiempo estimado de lectura: min.

LA ESPOSA.

Mi esposo me mostró los relatos que escribió acerca de nuestras aventuras sexuales con Raúl, siendo sincera me gustaron y hasta me excitaron por lo que le sugerí permitirme relatar yo el presente.

Como comentó mi marido desde el primer encuentro con Raúl me hizo suya tan rico que me volví su amante teniendo varios encuentros con él, me hizo suya en su casa en la mía en la propia cama de mi marido, en su coche, en donde quería y como quería haciéndome disfrutar sexualmente como loca.

A petición de mi marido no le dije a Raúl que estaba enterado de esto para no quitarle el suspenso el encanto y la adrenalina que provoca éste tipo de relaciones, hasta que una ocasión que sería el cumpleaños de mi marido le hablé por teléfono a su oficina diciéndole que estaba tan caliente que me estaba tocando en ése momento. 😵

Esa noche me dejaría hacer lo que él quisiera y como quisiera, tuvimos una charla por teléfono muy cachonda que me puso muy caliente, en la noche me hice un enema para estar bien limpiecita para que me diera por ahí, me duché, afeité mi pubis en un perfecto y diminuto triángulo, me duché y perfumé todo mi cuerpo.

Lo esperé en la sala con luz tenue una rica cena y vino, me vestí muy cachonda con un conjuntito de lencería muy sexy la tanguita con abertura en la entrepierna, liguero, medias, un disfraz de colegiala con una micro falda que no dejaba nada a la imaginación, el top apenas cubría mis senos de una tela que denotaba claramente mis pezones y zapatillas altas. 🤩

Cuando escuché su auto entrar a la cochera me dirigí a la entrada al escuchar el cerrojo de la puerta me di vuelta dándole la espalda a la puerta y caminé meneando candentemente mis caderas me dirigí a la sala, me incliné en la mesita de centro para servir las copas de vino parando provocativamente las nalgas mostrándole descaradamente lo que se iba a comer ésa noche.

Voltee a verlo sonriéndole maliciosamente y ¡¡¡oh sorpresa!!! era Raúl el que estaba ahí parado mi esposo entró detrás de él y dijo: woooowww que hermosa te ves, o no Raúl? – súper hermosa, contestó Raúl, no sé por qué pero me dio pena estar vestida así frente a mi amante con mi marido a un lado.

Mi marido lo notó y dijo: no te preocupes ya le platiqué todo a Raúl, jijiji, los tres soltamos las risas, les dije que iría a la cocina por otro juego de cubiertos y otra copa pues no esperaba otro invitado, me dirigí a la cocina.

Las piernas me temblaban sabiendo que ambos miraban mis nalgas, estaba en la cocina estirándome a una alacena para alcanzar la vajilla cuando por detrás se me acercó Raúl con el pretexto de ayudarme restregando su paquete en mis nalgas, me inclinó sobre el gabinete, se agachó me abrió las nalgas besó mi culo y comenzó a lamer desde mi clítoris hasta mi chiquito introduciéndome toda su lengua. 😛

Yo comencé a escurrirme y él se tragaba mis jugos vaginales después se incorporó y así como me tenía de espaldas a él empinada sobre el gabinete sacó su erguida y babeante verga la incrustó en mi bollito y tomándome de las caderas comenzó a bombeármela ansiosamente.

Tan rico que levantaba mis pies despegándolos del piso alternando sus movimientos de suaves pero firmes hasta fuertes y rápidos haciéndome gemir y jadear de placer, -¡¡¡ahhhh ahhhh, asiiii asiiii masss maaass aaahhh aaahhh, que rrriiicooohhh que rrriiicooohhh, aaahhh aaahhh!!! puse mis ojos en blanco porque se me nubló la vista y así me arrancó mi primer orgasmo. 🙃

En la cocina se escuchaba el chacualeo de su verga removiendo mis fluidos vaginales el golpeteo de mis nalgas chocando con su velluda pelvis, me dio unas nalgadas, él parecía pulpo manoseándome toda, estaba a punto de tener mi segundo orgasmo cuando se apartó de mí, me dio vuelta poniéndome de frente a él.

Me cargó me sentó sobre el gabinete se colocó entre mis piernas y me penetró yo rodeé con mis piernas su cintura y continuó el mete y saca, entonces por encima de su hombro pude ver a mi marido espiándonos morbosamente.

Me prendió muchísimo que observara cómo se estaban cogiendo y haciendo gozar a su mujercita y para darle gusto a su morbo puse más ahínco en la cogida gimiendo y jadeando de placer, gritando como loca.

 -¡¡¡aaaaay!!!aaaay!!!aaaahhhh!!! aaahhh aaahhh que rrriiicooohhh que rrriiicooohhh aaahhh aaahhh asssiii asssiii masss maaass aaahhh aaahhh, ésta vez no me dejó terminar dejándome muy caliente, nos quedamos quietos un momento calmando nuestro agitado respirar. 😆

Arreglamos nuestras ropas y nos dirigimos al comedor, cenamos ligero y bebimos el vino, después pasamos a la sala mi esposo sacó una botella de whisky y una de tequila charlamos amenamente y bebimos varias copas, el alcohol nos desinhibió por completo.

Mi cornudito puso música erótica y me pidieron que bailara para ellos, me levanté y bailé muy sugestivamente mostrándoles mi trasero y mis senos, entre chascarrillos y bromas ellos no perdieron la oportunidad de toquetearme y darme algunas nalgadas.

Luego mi cornudito se levantó a bailar conmigo y le pidió a Raúl que se nos uniera poniéndome en medio de ambos comenzamos a bailar muy pegaditos los tres restregándome sus paquetes por delante y por detrás masajeándome los senos y las nalgas poniéndome a 1000° yo sólo sollozaba de placer y acariciaba sus paquetes por encima de sus pantalones.

Mi esposo se sentó en el sofá mirando cómo bailando muy pegadita a Raúl éste me manoseaba por todos lados, bajando sus manos hasta mis nalgas masajeándolas y separándolas para dedearme el ano, con otra mano mi clítoris mientras chupaba mis senos succionando y mordisqueando mis erectos pezones arrancándome gemiditos de placer. 👩

Mi cornudo marido observaba cómo se cachondeaban a su mujer comenzó a masturbarse y ayudándole con su labor me incliné para chuparle su erguida y babeante verga lamiendo desde sus huevos hasta la punta de su glande apretando con mis labios la cabeza lamiendo su orificio y saboreando su delicioso fluido pre seminal.

Me la fui tragando suavemente poco a poco hasta tenerla en la garganta y arquear comencé a mamársela a todo lo largo babeándola toda, así empinada Raúl aprovechó mi posición para hincarse y lamer desde mi raja hasta mi culito, después se incorporó me tomó de las caderas me penetró y comenzó el mete y saca mientras yo sé la seguía chupando a mi cornudito.

Luego cambiaron de lugar Raúl, se sentó en el sofá le hice lo mismo que a mi marido y el ME penetró mi bollito, después mi cornudito me pidió que me sentará a horcajadas en la verga de Raúl y se agachó para ver cómo me tragaba cm a cm la verga de su sancho. 😮

Raúl me abrió las nalgas y le preguntó a mi cornudito: te gusta ver cómo se traga mi verga? sí, se la traga rico, me di ricos sentones en su verga meneando candentemente mis caderas y nalgas gimiendo y jadeando de placer, – ¡¡¡ahhhh, ahhhh, mmmhhh, mmmhhh!!!.

Mi marido se incorporó me abrió las nalgas y me penetró por detrás haciéndome el tan anhelado y delicioso sándwich ¡¡¡ era la locura !!! tener ahí a mis dos machos dándome tanto placer picándome con sus erguidas y venosas vergas por ambos lados, por mis dos hoyitos al mismo tiempo que comencé a berrear y bramar como hembra en brama. 😁

¡¡¡ aaahhh aaahhh aaahhh asssiii asssiii masss maaass aaahhh aaahhh que rrriiicooohhh que aaahhh aaahhh asssiii asssiii masss maaass aaahhh aaahhh!!! -te gusta? preguntó mi cornudo, – aaahhh aaahhh sssiii, asiiii papi, me encanta, ahhhh ahhhh, mmmhhh, mmmhhh, asiiii asiiii masss maaass, ahhhh ahhhh!!! luego Raúl le dijo a mi marido: -cambiamos? quiero probar su culo.

Cambiaron de posición y Raúl me penetró por detrás arrancándome un ¡¡¡ahhhh!!! de placentero dolor pues su verga es más grande gruesa y cabezona que la de mi esposo, así estuvieron buen rato para darme los dos por ambos lados hasta que mi cornudito propuso irnos a la recamara.

Ya en la cama me cogieron como quisieron en diferentes posiciones de a perrito, piernas al hombro, de a cucharita, de tijerita, chivito en precipicio, me dieron a mamar sus vergas yo no paraba de gritar y gemir de placer jalando aire por la boca, no sé bien cuántos orgasmos tuve, perdí la cuenta hasta que no pude más. 😵

¡¡¡ahhhh ahhhh asiiii asiiii masss maaass aaahhh aaahhh que rrriiicooohhh que rrriiicooohhh ahhhh ahhhh no paren no pareen me veeennngooohhhhhh me veeeennnngoooohhhhhh!!! y exploté en un intenso y delicioso orgasmo ¡¡¡ aaaaaaahhhhhhhhhh!!!! -¡¡¡sssiii, sssiii yo también¡¡¡ contestó mi cornudo. ¡¡¡yo también!!! dijo Raúl y me aventaron sus mocos inundando literal mis dos hoyitos con su hirviente leche.

Los mocos de ambos escurrían por mis nalgas estaba atascada de semen y caímos rendidos juntando nuestros sudorosos cuerpos y nos quedamos bien dormidos. 😛

Al otro día desperté con la verga de Raúl en mi bollito, me estaba cogiendo muy despacio de a cucharita. Yo volteé a verlo con mirada aprobatoria asombrada de que tuviera para más pues con mi cornudito no estaba acostumbrada a eso.

Le paré mis nalgas facilitando la penetración los movimientos de la cama y mis gemidos despertaron a mi cornudo marido quien también asombrado y sonriente comentó aprobatoriamente: siguen? son unos golosos, jajaja, se fue a preparar un café dejándonos a solas. 😘

Cuando regresó, Raúl ya me tenía de a perrito jalándome de las caderas hacia él, ambos gemíamos y jadeábamos de placer ¡¡¡ahhhh ahhhh, ooohhh ooohhh, ahhhh ahhhh asiiii asiiii masss maaass ahhhh ahhhh que rrriiicooohhh ahhhh ahhhh que rrriiicooohhh, ahhhh ahhhh, mmmhhh mmmhhh, ahhhh ahhhh asiiii asiiii masss maaass ahhhh ahhhh!!!.

Mi marido se sentó en el piso me acarició el rostro y los senos, apretó mis pezones diciéndome: así mi amor así, disfruta, goza rico mami, hasta que Raúl y yo terminamos a la par caí exhausta sobre la cama y Raúl encima de mí, terminé con la vulva, los labios de la boca y de la vagina hinchados y rosados y el chiquito” (en ese momento no tanto) adolorido pero deliciosamente satisfecha. 😋

Descansamos un rato nos metimos a bañar los tres juntos ambos me enjabonaron y acariciaron todo el cuerpo y les di de desayunar, ésta vez en babydoll sin bra y con una diminuta tanguita, al estar sirviendo ambos aprovechaban para darme una nalgada o yo les restregaba mis senos.

Desde entonces formamos un excelente trío, ya les contaremos otras anécdotas al respecto en otro relato.

Atte. Mancornadora y cornudo continuara…

Leer relato anterior: Induje a mi esposa a probar otra verga 2

Compartir en tu redes !!
AlfredoTT
AlfredoTT
Relatos: 4236